Compartir

Síndrome de la neurosis de guerra: qué es, síntomas, causas y tratamiento

 
Por Gianluca Francia. 22 octubre 2020
Síndrome de la neurosis de guerra: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Los primeros estudios que se centraron en los efectos que el estrés traumático puede tener en las personas, se remontan a la Primera Guerra Mundial y, en particular, a la atención prestada a las reacciones de los oficiales y soldados reclutados, que presentaban estados de ansiedad, depresivos, problemas cardíacos y miedos. De hecho, el conflicto aún no había concluido completamente que los psicoanalistas, en un congreso celebrado en Budapest en septiembre de 1918, hablaban de un problema médico que había surgido al tratar a los soldados en el frente: la neurosis de guerra. Con este artículo de Psicología-Online veremos en detalle qué es el síndrome de la neurosis de guerra, sus síntomas, las causas y los posibles tratamientos de la época.

Qué es el síndrome de la neurosis de guerra

La neurosis de guerra, también conocida como la locura de trinchera, la enfermedad del soldado o síndrome del soldado, no es más que uno de los primeros nombres con los que se definió el actual trastorno de estrés postraumático: históricamente, el término neurosis de la guerra fue eliminado en la edición de 1968 del DSM-II para luego ser reintroducido algunos años más tarde como "Síndrome de Post-Vietnam", hasta que, en 1980, el DSM-III introdujo precisamente el concepto de trastorno de estrés postraumático, aplicando este término no solo a las neurosis de guerra, sino a toda una serie de acontecimientos catalogados como traumáticos.

Causas de la neurosis de guerra

Los horrores y las atrocidades de la Primera Guerra Mundial acabaron causando graves daños incluso a la psique de los combatientes: la dimensión global de este conflicto y su naturaleza estática hicieron que la tasa de problemas psíquicos entre las tropas permaneciera constantemente alta. Durante la Primera Guerra Mundial se identificaron cuatro entidades clínicas:

  1. La hipnosis de batalla, se caracteriza por el estado casi hipnótico de estupor reportado por los supervivientes de las primeras batallas en territorio belga.
  2. La obusite o "viento de la granada", se refiere a los soldados lanzados al aire desde la explosión de las bombas o cubiertos por la tierra siempre después de la explosión; la comunidad psiquiátrica internacional reconocerá inmediatamente este síndrome llamándola con la expresión inglesa "shell-shock".
  3. Ansiedad por neurastenia.
  4. La histeria de guerra, que define un cuadro clínico muy amplio que comprende las crisis motoras, las amnesias, las falsas ceguera, el mutismo, los tic, las falsas anestesias y parálisis, las tartamudez.

En 1918, todos los estados patológicos descritos hasta ahora se agruparán bajo la etiqueta de "neurosis de guerra" o, mejor dicho, "psiconeurosis de guerra", para subrayar que su patogénesis es de origen psíquico. Debemos esta definición al médico alemán Honigman, el primero en acuñar en 1907 el término "neurosis de guerra" (kriegsneurose), también conocido como locura de trinchera y síndrome del soldado.

Síntomas de la neurosis de guerra

¿Cómo se manifiestan concretamente estas neurosis de guerra? Se sugirió que los síntomas se debían a la fuerte estimulación sensorial asociada al fragor de las explosiones, y más tarde se empezó a notar que algunos soldados desarrollaban los mismos síntomas, sin haber estado implicados en incidentes y explosiones particulares: bajo la definición de "shock por bombardeo", por lo tanto, se agrupaban las diversas experiencias psiquiátricas generadas por los combates, cuyos síntomas iban desde la parálisis y el vagar sin destino hasta la incontinencia urinaria e intestinal. A los primeros síntomas, mutismo y apatía, hay que añadir formas graves de angustia, amnesia, manías de persecución e hipersensibilidad a los ruidos (al mínimo sonido repentino muchos internados asumen posiciones de defensa, como si se encontraran en la inminencia de un ataque).

Según los informes de muchos veteranos, existe la sensación de estar atrapados: por un lado, la muerte a manos del enemigo y, por otro, en caso de fuga, la muerte a manos del tribunal militar. La pesadilla de una muerte siempre al acecho, el ruido ensordecedor de las bombas, la luz cegadora de las bengalas y de los cohetes provocaban alucinaciones, disfunciones motoras, pérdidas de control y extravíos psíquicos.

