Compartir

Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases

Por Anna Badia Llobet, Psicóloga y editora. Actualizado: 15 abril 2019
Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases

¿Quién fue Sigmund Freud? Sigmund Freud es el psiquiatra más famoso y un gran investigador en el terreno de la mente humana. Fue un médico neurólogo, de origen austriaco y judío. Freud se atrevió con innovadoras teorías basadas en la sexualidad, desentrañando el misterio de las neurosis y relacionándolas con los traumas sexuales. Es el autor que dio significado a términos de tal calibre como represión, inconsciente o Superyó.

Actualmente, Sigmund Freud es considerado el padre del psicoanálisis y una de las figuras más influyentes del pensamiento contemporáneo. Si quieres saber quién fue Sigmund Freud y qué representa para la psicología, sigue leyendo este artículo Sigmund Freud: biografía y su teoría del psicoanálisis. ¿Damos un paseo por la interesante biografía de Sigmund Freud? ¡Vamos!

También te puede interesar: Viktor Frankl: biografía y libros

Biografía de Sigmund Freud

El inicio de la historia de Sigmund Freud

La historia de Sigmund Freud empieza con el Dr. Joseph Breuer, una de las grandes influencias de Freud. Breuer tuvo una paciente, Anna O., quien fue la cuidadora principal de su padre enfermo durante gran parte de su vida. Cuando falleció su padre, Anna O. empezó a mostrar una serie de síntomas extraños que iban desde el rechazo a la comida hasta las parálisis parciales, pasando por alucinaciones visuales. Después de las exploraciones médicas correspondientes, se determinó que dichos síntomas, a pesar de parecer físicos, no tenían ninguna causa orgánica demostrable. Otros de los síntomas mostrados por la paciente eran fantasías infantiloides, cambios drásticos de estado de ánimo e intentos de suicidio. Breuer diagnosticó el caso de histeria.

Once años después, Breuer y su ayudante, Freud, volcaron su teoría de la histeria en un libro. La teoría explicaba que la histeria se consideraba resultado de un trauma que no podía ser aceptado por la persona que lo había sufrido. Las emociones que desataría esa situación traumática quedaban reprimidas y se expresaban mediante síntomas conductuales o físicos. En dichos casos, cuando el paciente llegaba a entender y aceptar el trauma y origen de los síntomas, estos desaparecían.

La paciente Anna O. iba mejorando poco a poco sus síntomas con el tratamiento de Breuer, pero la paciente parecía estar enamorándose de él. Entonces, por cuestiones personales, Breuer tuvo que interrumpir el tratamiento. Más tarde, Freud llegó hasta el fondo de la cuestión postulando abiertamente que tras las neurosis histéricas había un deseo sexual.

Biografía de Sigmund Freud

Sigmund Freud nació el 6 de mayo de 1856 en Freiberg, una ciudad alemana. Hijo de un comerciante de lana y una joven vivaz de 21 años. Tenía 2 hermanastros por parte de padre y otros 6 hermanos. Sus padres tenían una diferencia de edad de 20 años. Freud recibió una educación tradicional judía, aunque no fue judío practicante.

En 1860, cuando Freud tenía unos 3 años, su familia se trasladó a Leipzig y un año después se mudó a Viena, ciudad en la que Freud se quedaría prácticamente toda su vida. Sus padres atravesaron malos momentos económicos, pero siempre se preocuparon de la educación de su hijo.

Sigmund Freud era un buen estudiante que en 1873, con 17 años, consiguió una plaza en la escuela de medicina de la Universidad de Viena. Algo que no era tan sencillo, en esos momentos, para un joven judío en la capital de Áustria. En el Instituto de Fisiología de Ernst von Brücke, en 1882, se apasionó por la fisiología y la investigación con su profesor, quien creía que el funcionamiento del organismo se podía explicar mediante las fuerzas físico-químicas. Freud era muy bueno en la investigación de la neurofisiología, incluso fue uno de los pioneros en postular la utilización terapéutica de la cocaína. Su profesor, Brücke, le ayudó a obtener una beca para estudiar con el psiquiatra Charcot en el hospital de la Salpêtriere de París y con Bernheim en Nancy. Quienes eran dos grandes científicos que investigaban la hipnosis como un tratamiento para pacientes con histeria.

