Compartir

Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento

 
Por Nerea Babarro Rodríguez. 10 mayo 2019
Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento

Las personas que padecen alguno de los trastornos de la personalidad se caracterizan por mostrar, de forma duradera, un patrón de comportamientos, emociones y pensamientos que rompen con lo que se espera social y culturalmente hablando. Los trastornos de la personalidad afectan a distintos ámbitos de la vida diaria de las personas que lo padecen, como en las relaciones sociales, el mundo laboral, etcétera. El trastorno de la inestabilidad emocional de la personalidad es uno de los trastornos de la personalidad que podrás conocer en este artículo de Psicología-Online: trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Trastornos de la personalidad: egocentrismo

Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: Cie 10

El trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad lleva este nombre en el Cie 10 (clasificación de trastornos mentales y del comportamiento), pero en el DSM-5 (manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) este trastorno es equivalente al llamado trastorno límite de la personalidad. En general, el DSM-5 define el trastorno límite de la personalidad como aquel que se caracteriza por una acentuada impulsividad y por un patrón de inestabilidad en las relaciones interpersonales, en la propia imagen y en los afectos.

En cambio, el Cie 10 entiende el trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad como aquel trastorno en el que se da una predisposición acentuada a actuar de forma impulsiva y sin tener en cuenta las posibles consecuencias que estos actos impulsivos puedan originar, dando lugar a una insuficiente planificación de los actos.

Qué es el trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad

Un trastorno de la personalidad es un conjunto de rasgos desadatpativos, es decir, una forma de pensar, sentid y actuar que no es sana para la persona o su entorno. En el patrón de comportamientos de las personas con trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad son muy frecuentes los arrebatos de ira y violencia, por lo que se muestran incapaces de controlar sus propios actos impulsivos. Pues esto fomenta las actitudes violentas, agresivas y explosivas. Además, cabe destacar que es frecuente que estas personas tengan un estado de ánimo inestable.

El hecho de que las personas que sufren este trastorno muestren tener un comportamiento agresivo, impulsivo e inestable, habitualmente les lleva a establecer conflictos con las personas que les rodean y dificultades para entablar relaciones sociales e interpersonales, ya sea porqué las demás personas procuran controlar o impedir estos actos, porqué deciden evitar a las personas que padecen este trastorno, entre otros.

Síntomas del trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad

A continuación presentamos algunos de los síntomas del trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad:

  • Comportamiento impulsivo.
  • Estado de ánimo inestable.
  • Inestabilidad emocional.
  • Escasa capacidad de planificación.
  • Otro síntoma del trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad es el comportamiento violento y la ira.
  • Dificultad para controlar sus impulsos.
  • Dificultades en las relaciones sociales e interpersonales.
  • Relaciones interpersonales inestables e intensas.
  • Comportamiento inestable.
  • Tienden a mostrar un comportamiento autodestructivo, ideación o intentos de suicidio.
Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento - Síntomas del trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad

Tipos de trastorno de la inestabilidad emocional de la personalidad

¿Cuántos tipos de este trastorno existen? Podemos distinguir dos tipos de trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: el de tipo impulsivo y el de tipo límite, que se explican a continuación.

Trastorno de la inestabilidad emocional de la personalidad: tipo impulsivo

El trastorno de tipo impulsivo se da cuando se cumplen todos los criterios generales de los trastornos específicos de la personalidad, siendo algunos de estos criterios malestar general, la forma de ser y de comportarse del individuo se aleja de las normas aceptadas y esperadas por la cultura, efectos negativos en distintos ámbitos (social, laboral…), entre otros.

Además, para poder asegurar que un paciente padece el tipo impulsivo de este trastorno, también se deben presentar, como mínimo, tres de los siguientes criterios, uno de los cuales debe ser obligatoriamente el segundo:

  • Predisposición a actuar de manera inesperada sin pensar en las posibles consecuencias.
  • Predisposición a presentar un comportamiento agresivo e impulsivo y predisposición a tener conflictos con las personas de su alrededor, sobre todo cuando estas personas procuran impedir o censurar los actos impulsivos.
  • Tendencia a presentar arrebatos de ira y violencia, dando lugar a una escasa capacidad para controlas sus propias conductas explosivas.
  • Dificultades para realizar actividades duraderas en el tiempo que no ofrezcan una recompensa inmediata.
  • Humor y estado de ánimo inestable.

