menu
Compartir

Neurosis depresiva: qué es, síntomas y tratamiento

 
Por Iván Piquero. Actualizado: 12 abril 2021
Neurosis depresiva: qué es, síntomas y tratamiento

Los trastornos depresivos son uno de los grupos de trastornos más prevalentes, es decir, que más afectación tienen entre la población. Según la Organización Mundial a la Salud, afectan a más de trescientos millones de personas en el mundo y son la principal causa mundial de discapacidad.

La gravedad de la depresión puede extenderse incluso a la aparición de conductas suicidas, por lo que se trata de un problema de especial importancia. Afortunadamente, existen tratamientos que se han mostrado eficaces para los trastornos depresivos.

Uno de estos trastornos depresivos es la neurosis depresiva, término que aunque se ha quedado obsoleto, engloba un cuadro patológico que sigue apareciendo en nuestra sociedad. En este artículo de Psicología-Online, hablaremos sobre la neurosis depresiva: qué es, síntomas y tratamiento.

Qué es la neurosis

William Cullen, médico escocés, utilizó el término neurosis para referirse a las afectaciones que parecían tener causa en problemas del sistema neurológico aunque no tuvieran causa orgánica.

Por otro lado, la Asociación Americana de Psiquiatría define la neurosis como el conjunto de trastornos mentales que tienen como característica la presencia de ansiedad significativa u otros síntomas emocionales de angustia como los siguientes:

  • Miedos persistentes e irracionales.
  • Actos compulsivos.
  • Estados disociativos.
  • Reacciones somáticas y depresivas.

La misma organización indica que en psicoanálisis la neurosis se refiere, generalmente, a métodos exagerados e inconscientes del individuo de hacer frente a los conflictos internos y a la ansiedad que se deriva de ellos. A continuación, nos centramos en un tipo de neurosis, la neurosis depresiva. Veremos qué es, sus síntomas y cómo tratarla.

Qué es la neurosis depresiva

Las definiciones de neurosis expuestas anteriormente, junto a la etiqueta “depresiva”, nos llevan a pensar que la neurosis depresiva se refiere a la aparición de síntomas depresivos sin una causa orgánica.

El término neurosis depresiva se ha reemplazado por el de distimia, o trastorno depresivo persistente o recurrente, en las últimas versiones de las principales manuales diagnósticos DSM-5 (Asociación Americana de Psiquiatría)[1] y CIE-11 (Organización Mundial de la Salud)[2].

La distimia se puede referir, según la Asociación Americana de Psiquiatría, a un bajo estado de ánimo cuya severidad es media o moderada. También puede hacer referencia al trastorno distímico en el que los síntomas son más duraderos, pero menos graves que en el trastorno de depresión mayor.

Síntomas de la neurosis depresiva

Los síntomas de la neurosis depresiva, actualmente llamada distimia, o trastorno depresivo persistente serían los siguientes:

  • Estado de ánimo deprimido: esta tristeza ha de estar presente un mínimo de dos años en adultos y un año en niños y adolescentes para poder realizar el diagnóstico. Hay que tener en cuenta que la tristeza se puede manifestar como irritabilidad en la población infantojuvenil.
  • Trastornos alimenticios: esta se encontraría afectada por exceso (sobrealimentación) o por defecto (poco apetito).
  • Alteración del sueño: puede estar alterado por exceso (hipersomnia) o por defecto (insomnio). Si te ocurre, no te pierdas este artículo con pautas de la higiene del sueño.
  • Fatiga: la persona experimenta fatiga o poca energía.
  • Baja autoestima. En este artículo, te contamos cómo mejorar la autoestima.
  • Dificultades en la concentración es otra de las características de la neurosis depresiva. Descubre estrategias para mejorar la concentración.
  • Dificultades en la toma de decisiones: otro de los síntomas de una persona con neurosis depresiva es la incapacidad de decidir.
  • Se encuentran presentes sentimientos de desesperanza.
  • Enlentecimiento cognitivo: lentitud a la hora de pensar y hablar.
  • Apatía: una alteración de la mnotivación que produce desinterés e indiferencia. En el siguiente artículo, encontrarás más información sobre qué es la apatía.
  • Abulia: falta de voluntad e iniciativa para realizar una acción o una actividad. Aquí puedes ver más sobre qué es la abulia.
  • Baja autoestima: una imagen negativa de si mismo o misma. Aquí puedes leer las Características de personas con autoestima baja.