Tras completar su formación como residente de neurología, Freud regresó a Viena. En 1882, empezó a trabajar en el Hospital general de Viena. Posteriormente, en 1886, abrió su propia consulta de neuropsiquiatría con la ayuda de Joseph Breuer. Empezó a tratar la histeria mediante la hipnosis y la catarsis, tal como había aprendido de su mentor Breuer en el tratamiento de Anna O. Ese mismo año, contrajo matrimonio con su prometida Marta Bernays. Con ella tuvo 5 hijos, entre ellos Anna Freud.

En 1889 asistió al Primer Congreso Internacional de Hipnotismo. Freud estaba cada vez más enfocado en las "enfermedades de los nervios" y el autoanálisis.

Entre 1895 y 1900, Freud abandonó la hipnosis y la catarsis y desarrolló una nueva técnica: la asociación libre. Dicha técnica consistía en animar a las pacientes a verbalizar cualquier producto de la mente, sin censura. Con ella, mejoraban los síntomas de las pacientes con histeria.

En 1899, se publicó una de sus obras más relevantes: La interpretación de los sueños. Iniciando así una disciplina teórica y práctica en torno a la mente humana: el psicoanálisis.

En 1902, obtuvo su título de profesor extraordinario y el reconocimiento como el creador del psicoanálisis. Se ganó la reputación como curador de la histeria. También empezaron las reuniones semanales de la Sociedad Psicológica, donde se reunían intelectuales para compartir ideas. Sigmund Freud fue invitado por G. Stanley Hall en 1908 a Estados Unidos con el objetivo de que Freud ofreciera una serie de conferencias para divulgar el psicoanálisis.

Freud, con su trabajo y sus obras, adquirió fama y muchos seguidores, que más tarde formarían el movimiento psicoanalítico. Freud rechazaba a los que no estaban de acuerdo con sus teorías, estableciendo rivalidad entre diferentes escuelas de pensamiento. Freud era un hombre metódico y rígido en cuanto a sus costumbres, le gustaba comer a la 1 en punto, pasear y visitar el Museo Histórico de Arte.

Freud desarrolló cáncer maxilobucal, motivo por el cual fue operado hasta en 33 ocasiones. Dicha enfermedad le provocaba dificultades auditivas y le afectaba en la capacidad del habla. Sin embargo, continuó trabajando y escribiendo durante toda su vida.

Viena era una ciudad católica, por lo que las teorías sobre la sexualidad de Freud supusieron un gran escándalo. Sin embargo, no fue eso lo que le impulsó a marcharse justo antes de la Segunda Guerra Mundial, sino la poca seguridad que ofrecía Viena para los judíos. Fue entonces cuando Freud, convencido gracias a Marie Bonaparte, emigró a Inglaterra, instalándose en Londres.

Sigmund Freud murió en Londres el 23 de septiembre de 1939 del cáncer que se le había diagnosticado en 1923. Su legado sigue vigente en la actualidad.

Anna Freud, su hija, continuó sus estudios y sus teorías sobre la psicología infantil. Anna Freud fue una reconocida psicoanalista, especialmente, en el campo del desarrollo psicológico.

Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases - Biografía de Sigmund Freud

Freud y el psicoanálisis

Sigmund Freud se conoce como el fundador del psicoanálisis, una corriente de la psicología.

Qué es el psicoanálisis

El psicoanálisis es una corriente de la psicología que se basa en teorías sobre la mente humana. Esta teoría ofrece un modelo de funcionamiento de la mente y una terapia basada en ese modelo. El psicoanálisis parte de la idea de que tenemos una gran parte de la mente que es inconsciente y sigue con las partes de la identidad (Yo, Ello y Superyó).

Actualmente, el psicoanálisis no forma parte de las ramas de la psicología científica. Ha sido ampliamente refutado, ya que carece de validación científica.

El método psicoanalítico de Freud

Sigmund Freud desarrolló el método psicoanalítico, que consiste en provocar la liberación de lo reprimido para que pueda ir a la consciencia. El principal procedimiento del método psicoanalítico de Freud es el método de las asociaciones libres. Este método se basa en la idea de que la actividad psíquica está influenciada por impulsos inconscientes y preconscientes. Consiste en dejar vagar la mente libremente y explicar todo lo que venga a la consciencia. El objetivo que se persigue es hacer conscientes hechos inconscientes perturbadores que son la causa del malestar.

Otro procedimientos del método psicoanalítico de Freud es el estudio de los actos fallidos. Este consiste en tener en cuenta e interpretar los actos fallidos, que son actos imprevistos que escapan el control consciente. Ejemplos de actos fallidos son equivocaciones en el discurso, en la lectura o la escritura.

Otro procedimiento es la interpretación de los sueños. Según Freud, los sueños revelan de forma simbólica los impulsos instintivos, deseos inconscientes reprimidos o insatisfechos.

Sigmund Freud: teoría

Sigmund Freud popularizó los conceptos consciente e inconsciente, entendiendo la mente consciente como aquella que se da cuenta de sus pensamientos, mientras que la mente inconsciente, la parte más grande, es la que incluye todo aquello que no es accesible a la consciencia, como instintos, impulsos o traumas. También existe el preconsciente, aquello que somos capaces de recordar, es decir, lo que podemos traer a la consciencia.

El inconsciente psicológico es el punto de partida de la teoría de Freud. Según él, el contenido de la mente inconsciente es el origen de nuestras motivaciones, motivaciones que tenemos tendencia a negar o resistir. Aquí entra en juego la censura, adquirida mediante la educación. Dichos impulsos y motivaciones del inconsciente aparecen de forma disfrazada. Las 3 fuerzas (consciente, insconsciente y censura) tienen relaciones dinámicas. De la combinación entre ellas depende la personalidad.

El Ello, el Yo y el Superyó

En primer lugar, el Ello. El Ello, para Sigmund Freud, es el cuerpo y el sistema nervioso, destinado a satisfacer nuestras necesidades como el hambre, la sed, el sexo y la evitación del dolor. El Ello traduce las necesidades del cuerpo en motivaciones, para Freud, las pulsiones o deseos. La transformación de necesidad a deseo se llama proceso primario. El propósito del ello es preservar el principio de placer, es decir, atender a las necesidades biológicas. Para Freud, un bebé es prácticamente Ello. El Ello está compuesto por los instintos y lo reprimido, estos influyen en el pensamiento y la conducta. Cuando una necesidad no está satisfecha, por ejemplo, tenemos hambre, esta empieza a llamar la atención cada vez más. Eso sería el deseo irrumpiendo en la consciencia.

En segundo lugar, el Yo. El Yo es la parte consciente. Dicha parte emerge desde el Ello y se moldea por la influencia del mundo exterior. El Yo es una parte más racional que actúa como intermediario entre el Ello y el mundo exterior. Permite frenar los impulsos del Ello y dar respuesta a las exigencias del entorno. Según Sigmund Freud, el Yo se rige por el principio de realidad, que tiene como objetivo que la conducta de la persona se adapte al medio. El Yo decide si satisface o no los impulsos del Ello. Cuando el Yo no satisface los impulsos del ello, se genera la represión.

Por último, el Superyó. El Superyó se forma por la influencia de los padres y otros educadores. Es el aspecto moral que tiene en cuenta las exigencias y las normas interiorizadas durante la educación. El Superyó es la conciencia moral y su función es reprimir los impulsos que no correspondan con los principios éticos.

La teoría de la personalidad de Freud dice que la personalidad corresponde con el Yo y surge de los reclamos del Ello y la represión del Superyó.

Los mecanismos de defensa

Los mecanismos de defensa, según la teoría psicoanalítica de Freud, son estrategias inconsistentes que sirven para evitar, negar o distorsionar pensamientos que producen ansiedad. Freud propuso diversos mecanismos de defensa, como por ejemplo: negación, represión, formación reactiva, regresión, proyección, racionalización, compensación y sublimación.

Las pulsiones en la teoría de Freud

Las pulsiones, en la teoría de Freud, son las tensiones debidas a las necesidades del Ello que ejercen presión para que se actúe. Distingue dos instintos básicos y opuestos:

  • Eros, la pulsión de vida o instinto de amor. Esta pulsión tiene como objetivo garantizar la supervivencia, generar uniones y satisfacer las necesidades. Busca el placer y obtener gratificación.
  • Thanatos, pulsión de muerte o instinto de destrucción. Esta pulsión representa el deseo inconsciente de muerte, de regresión y disgregación.

La teoría psicosexual de Freud

Según Sigmund Freud, los factores sexuales son decisivos. Con sus estudios encontró que lo sexual tenía una gran importancia. Por ello, el desarrollo psicosexual es un elemento central de la teoría de Freud.

La teoría psicosexual de Freud sostiene que los instintos producen una energía psicológica a la que llama libido y que dicha libido se desarrolla durante 5 etapas. Las etapas de Freud son las siguientes:

  • Etapa oral. Del nacimiento al primer año, el foco de satisfacción se encuentra en la boca. El placer se obtiene a través de la succión. Si existe escasa o demasiada gratificación de este deseo, se puede producir una fijación psicológica que daría lugar a una personalidad con rasgos pasivos, crédulos, inmaduros y pesimistas.
  • Etapa anal. De los 18 meses a los 3 años, el placer se encuentra en el ano. El placer se obtiene expulsando y reteniendo las heces. Un estricto entrenamiento en el control de esfínteres puede influir en la personalidad del niño con rasgos autodestructivos y osbtinados.
  • Etapa fálica. De los 3 a los 6 años, se empiezan a descubrir los genitales. En esta etapa es cuando pueden formarse el complejo de Edipo y el complejo de Electra. Si la gratificación no es suficiente, se pueden desarrollar rasgos de personalidad como egoísmo, vanidad y timidez.
  • Etapa de latencia. De los 6 a los 12 años, se pierde el interés en lo sexual y se consolidan los rasgos de personalidad previamente desarrollados.
  • Etapa genital. Desde la pubertad hasta la edad adulta, el interés sexual se encuentra en la zona erógena.

La repercusión de su investigación y la importancia de sus teorías siguen vigentes hoy en día.

Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases - Sigmund Freud: teoría

Sigmund Freud: libros

Sigmund Freud estuvo muy interesado en dejar por escrito sus estudios y descubrimientos, donde podemos encontrar las teorías del psiquiatra. A continuación, mostramos una lista con los más relevantes libros de Sigmund Freud:

  • Estudios sobre la histeria (1895)
  • La interpretación de los sueños (1899)
  • Psicopatología de la vida cotidiana (1901)
  • Tres ensayos para una teoría sexual (1905)
  • Tótem y Tabú (1913)
  • Introducción del narcisismo (1914)
  • Introducción al psicoanálisis (1917)
  • Más allá del principio del placer (1920)
  • El Yo y el Ello (1923)
  • Inhibición, síntoma y angustia (1926)
  • El porvenir de una ilusión (1927)
  • El malestar en la cultura (1930)

Frases de Freud

Sigmund Freud tuvo mucha repercusión por sus estudios y el impacto que tuvieron. Gracias a su ingenio, Freud dejó algunas frases célebres que se siguen utilizando. Algunas de las frases de Sigmund Freud más conocidas son las siguientes:

  • "Tú estás bien porque no hemos puesto nombre a lo tuyo."
  • "Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla."
  • "Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo."
  • "He sido un hombre afortunado en la vida: nada me resultó fácil."
  • "Lo mejor es enemigo de lo bueno."

Biografía de Sigmund Freud: resumen

A continuación, aparece un resumen de la biografía de Sigmund Freud con las fechas más relevantes. Un esquema de la vida de Freud perfecto para estudiar.

Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases - Biografía de Sigmund Freud: resumen

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biografías.

Bibliografía
  • Boeree, C. G. (2006). Sigmund Freud 1856-1939.
  • Freud, S., & Rosenthal, L. (1998). Esquema del psicoanálisis. Debate.
  • Galende, E. (1991). Psicoanálisis y salud mental. Paidós.
  • Jones, E., Trilling, L., Marcus, S., Carlisky, M., & Tembleque, J. C. (1970). Vida y obra de Sigmund Freud.
  • Miriam, G. G. Personalidad y teorías de la personalidad.
  • Puner, H. W., & Sarró, R. (1951). Freud: su vida y su mente. Luis Miracle.
  • Steadman, R., & Gattégno, J. (1979). Sigmund Freud. Paddington Press.
  • Zweig, S. (1933). Sigmund Freud. Ediciones Argentinas Cóndor

Escribir comentario sobre Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
Maria del mar
Apasionante el psicoanálisis muy bueno
Su valoración:
pilar
Muy completo, gracias por la informacion
Su valoración:
M. Carmen
Excelente artículo, muy interesante.
Anna Badia Llobet (Editor/a de Psicología-Online)
Hola M. Carmen,
Me alegra que te parezca interesante. Si te ha gustado la biografía de Freud, te recomiendo también la de Fromm: https://www.psicologia-online.com/erich-fromm-biografia-teoria-y-libros-4445.html
Saludos.

Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases
1 de 5
Sigmund Freud: biografía, teoría del psicoanálisis, libros y frases

Volver arriba