Trastorno de la inestabilidad emocional de la personalidad: tipo límite

El trastorno de tipo límite se da cuando se cumplen los criterios generales de los trastornos específicos de la personalidad, algunos de ellos mencionados anteriormente. Pero al mismo tiempo, también se deben cumplir al menos tres de los criterios propios del tipo impulsivo y, además, se le deben sumar un mínimo de dos de los siguientes criterios específicos del tipo límite:

  • Alteraciones o confusión en relación a la imagen corporal de sí mismo, de los propios objetivos y de sus preferencias íntimas (incluidas las preferencias sexuales).
  • Facilidad para establecer relaciones intensas e inestables, que acostumbran a terminar en crisis emocionales.
  • Esfuerzos excesivos para evitar ser o sentirse abandonados.
  • Reiteradas amenazas o actos de autoagresión, así como ideación o intento de suicidio.
  • Sentimientos de vacío persistentes en el tiempo.

Tratamiento del trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad

Para poder realizar un adecuado tratamiento de este trastorno, se recomienda realizar un tratamiento que englobe el control de los impulsos y la impulsividad. Por lo que es habitual recurrir a las técnicas cognitivo-conductuales y a la terapia dialéctica conductual.

Mediante las técnicas cognitivo-conductuales lo que se pretende es enseñar a los pacientes técnicas de autocontrol, así como enseñarles a detectar señales que indiquen que pueda actuar de forma impulsiva, con la finalidad de poderlas controlar antes de que se desaten. También se procura fomentar y trabajar para un mayor control para distanciar los pensamientos y emociones de las conductas impulsivas que suelen aparecer de forma automática. Además, se procura potenciar la capacidad de los pacientes para modificar sus pensamientos y actitudes inadecuadas para poder relacionarse eficazmente con su entorno.

Así pues, la meta que se puede llegar a alcanzar con este tratamiento está relacionada con tener un mayor autocontrol, autoconfianza, pensamiento reflexivo, asertividad, funcionalidad, gestión de conflictos, evitar sentimientos de culpa y de vacío, entre otros.

Por otro lado, también resulta muy importante trabajar en relación a las conductas autodestructivas y la ideación de suicidio. Por ello es esencial recurrir a la terapia dialéctica conductual, porque permite trabajar las limitaciones de los pacientes en relación a las relaciones interpersonales, al control de las emociones y a la capacidad para controlar el sufrimiento. Así pues, desde este tipo de terapia, estas limitaciones se trabajan tanto a nivel grupal como individual.

Con la terapia dialéctica conductual lo que se pretende es, en un formato grupal, enseñar habilidades básicas y, de forma individual trabajar la motivación y realizar un seguimiento del paciente mediante llamadas telefónicas para dar apoyo y ayudarle a extrapolar las habilidades aprendidas a situaciones de su vida diaria. Además, el terapeuta procura apoyar y aceptar al paciente y fomentar su auto-aceptación, al mismo tiempo que intenta promover un cambio en la conducta del paciente. Por ello es importante que le terapeuta refuerce todos aquellos progresos y esfuerzos que realiza el paciente.

No obstante, es habitual emplear tratamiento terapéutico y farmacológico al mismo tiempo, por ello se recomienda acudir a profesionales de la salud para que puedan evaluar correctamente el caso concreto de cada paciente y poder realizar una combinación de tratamientos adaptada a cada situación.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • American Psychiatric Association. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. DSM 5. 5ª Edición. EEUU: Panamericana.
  • Aramburú, B. (1996). La terapia dialéctica conductual para el trastorno límite de la personalidad. Psicología Conductual, 4(1), 123-140.
  • World Health Organization (1994). Guía de bolsillo de la clasificación CIE10. Clasificación de los trastornos mentales y del comportamiento. Editorial Médica Panamericana, S.A.

Escribir comentario sobre Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento
1 de 2
Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad: síntomas y tratamiento

Volver arriba