Compartir

La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante

La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante

El conductismo es una rama de la psicología que, como su propio nombre indica, se basa en la observación de la conducta y el análisis de la misma. El conductismo surgió como contraposición al psicoanálisis y tenía como objetivo proporcionar una base científica, demostrable y medible a la psicología. Pioneros como Watson o Pavlov empezaron a realizar experimentos con varios animales que sentaron las bases del conductismo y el condicionamiento.

Unos años más tarde, el psicólogo Burrhus Frederic Skinner añadió un gran descubrimiento a esta rama de la psicología: el condicionamiento operante. ¿Quieres aprender la teoria de B.F. Skinner sobre el conductismo y condicionamiento? Entonces te recomendamos seguir leyendo este artículo de Psicología-Online.

La teoría conductista de B.F. Skinner

Burrhus Frederic Skinner (1904-1990) fue un importante psicólogo, inventor y escritor estadounidense reconocido en todo el mundo por aportar rigor científico a la psicología. En 1938 escribió su primer estudio llamado "La conducta de los organismos: un análisis experimental[1]" y fue plasmando sobre papel todo aquello que estudió hasta que, en 1974, resumió su trabajo en una famosa obra llamada "Sobre el Conductismo[2]"

En este libro, Skinner explica los fundamentos del análisis de la conducta y cómo sus experimentos con animales pueden extrapolarse a la terapia psicológica en humanos. El autor nos explica cómo se puede entender la psicología desde un punto de vista operante y cómo afecta nuestro comportamiento a nuestros pensamientos.

El condicionamiento simple de Watson y Pavlov

Como hemos comentado anteriormente, la psicología conductista nació años antes de que Skinner publicara sus estudios. Dos grandes pioneros de esta rama de la psicología con John Watson e Ivan Pavlov estudiaron lo que conocemos hoy en día como condicionamiento simple.

El condicionamiento simple se trata de un procedimiento por el cual podemos inducir un reflejo o una respuesta a un animal (y en algunos casos, a una persona). Con experimentos como el de los perros de Pavlov o la inducción de una fobia a un niño de Watson, se pretendía demostrar que la mente humana se podía medir, observar y modificar a través de la conducta.

Si quieres saber más sobre los inicios del conductismo, te recomendamos leer el siguiente artículo: el proceso del condicionamiento clásico.

La psicología conductista

Los cuatro principios básicos de la psicología conductista son:

  1. La psicología es una ciencia, por lo tanto utilizará una metodología experimental empírica y demostrable.
  2. Esta metodología se caracteriza por utilizar variables que se puedan medir (ejemplo: medir la ansiedad por el número de latidos por minuto)
  3. Los resultados de los experimentos realizados en un laboratorio, pueden extrapolarse a la vida real
  4. La conducta es aprendida, no existe ninguna forma de innatismo (rechazo total a otras ramas de la psicología)

El aporte del condicionamiento de Skinner a esta disciplina es muy importante, añadió el principio del refuerzo, el concepto de recompensa y definió el condicionamiento operante, todo ello mediante experimentos como la famosa caja de Skinner.

En la siguiente imagen podemos observar el proceso del condicionamiento clásico, donde se induce una respuesta de salivación a un perro (experimento de Pavlov).

La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante - La teoría conductista de B.F. Skinner

La caja de Skinner

Oficialmente llamada "cámara de condicionamiento operante", la caja de Skinner es uno de los inventos más conocidos en la historia de la psicología. Se creó con el objetivo de demostrar que se podía inducir y modificar el comportamiento de un animal (en un primer lugar, utilizó una rata) mediante estímulos externos. La caja es uno de los pilares en los que se basa el ya conocido conductismo de Skinner.

Partes de la caja

La caja tenía los siguientes elementos:

  • Dos luces
  • Un altavoz
  • Un botón
  • Suelo electrificado (en algunos casos)
  • Dispensador de comida

Funcionamiento de la caja de Skinner

  1. Se introducía una rata dentro de la caja (normalmente se le privaba de comida antes para que su motivación para alimentarse fuera mayor)
  2. La rata experimenta en su nuevo entorno hasta que descubría el botón y lo presionaba. Automáticamente salía una unidad de comida (pellet) del dispensador tras ser pulsado el botón
  3. La rata, motivada para conseguir más comida, modificaba su conducta y aprendía rápidamente a pulsar el botón para recibir comida (asociación de conducta-estímulo y refuerzo positivo)
  4. El condicionamiento también podía darse por omisión de un estímulo negativo (refuerzo negativo). En este caso, se introducía a la rata dentro de la caja con el suelo electrificado, si pulsaba el botón, la corriente dejaba de pasar por el suelo. De este modo, la rata aprendía a pulsar el botón para dejar de sentir dolor.
La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante - La caja de Skinner

Skinner y el condicionamiento operante

Como hemos visto, el condicionamiento operante es algo más complicado que el condicionamiento simple de Watson y Pavlov. En este caso, la asociación no es entre un estímulo y un reflejo sino que se da entre un estímulo, una conducta y un refuerzo.

Es decir, en el caso del condicionamiento operante, se requiere un aprendizaje sobre lo que ocurre después de la conducta. Por ejemplo, en el caso de la caja de Skinner, la rata aprende que después de pulsar el botón recibe un premio.

Refuerzo positivo y negativo

Como el conductismo se basa en medir comportamientos, todo lo que ocurre en el condicionamiento de Skinner está minuciosamente analizado y categorizado. Por lo consiguiente, podemos distinguir dos tipos de refuerzos en la teoría de B.F. Skinner sobre el conductismo y condicionamiento operante:

  • El refuerzo positivo, un elemento que actúa a modo de premio, suele satisfacer alguna necesidad básica o generar una respuesta placentera.
  • El refuerzo negativo, un elemento que nos genera una respuesta de dolor, desagrado o incomodidad, este factor actúa a modo de castigo.

Podemos encontrar ejemplos de condicionamiento operante en nuestro día a día. Por ejemplo, nos esforzamos en estudiar porque hemos aprendido a recibir una recompensa después (buenas notas y reconocimiento) o, nos tomamos un medicamento para evitar el dolor de cabeza, tal y como la rata pulsa un botón para evitar el dolor del suelo electrificado.

Críticas al conductismo de Skinner

A pesar de ser un modelo medible y empírico, la teoria de B.F. Skinner sobre el conductismo y condicionamiento resulta bastante reduccionista para hablar de la mente humana.

La principal crítica del conductismo es la falta de visión interna y la sencillez de su modelo, resulta poco creíble que se pueda medir y comprender la psique humana a través de experimentos realizados en otros animales.

Por ello, hoy en día se propone el modelo cognitivo-conductual, que une la rama cognitiva (pensamiento) con el conductismo. Si quieres saber más sobre la aplicación terapéutica de este nuevo modelo, te recomendamos leer el siguiente artículo sobre las terapias de tercera generación.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología experimental.

Referencias
  1. The Behavior of Organisms: An Experimental Analysis, 1938.
  2. Skinner, B. F., & Ardila, R. (1977). Sobre el conductismo. Fontanella.

Escribir comentario sobre La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
abila de leon
me encanto este tema de aprendizaje
Su valoración:
JUAN MANUEL RIOS CRUZ
Exelente aporte me gustó muchísimo el experimento de Pavlov con la salivación de los perros
Claudia Pradas Gallardo (Editor/a de Psicología-Online)
Hola Juan Manuel, ¡gracias por tu comentario positivo!
Un saludo.
Su valoración:
Cristhian
Excelente información

La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante
1 de 3
La teoría de B.F. Skinner: conductismo y condicionamiento operante

Volver arriba