Por lo tanto, la neurosis de guerra parece convertirse -analíticamente hablando- en una huida de una situación insoportable: es una especie de último recurso para ese instinto de supervivencia enterrado bajo la autoridad represiva de la vida militar.

Freud y la neurosis de guerra

Sigmund Freud deja algunas consideraciones importantes en la introducción al libro Psicoanálisis de las neurosis de guerra y en un Memorándum sobre el tratamiento eléctrico de los neuróticos de guerra, donde describe las neurosis de guerra como neurosis traumáticas, facilitadas por un conflicto preexistente en el Yo. Según Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, en el estado traumático de la guerra el Yo siente un peligro para sí mismo, provocado por un nuevo Yo, el belicoso del soldado, que lo pone ante la muerte; y de este enemigo interior se defiende refugiándose en una neurosis traumática. La guerra obligaba a Freud a reconsiderar el elemento ambiental, el peso de la realidad externa en el origen del sufrimiento psíquico, rediseñando así el perfil del trauma desplazando el acento sobre el mundo exterior, después de que fatigosamente lo había llevado al interno.

Tratamiento de la neurosis de guerra

Los enfermos de la Primera Guerra Mundial, acusados de cobardía y traición, llamados cruelmente "tontos de guerra", eran llevados a los manicomios donde se encontraban con psiquiatras que, además de no saber cómo hacer frente a una patología hasta entonces desconocida, a menudo aplicaban terapias rápidas (casi siempre electroshock) con un único objetivo: retrasar, incluso devolver, en el menor tiempo posible a los soldados al frente para luchar.

¿Qué hacer, entonces, con los hombres afectados de parálisis, amnesia, temblores y otros síntomas más, pero en ausencia de lesiones orgánicas? Los pocos médicos que siguieron una orientación analítica recogieron en la neurosis de guerra los síntomas de un conflicto interior y con la ayuda de la hipnosis trataron de curar a los pacientes, haciendo surgir los acontecimientos desencadenantes.

Pero, más que enfermos de verdad, a los ojos de los especialistas de la época parecían astutos simuladores, y la terapia a la que eran sometidos en su mayoría era un "doloroso tratamiento eléctrico". El tratamiento disciplinario era similar en los ejércitos de los diferentes países y se basaba en la administración de descargas eléctricas, gritos, aislamiento, restricciones alimentarias, amenazas... Desde un punto de vista militar, el neurótico era tratado como un cobarde que escapaba a sus deberes de ciudadano. El propósito de esta inhumana cura era forzar al enfermo a abandonar su enfermedad, que le había garantizado el alejamiento del frente, induciéndole un miedo aún peor que la electricidad; pero incluso cuando el tratamiento tenía éxito, una vez vuelto al frente, sometido al fuego de los enemigos y a la vida insoportable de la trinchera, el enfermo tenía una recaída.

En este artículo hablamos sobre el tratamiento actual del trastorno de estrés postraumático.

Síndrome de la neurosis de guerra: qué es, síntomas, causas y tratamiento - Tratamiento de la neurosis de guerra

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome de la neurosis de guerra: qué es, síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Castelletto, A. (2018). Gli altri feriti: la “nevrosi di guerra” e le vittime dimenticate del primo conflitto mondiale. Recuperado de: https://parentesistoriche.altervista.org/nevrosi-grande-guerra/
  • Crocq, L. (2012). Il trauma: storia di un concetto e del suo significato. Psicologia dell’Emergenza e dell’Assistenza Umanitaria, 9:6-21.
  • Di Domenico, P. (2014). Breve storia della Prima Guerra Mondiale. Vol. 5: L’orrenda carneficina. Bolonia: Area51.
  • Fiocchi, C. (2014). Un’esplosione di nevrosi: fuga nella follia. Recuperado de: https://aulalettere.scuola.zanichelli.it/come-te-lo-spiego/unesplosione-di-nevrosi-fuga-nella-follia/
  • Girmenia, E. (2013). Il complesso di Abramo. Psicologia della guerra moderna e dello scontro di civiltà. Roma: Armando Editore.
  • Morosi, S., Rastelli P. (2017). “Il sorriso della follia”: il soldato sotto shock. Recuperado de: https://pochestorie.corriere.it/2017/10/19/il-sorriso-della-follia-il-soldato-sotto-shock/
  • Tagliaferro, G. (2017). Conosci te stesso. Elementi di psicologia. Roma: Armando Editore.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síndrome de la neurosis de guerra: qué es, síntomas, causas y tratamiento
1 de 2
Síndrome de la neurosis de guerra: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba