Compartir

Los mecanismos de defensa: Anna Freud

 
Por Claudia Pradas Gallardo. Actualizado: 4 diciembre 2018
Los mecanismos de defensa: Anna Freud

Anna Freud fue una psicóloga e investigadora muy importante a mediados del siglo pasado. Su teoría sobre la mente y el psicoanálisis recibió una gran influencia por parte de su pade: Sigmund Freud. Sin embargo, sus aportaciones a la psicología redefinieron algunos conceptos muy importantes, entre dichos conceptos destacamos los mecanismos de defensa del yo.

Conocidas como "las barreras para afrontar la realidad" los mecanismos de defensa son las estrategias que tiene nuestro subconsciente para evitar resolver los conflictos en nuestra vida diaria y no afrontar el esfuerzo que eso supone. ¿Quieres saber más sobre la teoría de los mecanismos de defensa de Anna Freud? Entonces te recomendamos seguir leyendo este interesante artículo de Psicología-Online.

También te puede interesar: Consecuencias del Estrés psicológico

Qué son los mecanismos de defensa de la personalidad

Antes de adentrarnos en los mecanismos de defensa es importante poner como contexto el momento y las teorías que estaban en auge: los principios del psicoanálisis. No en vano, el padre de Anna, Sigmund Freud, es a su vez el padre de la escuela psicoanalítica.

Esta corriente es famosa por definir los conceptos de mente consciente e inconsciente, según la teoría del iceberg de Freud, la mente consciente contiene todos nuestros pensamientos y percepciones lúcidas mientras que el inconsciente es la parte sumergida de nuestra mente, donde se encuentran los pensamientos reprimidos y los impulsos menos racionales. Otra conocida teoría de Sigmund Freud es la conocida como "El ello, el yo y el superyó" en la que define tres estratos del individuo:

  • El Ello se define como la expresión de nuestros impulsos y deseos
  • El Yo es el mediador, intenta disfrutar y satisfacer las necesidades del Ello pero sin romper las normas del Superyó
  • El Superyó es el conjunto de valores morales y creencias en las que proyectamos la mejor versión de nosotros mismos.

Anna Freud se basó en las teorías psicoanalíticas para formular sus propios principios en la psicología y hacer sus propias aportaciones. Según la teoría de Anna Freud, el Yo se define como un espacio en el que observamos todo lo que ocurre en el Ello y el Superyó.

Definición de los mecanismos de defensa del Yo

Ahora que conoces cómo funciona la teoría del psicoanálisis, es el momento de definir los mecanismos de defensa. Como hemos desvelado al principio de este artículo, estos mecanismos son un conjunto de reacciones inconscientes que nos protegen de los conflictos entre el Ello y el Superyó. Forman parte las llamadas técnicas de ajuste básico, estas técnicas buscan el equilibrio psicológico y median entre el entorno y nuestros procesos mentales.

Para entendernos mejor, un mecanismo de defensa como puede ser la negación puede actuar de la siguiente manera:

  • Un alcohólico que niega su adicción y dice que beber alcohol no tiene un impacto negativo en su salud - El Ello siente una fuerte necesidad de beber alcohol y para no enfrentarse al Superyó, niega el impacto negativo de la adicción.
Los mecanismos de defensa: Anna Freud - Qué son los mecanismos de defensa de la personalidad

Los principales mecanismos de defensa: 10 ejemplos

A continuación, vamos a presentarte un listado con los principales mecanismos de defensa y sus ejemplos en la vida cotidiana:

1. Represión

Proceso por el que un impulso o idea inaceptable se torna inconsciente. El individuo rechaza ideas, pensamientos y recuerdos para mantenerlos en el inconsciente.

  • Ejemplo: un niño vive un recuerdo traumático en la infancia y lo reprime de manera que, con el paso de los años llega a olvidarlo y así evita enfrentarse a esa vivencia.

2. Regresión

Un retorno a formas anteriores del funcionamiento psíquico, la regresión se puede comprender dentro del marco de la psicología evolutiva como un paso atrás en el desarrollo.

