Compartir

Trastorno de personalidad por evitación: síntomas, causas, características y tratamiento

 
Por Zoraida Luque. 21 enero 2020
Trastorno de personalidad por evitación: síntomas, causas, características y tratamiento

El trastorno de la personalidad por evitación impide el desarrollo normal de la vida del que lo padece. Si se detecta existe la posibilidad de tratarlo con la ayuda de un psicólogo, por eso desde Psicología-Online queremos ponerte al día sobre este trastorno para que aprendas a identificarlo y conozcas su tratamiento.

Síntomas del trastorno de la personalidad por evitación según el DSM V

Patrón dominante de inhibición social, sentimientos de incompetencia e hipersensibilidad a la evaluación negativa, que comienza en las primeras etapas de la edad adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cuatro (o más) de los hechos siguientes:

  1. Evita las actividades laborales que implican un contacto interpersonal significativo por miedo a la crítica, la desaprobación o el rechazo.
  2. Se muestra poco dispuesto a establecer relación con los demás a no ser que esté seguro de ser apreciado.
  3. Se muestra retraído en las relaciones estrechas porque teme que lo avergüencen o ridiculicen.
  4. Le preocupa ser criticado o rechazado en situaciones sociales.
  5. Se muestra inhibido en nuevas situaciones interpersonales debido al sentimiento de falta de adaptación.
  6. Se ve a sí mismo como socialmente inepto, con poco atractivo personal o inferior a los demás.
  7. Se muestra extremadamente reacio a asumir riesgos personales o a implicarse en nuevas actividades porque le pueden resultar embarazosas.

¿Tengo trastorno de la personalidad por evitación?

Si después de leer los síntomas del trastorno de la personalidad evasiva te surgen dudas acerca de si lo tienes, acude a un profesional cualificado (psicólogo o psiquiatra) para una correcta evaluación y posible diagnóstico y tratamiento.

Características del trastorno de personalidad por evitación

Las personas que presentan este trastorno tienen la creencia de que los demás los critican y los juzgan, por ese motivo evitan relacionarse, excepto con su familia más cercana y alguna persona de confianza por los que piensa que no serán rechazados.

Temen ser considerados inferiores a los demás y evalúan negativamente cualquier comportamiento hacia ellos. Por ejemplo, si ven a alguien sonriendo piensan que se ríen de ellos o si ve a varios hablando creen que hablan mal de él o ella. En el siguiente artículo se explican las causas del sentimiento de inferioridad.

Son desconfiados por miedo a que les dañen. Cuando conocen a alguien lo tantean buscando la confirmación de sus sospechas constantemente.

Al evitar relacionarse su actividad laboral se ve considerablemente afectada.

Rasgos del trastorno de personalidad por evitación

Según los cinco grandes rasgos o factores de la personalidad, las personas con trastorno de la personalidad por evitación presentan:

  • Alto neuroticismo
  • Baja extraversión
  • Alta apertura a la experiencia
  • Cordialidad
  • Escrupulosidad

Diferencia entre fobia social y trastorno de la personalidad por evitación

La diferencia fundamental entre los que padecen fobia social y los que presentan el trastorno que nos ocupa es que los primeros son conscientes de la irracionalidad de su fobia pero no la pueden controlar.

Los que tienen trastorno de la personalidad por evitación no se dan cuenta o incluso niegan que su miedo sea excesivo. Piensan que realmente son personas inferiores y que no merecen ser aceptados o amados.

Causas del trastorno de personalidad por evitación

Las causas del trastorno no están definidas claramente, pero se asocian continuamente a experiencias traumáticas de rechazo por parte de sus progenitores en la infancia o la adolescencia, bullying, maltrato psicológico y rechazo social.

Además está relacionado con la ansiedad, la timidez, la baja autoestima y escasas habilidades sociales.

Tratamiento del trastorno de personalidad por evitación

El tratamiento recomendado para este trastorno es el cognitivo-conductual. Es importante que se establezca una relación de confianza con el terapeuta para obtener buenos resultados. Es posible combinarlo con psicofármacos como los que se utilizan en la fobia social.

Cómo tratar un trastorno de personalidad por evitación

Al tener poco contacto social, las personas con un trastorno de personalidad por evitación pueden resultar intensas para quienes son de su círculo de confianza, por lo que es conveniente establecer unos límites y explicarles en caso de que sea necesario que necesitamos tiempo para nosotros mismos. Serán interesantes los siugientes consejos para ayudar a una persona con trastorno de personalidad por evitación:

  • Comprender el trastorno va a resultar crucial en nuestra relación. Debemos tener en cuenta que no es simplemente que sean tímidos o algo inseguros, sino que lo pasan realmente mal.
  • Sugerirles buscar grupos de apoyo y/o terapia psicológica y participar en su tratamiento puede ser de ayuda.
  • Ofrecerles planes para hacer juntos. Las actividades agradables y tu compañía resultarán beneficiosas.
  • Comenta sus cualidades positivas, ya que tienen una visión negativa de sí mismos.
  • Sé paciente y comprende que no está en tus manos cambiarle pero sí ayudarle y apoyarle en su proceso.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trastorno de personalidad por evitación: síntomas, causas, características y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • American Psychiatric Association (2014). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trastorno de personalidad por evitación: síntomas, causas, características y tratamiento
Trastorno de personalidad por evitación: síntomas, causas, características y tratamiento

Volver arriba