Compartir

Qué es el condicionamiento clásico y ejemplos

 
Por Gianluca Francia. 2 febrero 2021
Qué es el condicionamiento clásico y ejemplos

El modelo de condicionamiento clásico ha sido ampliamente utilizado en psicología, en particular por los conductistas, para explicar los mecanismos que subyacen a algunos comportamientos humanos. Por ejemplo, algunas formas de neurosis o fobia pueden ser, según el mecanismo del acondicionamiento clásico, generadas por la asociación de un estímulo neutro con una situación de ansiedad. Con este artículo de Psicología-Online profundizaremos juntos sobre qué es el condicionamiento clásico, con algunos ejemplos al respecto.

Si quieres saber en qué consiste el condicionamiento clásico y cuáles son sus aplicaciones, así como sus tipos y ejemplos prácitos, sigue leyendo.

Qué es el condicionamiento clásico

El condicionamiento clásico puede definirse como el proceso mediante el cual un estímulo no condicionado, que produce efectos conocidos, se asocia a un estímulo neutro hasta el punto en que el estímulo neutro produce efectos muy similares a los del estímulo no condicionado. Al final del proceso, el estímulo neutro se denomina "estímulo condicionado" y su efecto se denomina "condicionado".

Más recientemente, se ha ido afirmando un nuevo enfoque (neopavloviano), según el cual el condicionamiento clásico consiste en el aprendizaje de asociaciones entre acontecimientos que permiten al individuo (y a los animales) anticipar y representar el ambiente exterior. Por lo tanto, puede ser visto como la adquisición de un nuevo conocimiento sobre el mundo exterior y no simplemente como la capacidad de activar nuevos comportamientos.

Elementos, principios y características del condicionamiento clásico

Es bastante conocido el experimento a través del cual Pavlov había condicionado a su perro a babear al sonido de una campana. El mecanismo de acondicionamiento consistía en someter al perro a dos estímulos: el sonido de la campana y la administración de alimentos. El experimento canónico del condicionamiento clásico se puede esquematizar como sigue:

  1. Se le da comida al perro, que comienza a salivar: esta es la situación de partida, donde un estímulo natural (la comida) suscita una respuesta natural (la salivación).
  2. Comienza el "condicionamiento": el sonido de un timbre antes de la presentación de la comida, que hace que el perro suba. Un estímulo neutro (el sonido), que de por sí no sería capaz de provocar la salivación, es percibido por el perro pocos segundos antes de que se le dé el alimento (el estímulo natural) que causa la salivación.
  3. Después de un número de repeticiones, cuando el perro oye el timbre, empieza a salivar, antes de que se le dé la comida: el aprendizaje se ha realizado.

El perro aprendió, por asociación, que al sonido sigue la comida, y luego empieza a salivar. El sonido se ha convertido en un estímulo condicionado que provoca una respuesta condicionada. Ahora, la comida ya no es el elemento que causa la salivación (que ya ha ocurrido con el sonido), pero se ha convertido en un refuerzo. Su función entonces se convierte en confirmar y reforzar la respuesta ya después del estímulo condicionado. Resumiendo, los elementos del condicionamiento clásico son:

  • Estímulo neutro (EN): estímulo sonoro o luminoso.
  • Estímulo incondicional (EI): alimento.
  • Respuesta incondicional (EI): salivación.
  • Estímulo condicionado (EC): estímulo sonoro o luminoso.
  • Respuesta condicionada (RC): salivación.

En este artículo se explican las variables del condicionamiento clásico.

Es evidente que, puesto en estos términos, el proceso de aprendizaje no implica conciencia, ni capacidad reflexiva. En efecto, puede ser simplemente la repetición de los estímulos lo que induce un determinado comportamiento que, por estar asociado al estímulo, se encuentra condicionado. Desde este punto de vista, no importa si el perro es consciente o no de la relación que une la comida, el sonido de la campana y su reacción. El aprendizaje se produce en el momento en que se crea una asociación entre estímulo y respuesta. Para ello, deben cumplirse dos condiciones principales:

  1. La proximidad temporal entre las variables en juego.
  2. La conexión entre las variables se repetirá suficientes veces.

Tipos de condicionamiento clásico

Hay varios tipos de condicionamiento clásico:

  1. Refuerzo: cuanto mayor es la frecuencia de apareamiento entre estímulo condicionado, estímulo incondicional y respuesta incondicional, mayor es la intensidad y regularidad de la aparición de las respuestas condicionadas.
  2. Extinción: si el estímulo incondicional se omite repetidamente, entonces la respuesta condicionada pierde intensidad hasta desaparecer.
  3. Recuperación espontánea: la extinción no implica la pérdida total de la posibilidad de producir la respuesta condicionada, ya que esta tiende a reaparecer un cierto tiempo incluso si no se presenta el estímulo incondicional.
  4. Generalización: la respuesta condicionada es sensible a la generalización del estímulo condicionado (por ejemplo, el perro puede empezar a salivar incluso al oír sonidos distintos del inicial).
  5. Discriminación: también es posible aprender a discriminar entre estímulos similares. Si sólo el estímulo inicial se asocia repetidamente con el estímulo incondicional (es decir, sólo el sonido original es seguido por comida), mientras que otros sonidos similares no se asocian con la presencia de alimentos, entonces se observa una gradual y progresiva extinción de la respuesta de salivación a los sonidos similares, mientras se mantiene la salivación en respuesta al sonido inicial.

Otro tipo de condicionamiento es el operante. En el siguiente artículo puedes ver qué es el condicionamiento operante con ejemplos.

Ahora bien, ¿qué importancia tiene el condicionamiento clásico en la vida cotidiana? En el sigueinte apartado veremos aplicaciones del condicionamiento clásico.

Ejemplos de condicionamiento clásico

El condicionamiento clásico puede referirse en el hombre al aprendizaje de respuestas emocionales específicas, por ejemplo, el miedo o incluso el desarrollo de fobias, en las que el sujeto asocia un estímulo neutro a un estímulo considerado temeroso.

Los anunciantes, en cambio, tratan de aprovechar el acondicionamiento clásico asociando una respuesta (compra) a la vista de sus productos, apareándolos con estímulos agradables. No es casualidad que los anuncios de productos para la forma física, en lugar de inmortalizar mujeres o hombres con un físico "generoso", nos dan modelos filiformes (estímulo agradable). Se aprovechan de la asociación compra producto-físico modelo.

  • Emparejar una música popular junto con los productos en los anuncios para generar sentimientos positivos y el gusto hacia los productos.
  • La música de Navidad sonada en la tienda puede desencadenar los dulces recuerdos y hábitos de dar y compartir en la mente de un consumidor y por lo tanto persuadir a él o ella a entrar en la tienda.
  • Los candidatos políticos tratan de salir en televisión con música patriótica de fondo para despertar los sentimientos patrióticos de los votantes.
  • La publicidad constante de un producto en emocionantes espectáculos de juego puede llevar al producto mismo a generar una respuesta emocionante.
  • Las personas que reciben quimioterapia a menudo vomitan durante o justo después del procedimiento. Después de varias sesiones de quimioterapia, la gente empieza a sentirse mal al ver el quirófano.
  • Ver comida te dará hambre. Pronto, cada vez que vayas a la cocina, sentirás hambre.
  • Si cada vez que ves una película de miedo, siempre te comes una caja de mentas finas. Ahora descubrirás que ver las mentas finas te hace sentir asustado.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es el condicionamiento clásico y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología básica.

Bibliografía
  • Dalli, D., Romani, S. (2000). Il comportamento del consumatore. Acquisti e consumi in una prospettiva di marketing. Milán: Franco Angeli.
  • Mandolesi, L., Passafiume, D. (2004). Psicologia e psicobiologia dell’apprendimento. Milán: Springer-Verlag.
  • Miglioretti, M., Pravettoni, G. (et al.) (2002). Processi cognitivi e personalità. Introduzione alla psicologia. Milán: Franco Angeli.
  • ToiTogo (2018). I 10 migliori esempi solidi di Pavlov Classical Conditioning in Action. Recuperado de: https://www.toitogo.it/2018/12/15/toitogo-it-i-10-migliori-esempi-solidi-di-pavlov-classical-conditioning-in-action/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es el condicionamiento clásico y ejemplos
Qué es el condicionamiento clásico y ejemplos

Volver arriba