Causas de la neurosis depresiva

Aunque se citan, a continuación, las hipótesis tradicionales, psicológicas y biológicas, lo cierto es que la causalidad de la depresión debería ser vista desde una perspectiva biopsicosocial y considerar que no hay una única causa detrás de su aparición. Las principales causas de la neurosis depresiva son:

  • Hipótesis biológicas: buscan el origen fundamentalmente en causas genéticas, anomalías en los sistemas de neurotransmisión y problemas endocrinos. Descubre qué neurotransmisores están implicados en la depresión.
  • Hipótesis psicológicas: la causa explicada a través de la perspectiva psicodinámica, la explicación conductual centrada en aspectos como la disminución de refuerzos positivos y las explicaciones cognitivas donde encontramos la teoría de Beck y la teoría de la indefensión aprendida.

Tratamiento de la neurosis depresiva

Dado que la causa de la neurosis depresiva, distimia o trastorno depresivo persistente es multifactorial, el tratamiento también debe atender a todas estas áreas. Siguiendo a Carrobles, J.A.[3], a continuación, citamos los tratamientos utilizados en el tratamiento de la depresión.

Terapias médicas y/o psiquiátricas

Uno de los tratamientos para la neurosis depresiva son la terapias médicas y/o psiquiátricas. Veamos cuáles son:

  • Terapia farmacológica: sobre todo antidepresivos que actúan sobre los neurotransmisores serotonina, dopamina y noradrenalina.
  • Estimulación cerebral con terapia electroconvulsiva: consistente en la administración de pequeñas descargas eléctricas. En el siguiente artículo, encontrarás más información sobre la terapia electroconvulsiva.
  • Nuevas técnicas de estimulación cerebral como la estimulación magnética transcraneal o terapia magnetoconvulsiva.
  • Administración de litio.

Terapia cognitivo conductual

La terapia cognitivo conductual se ha mostrado eficaz para el tratamiento de la depresión. Esta terapia agrupa una serie de técnicas que el terapeuta elegirá en función de cada caso y de forma individualizada. Entre ellas encontramos:

  • Activación conductual-programa de actividades agradables.
  • Entrenamiento en habilidades sociales.
  • Terapia de autocontrol de la depresión.
  • Terapia de solución de problemas.
  • Terapia conductual de pareja.
  • Terapia cognitiva de la depresión de Beck.
  • Programa de afrontamiento de la depresión (Lewinsohn).

En este artículo, encontrarás más información sobre la terapia cognitivo conductual para tratar la depresión.

Terapia interpersonal

La terapia interpersonal también cuenta con evidencia suficiente sobre su eficacia en el tratamiento de la neurosis depresiva. Se trata de una terapia estructurada mediante fases y objetivos y, concretamente, está basada en aspectos psicosociales.

Terapia psicodinámica y terapia sistémica

En cuanto a la terapia psicodinámica y terapia sistémica, cabe destacar que estas se encuentran en fase experimental. Esto no significa que no sean eficaces, simplemente aún no se ha demostrado experimentalmente sus efectos en la neurosis depresiva.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Neurosis depresiva: qué es, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias
  1. Asociación Psiquiátrica Americana (2014). DSM-5. Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5-Breviario. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  2. Organización Mundial de la Salud (OMS) (2018) Clasificación Internacional de Enfermedades, 11.a revisión. Recuperado de https://icd.who.int/es
  3. Carrobles, J.A. (2014) Trastornos Depresivos. En Caballo, V.E., Salazar, I.C. Y Carrobles, J.A. (2014) Manual de Psicopatología y Trastornos Psicológicos. Madrid. Pirámide.
Bibliografía
  • Gómez, G. (2008). Freud: enfermedades nerviosas, angustia y estrés. O del estatuto del cuerpo implicado en las dolencias del sujeto. Affectio Societatis. 5 (9) Recuperado a partir de https://revistas.udea.edu.co/index.php/affectiosocietatis/article/view/5330
  • Organización Mundial de la Salud (2020) Depresión. Datos y cifras. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression
  • Rivera Salazar, J.L., Murillo Villa, J.A. y Sierra Rubio, M.A. (2007). El concepto de neurosis de William Cullen como revolución científica. Enseñanza e Investigación en Psicología. 12 (1), 157-178.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Neurosis depresiva: qué es, síntomas y tratamiento
Neurosis depresiva: qué es, síntomas y tratamiento

Volver arriba