Compartir

Adicción al Cibersexo: tratamiento y detección

Adicción al Cibersexo: tratamiento y detección

El cibersexo (sexo virtual), es cuando se busca la estimulación o excitación sexual por medio de la conexión online (chatear, webcam, envío de mensajes con contenido sexual explícito) sin contacto físico con otra persona que generalmente es desconocida, o bien cuando se consulta en la red material de tipo sexual (fotos, vídeos, etc.).

La adicción al cibersexo afecta principalmente a clases socio-económicas medio-altas y como asegura el experto en sexología, “se instala más fácilmente en un cerebro adictivo y en una personalidad buscadora de sensaciones potentes. Es la adicción más negada por su rechazo social”.

También te puede interesar: El refuerzo comunitario en las adicciones

Qué es el Cibersexo

Existe controversia en cuanto este trastorno del cibersexo: Henkin defiende que no existe este trastorno y que el concepto de adicción sexual forma parte de las obsesiones antisexuales de la cultura. Carnes afirma que la diferencia entre la adicción y un patrón normal radica en que la adicción al cibersexo se manifiesta neuroquímicamente de forma similar que en otros adictos. Para que una conducta cumpla con el criterio de adicción, según Schneider, debe presentar 3 componentes básicos:

  • Compulsividad
  • Mantenimiento de la conducta
  • Obsesión por la actividad

Las razones por las que internet resulta adictivo son: la accesibilidad,el anonimato y el coste o comodidad (Cooper) Delmonico también considera los aspectos de aislamiento, fantasía, anonimato y coste Young sin embargo propone que los factores son anonimato, comodidad, escape mental o emocional

Evaluación y tratamiento del cibersexo

Evaluación

Para evaluar variables relacionadas con la adicción al cibersexo se utilizan instrumentos como "The internet sex Screening Test" Para evaluar la adicción a internet se utiliza el centrer for Online and Internet Addiction Para evaluar variables clínicas generales se utiliza el STAI de Spielbeger,el BDI de Beck,y el cuestionario de autoestima de Rosenberg.

Tratamiento

Earle y Osborn plantean que el tratamiento debe ser multidimensional y ajustado a las características de cada caso Putnam destaca la posibilidad de utilizar Internet tanto en la evaluación como en el tratamiento de este problema.

Señales de adicción al cibersexo

Es difícil detectar una adicción al cibersexo, ya que se tiende a negar el problema y a mentir si alguien intenta descubrirlo. Algunas de las siguientes señales podrían servir como “pista” para poder pensar que hay una conducta problemática relacionada con el sexo por Internet:

  • Estado de ánimo: Cambios inesperados de humor sin ningún motivo importante, irritabilidad si no puede conectarse… La persona también puede verse alterada emocionalmente por el sentimiento de vergüenza y culpa que experimenta al ocultar esta conducta reprobable.
  • Cambios en el patrón del sueño. Se quedan hasta altas horas de la madrugada chateando, por ejemplo, lo que provoca que durante el día tengan que dormir. Estos cambios también pueden llegar a producir dificultades de atención y concentración.
  • Aislamiento social y familiar. Dejar de hacer actividades de ocio que se hacían habitualmente con la familia y que antes resultaban placenteras.
  • Se centran en las relaciones virtuales, donde pueden dar “rienda suelta” a sus fantasías y dejan de lado las relaciones sexuales reales. Cada vez tienen menos relaciones sexuales en pareja y solo ven el cibersexo como fuente de gratificación.
  • Consecuencias graves debido a la conducta sexual. Pueden ser laborales (utilizar el ordenador profesional para practicar el cibersexo, conducta que puede llevar a un despido), económicas, de pareja, etc.
  • Intentar detener la conducta y no poder conseguirlo, aún sabiendo que habrá consecuencias negativas.
  • Consumo importante en cantidad de tiempo para poder obtener sexo a través del ordenador y necesidad de tener contactos cada vez de manera más frecuente.
  • Pensamientos continuos y anticipantes sobre la próxima conexión con la idea de encontrar sexo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Adicción al Cibersexo: tratamiento y detección, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología Clínica.

Escribir comentario sobre Adicción al Cibersexo: tratamiento y detección

¿Qué te ha parecido el artículo?

Adicción al Cibersexo: tratamiento y detección
Adicción al Cibersexo: tratamiento y detección

Volver arriba