Compartir

Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento

Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento

El ritmo y estilo de vida actual hace que los problemas por nervios sean algo muy habitual. Y es que los cuadros de estrés y ansiedad pueden afectar a nuestra salud de múltiples maneras como, por ejemplo, dando lugar a problemas capilares, entre muchas otras afecciones. La alopecia nerviosa es una de las patologías que pueden aparecer por sufrir muchos nervios, ansiedad o situaciones de estrés muy pronunciado y, de hecho, puede afectar hasta un 70% de la totalidad de los folículos del cuero cabelludo y propiciar su caída.

A continuación, en este artículo de Psicología-Online hablamos de alopecia nerviosa, qué es, cuáles son sus síntomas y los tratamientos que son más efectivos para remediarla y evitar que empeoren los problemas de pérdida de cabello.

Qué es la alopecia nerviosa

¿Has notado que en situaciones de mucho estrés, nervios o ansiedad se te cae mucho el pelo o, incluso, te quedan algunas zonas calvas? Si la respuesta es afirmativa probablemente sufras alopecia nerviosa. Si bien la caída de cabello puede producirse por motivos diversos, como una mala alimentación, anemia o simplemente genética, los cuadros de estrés también conducen a sufrir una patología conocida como alopecia nerviosa.

Es común que la caída de cabello se manifieste como respuesta a situaciones de estrés, depresión, ansiedad o nerviosismo extremo, dado que ante esta circunstancia el organismo genera cortisol, una hormona que, en cantidades elevadas, puede ser perjudicial para la salud provocando malestar físico y mental y, también, la pérdida del cabello.

En este sentido el cortisol provoca que la circulación sanguínea se ralentice y, a su vez, impide que el pelo absorba de manera normal tanto el agua como los nutrientes necesarios para que los folículos pilosos del cuero cabelludo trabajen con normalidad. Como respuesta: el pelo se debilita y se cae.

Alopecia nerviosa: síntomas

Ahora que sabes qué es la alopecia por estrés o nerviosa, es importante que sepas el impacto que tienen los cuadros de estrés y nervios en nuestro cabello. Si bien existen diversos tipos de alopecia que podrían confundirse con la nerviosa como, por ejemplo, la alopecia androgénica o androgenética, existen diferencias que permiten distinguirlas.

Hay varios síntomas de la alopecia nerviosa que nos ayudarán a reconocerla. Por ejemplo, el signo principal de este problema es la caída del pelo brusca y repentina que, además, suele concentrarse en un periodo de tiempo concreto que corresponde a la situación de nervios, estrés o ansiedad. La intensa caída de cabello se produce de forma temporal y el cabello vuelve a crecer una vez se ha superado dicho problema de altos niveles de ansiedad o estrés.

Teniendo en cuenta el origen de la alopecia nerviosa, cualquier persona puede ser víctima de esta afección en cualquier momento de su vida en el que sufra un pico de estrés o ansiedad fuerte. Durante la fase telógena se produce la caída de cabello, una reacción del organismo que provoca la pérdida de las hebras capilares débiles. En consecuencia, el afectado verá cómo disminuye su densidad capilar sin hacerlo en un área localizada.

Si sospechas que te puede estar sucediendo a ti, te recomendamos empezar por hacer este Test de estrés de Psicología-Online, con el que podrás comprobar si sufres este problema o hay indicios de que puedas estar sufriéndolo.

Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento - Alopecia nerviosa: síntomas

Tratar la alopecia nerviosa

El principal método para tratar la alopecia nerviosa es enfocarse en eliminar la causa que la está originando, es decir, en tratar el cuadro de ansiedad o la situación de estrés que se está padeciendo. En este sentido, el mejor tratamiento pasa por acudir a un profesional, como un psicólogo o psicoterapeuta, que proporcione las herramientas necesarias para corregir esta situación y recobrar la calma. Además, en Psicología-Online recomendamos seguir estos consejos sobre ¿Qué hacer ante el estrés? y estos Remedios para la ansiedad y los nervios.

Asimismo, practicar ejercicio físico moderado de manera regular te ayudará a segregar una mayor cantidad de endorfinas, hormonas que ayudan a mejorar el estado de ánimo y a sentirse mejor y más relajado. El deporte te permitirá reducir tu ansiedad y estrés, además de mejorar la salud mental y física. Apuesta por el pilates, el yoga o la meditación, tres prácticas que contribuyen de manera positiva en remitir o eliminar los nervios o el estrés y, por ende, ayudan a mejorar el problema de la alopecia nerviosa.

Por otro lado, si bien llevar una buena alimentación, variada, equilibrada y rica en nutrientes puede no frenar la caída del cabello del todo, siempre puede ayudar a disminuir el efecto negativo del estrés en el pelo. Una nutrición poco adecuada hace que el cabello sea más débil, se vea más apagado y sea más sensible a la caída.

En el caso de que la alopecia nerviosa empiece a ser notable anímate a visitar a un especialista. Actualmente, existen métodos, pautas y técnicas diversas que te ayudarán a recuperar tu melena. Entre los tratamientos para mejorar la alopecia nerviosa que son efectivos si esta es leve o ya algo notable pero no muy avanzada y, sobre todo, en casos en los que no coexista con otros tipos de alopecia, se pueden encontrar Minoxidil, Finasteride y Terapia PRP.

¿El pelo crece después de la alopecia nerviosa?

Si te estás preguntando si tras padecer alopecia nerviosa el cabello vuelve a crecer la respuesta es afirmativa. Si bien la caída puede ser brusca y muy pronunciada, en algunos casos se puede perder casi todo el cabello, una vez superada la situación estresante y recuperada la estabilidad emocional al seguir los consejos médicos y especialistas, el cabello volverá a crecer como lo hacía antes de iniciarse esta circunstancia. Por supuesto, el tiempo que se padezca y el grado que alcance dependerán de la duración del cuadro de estrés o ansiedad.

No obstante, si la alopecia nerviosa se convierte en un problema prácticamente crónico o si convive con otros tipos de alopecia, como la androgénica, el diagnóstico puede variar, dado que puede acelerarse la pérdida del cabello y llegar a ser irreversible. En estos casos, los profesionales apuestan por los injertos capilares, que te ayudan a recuperar el cabello y tu imagen.

Existen distintos tipos de injertos o trasplantes capilares como, por ejemplo el Trasplante de Unidad Folicular (FUT), Trasplante de Extracción de Unidad Folicular (FUE) y Zafiro FUE.

Si deseas que un médico especialista evalúe tu caso para un tratamiento de injerto capilar, te aconsejamos contactar con Vera Clinic, pioneros en el sector del trasplante capilar que, además, ofrecen una consulta gratis para examinar tu caso y responder a todas tus inquietudes. Reserva de forma online tu cita gratuita con Vera Clinic.

Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento - ¿El pelo crece después de la alopecia nerviosa?

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros vida saludable.

Escribir comentario sobre Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Betsy martinez
Temas de este mundo
Su valoración:
Pedro C. Fdz.
me estoy empezando a quedar algo calvo y me pregunto si me pasara esto o si es otro problema... muy interesante y util muchas gracias!
Anna Badia Llobet (Editor/a de Psicología-Online)
Muchas gracias por tu comentario, Pedro.
Para valorar cada caso en concreto es preferible acudir a un centro médico.
Saludos.

Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento
1 de 3
Alopecia nerviosa: qué es, síntomas y tratamiento

Volver arriba