  • Ejemplo: una persona adulta que no quiere afrontar un divorcio y empieza a comportarse como un adolescente (saliendo de fiesta, tomando alcohol en exceso, teniendo una conducta sexual inmadura...)

3. Formación reactiva

Se define como el proceso por el que un impulso o deseo inaceptable es controlado por la exageración de la tendencia opuesta.

  • Ejemplo: en vez de contarle a tu pareja que has hecho algo malo para la relación, la colmas de sorpresas y regalos con tal de no afrontar la realidad.

4. Anulación retroactiva

Este mecanismo de defensa se comprende como el proceso por el que la persona se comporta como si una idea o acción anteriores que resultan amenazadoras no hubieran tenido lugar. (parecido a la negación y la represión)

5. Introyección

Proceso por el que la persona coloca dentro de sí lo que en realidad está fuera. En este mecanismo de defensa, las amenazas del exterior se internalizan con el objetivo de intentar controlar su efecto en nuestra estabilidad mental.

  • Ejemplo: al introyectar una persona (y así creer que tenemos el control sobre sus actos) reduce la ansiedad que nos produce su alejamiento.

6. Proyección

Este mecanismo de defensa del yo se conoce como el proceso por el que la persona coloca fuera de sí, en otra persona o cosa, sentimientos, deseos o características propias. De este modo, evita cambiar ese elemento de su conducta y/o personalidad.

  • Ejemplo: una persona que se siente insegura sobre su cuerpo, puede proyectar esa inseguridad reprochando ese mismo sentimiento en esa persona. "¡Eres demasiado inseguro!" - Cuando en realidad la persona insegura no es la señalada sino él o ella.

7. Sublimación

Proceso por el que un instinto (de componente sexual o agresivo) es derivado hacia un fin diferente. Cuando un individuo sublima un instinto, sustituye su motivación y la redirige hacia una actividad más aceptada socialmente.

  • Ejemplo: una persona está llevando a cabo la sublimación cuando sustituye su pulsión sexual por alguna actividad cultural o intelectual (crear arte, leer, escribir...)

8. Aislamiento

Proceso por el que la persona aísla un pensamiento o un evento, rompe así sus conexiones con el resto de sus vivencias y evitando, por tanto, que forme parte de su experiencia significativa.

9. Desplazamiento

Definimos el desplazamiento como el mecanismo de defensa del yo por el cual la mente inconsciente redirige las emociones que nos produce una circunstancia hacia otro objeto, persona o situación.

  • Ejemplo: cuando un niño es agredido en el colegio y desplaza su ira mediante la agresión a otros niños en el colegio.

10. Vuelta contra sí mismo y transformación en su contrario

Parten de la idea de que los instintos son capaces de sobrellevar una transformación. (sadismo-masoquismo, voyeurismo-exhibicionismo). Este mecanismo de defensa se puede observar en casos como

Los mecanismos de defensa: Anna Freud - Los principales mecanismos de defensa: 10 ejemplos

¿Cómo trabajar los mecanismos de defensa?

Como bien podemos advertir, los mecanismos de defensa no son unas técnicas psicológicas adaptativas para nuestra salud mental, esto se debe a que no se soluciona el problema, más bien se aparta o bloquea de manera que el conflicto sigue sin resolverse.

Para poder resolver un conflicto y reducir las consecuencias psicológicas de un acontecimiento estresante o negativo, podemos fomentar y trabajar los siguientes aspectos:

  • Desarrollo de las habilidades sociales
  • Fomento de la comunicación asertiva
  • Terapia de afrontamiento de problemas
  • Mejora de las estrategias de afrontamiento

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Los mecanismos de defensa: Anna Freud, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología básica.

Bibliografía
  • Freud, A., & Carcamo, C. E. (1961). El yo y los mecanismos de defensa (Vol. 3). Barcelona: Paidós.

Escribir comentario sobre Los mecanismos de defensa: Anna Freud

¿Qué te ha parecido el artículo?

Los mecanismos de defensa: Anna Freud
1 de 3
Los mecanismos de defensa: Anna Freud

Volver arriba