menu
Compartir

Autopercepción: qué es, teorías, ejemplos y cómo mejorarla

 
Por Gianluca Francia. 27 mayo 2021
Autopercepción: qué es, teorías, ejemplos y cómo mejorarla

Aunque la teoría de la disonancia cognitiva ha inspirado muchas investigaciones, una teoría aún más simple puede explicar el vínculo entre comportamientos y actitudes. Pensemos, por ejemplo, en las insinuaciones que hacemos sobre las actitudes de los demás: vemos cómo actúa una persona en una situación particular y luego atribuimos el comportamiento a sus rasgos y actitudes o a fuerzas ambientales.

Si vemos a padres que obligan a su hijo de 10 años a disculparse, atribuimos la disculpa a la situación, no a su propio arrepentimiento personal. La teoría de la autopercepción sugiere que hacemos inferencias similares al observar nuestro comportamiento. En este artículo de Psicología-Online, veremos qué es la autopercepción, las teorías al respecto y algunos ejemplos para mejorarla.

Qué es la autopercepción

Cuando nuestras actitudes son débiles o ambiguas, nos ponemos en la posición de quien nos observa desde el exterior. Escucharse mientras uno/a se habla nos informa de nuestra actitudes, es decir, ver nuestras acciones nos da pistas sobre la solidez de mis creencias.

Esto es especialmente cierto cuando no podemos atribuir fácilmente nuestro comportamiento a limitaciones externas. Las acciones que realizamos deliberadamente son autorrealizables. Por lo tanto, la teoría de la autopercepción consiste en que cuando no estamos seguros de nuestras actitudes, las deducimos observando nuestro comportamiento y las circunstancias en las que sucede.

Diferencia entre autoconcepto y autopercepción  

Por autoconcepto se entiende la imagen que hemos creado de nosotros mismos: no sólo una imagen visual, sino el conjunto de ideas que creemos que nos definen, a nivel consciente e inconsciente. Esto incluye un número casi infinito de conceptos que podrían ser incluidos en esta "imagen" sobre nosotros mismos, ya que cada idea puede contener muchos más dentro, creando sistemas de categorías que están uno dentro del otro.

En resumen, el autoconcepto es el conjunto de las características (estéticas, físicas, afectivas, etc.) que sirven para definir la imagen de sí mismo. En cambio, mediante la autopercepción, definimos la percepción de los propios estados mentales, alcanzable observando los propios comportamientos, como si se fuera un observador externo, o por introspección.

Principales de teorías de la autopercepción

Las dos teorías más conocidas que abordan el concepto de autopercepción son la teoría de la disonancia cognitiva de Leon Festinger y la teoría de la autopercepción de Daryl J. Bem.

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger

Esta teoría habla sobre las situaciones incomodas donde sentimos que no estamos siendo coherentes, es decir, cuando entramos en conflicto con nosotros mismos/as. Concretamente, esta perspectiva se fija en las actitudes de las predisposiciones durables, como ideas, pensamientos o creencias. En este artículo, encontrarás más información sobre la teoría de la disonancia cognitiva.

Teoría de la autopercepción de Bem

La teoría de la autopercepción da un paso más que la teoría de la disonancia cognitiva. Según esta concepción, observando lo que hacemos inferimos lo que nos gusta y lo que pensamos al respecto. Esta teoría lleva a las mismas predicciones de la teoría de la disonancia cognitiva de Festinger, pero destaca que las actitudes son solo afirmaciones aleatorias, productos basados en los comportamientos que hemos tenido hasta ahora.

¿En qué consiste la autopercepción? Es el proceso por el cual pasamos de una idea de placer, al producir un comportamiento, a una idea de obligación. Por ejemplo, juego al tenis porque me gusta, pero si se me paga para hacerlo se convierte en una obligación y no en una pasión.

Al contrario de la noción de que las recompensas aumentan siempre la motivación, Bem sostiene que las recompensas innecesarias pueden tener un coste oculto. Recompensar a las personas por hacer lo que ya hacen con gusto puede inducirlas a atribuir su acción a la recompensa (motivación extrínseca), debilitando así la autopercepción de hacerlo por placer (motivación intrínseca). Esto hace referencia al efecto de la justificación excesiva.

Ejemplos de autopercepción

La teoría de la autopercepción ha tenido importantes consecuencias en la mercadotecnia y en la investigación de los consumidores. Por ejemplo, la conocida técnica foot in the door, en la que convencer a un cliente a aceptar una pequeña petición aumenta las posibilidades de que acepte una petición más grande en el camino, ha sido explicado por algunos investigadores como el mismo proceso de la percepción de sí mismo.

Como señala la Asociación de Investigación del Consumidor (1976), se supone que el pie en la puerta es eficaz porque las personas utilizan su comportamiento como punto de partida en cuanto a sus disposiciones de aptitud. Puesto que se supone que la presión externa para el comportamiento inicial es mínima, las personas deducen una actitud positiva de su comportamiento conforme, que a su vez conduce la acción siguiente.

Otro de los ejemplos de autopercepción seria cuando no estamos seguros/as si nuestra actitud puede ofender a alguien y, mediante el análisis de nuestro comportamiento, intentamos que esa otra persona no se sienta mal porque es importante para nuestros padres. Si logramos nuestro objetivo, tendremos una buena autopercepción de nosotros mismos/as, ya que hemos logrado evitar el conflicto y cumplir con nuestro cometido.

Cómo mejorar la autopercepción

Como hemos visto anteriormente, la autopercepción cambia en función de como nos comportamos en cada momento. A continuación, veremos dos maneras de mejorar la autopercepción:

  • Entrenar la autopercepción sin ansiedad de rendimiento: para entrenar la percepción, se necesita una percepción consciente, ya que no podemos partir del supuesto de que se entrena implícitamente. Para enfocarse en la percepción, se necesita tiempo y mucha concentración, sin distracciones. Por lo tanto, los ejercicios deben realizarse sin ansiedad por el rendimiento y sin ninguna intención competitiva, para poder concentrarse en sí mismos y no en los resultados.
  • Observación intensa: los ejercicios de relajación son particularmente indicados para percibirse conscientemente; sirven también para sentir lo que es agradable y agudizar los sentidos. Una observación intensiva de las señales del propio cuerpo, de los sentimientos y de los pensamientos es un prerrequisito para un comportamiento empático. Para quien se escucha y se estima, es más fácil percibir y prestar atención a los demás, a sus sentimientos y a sus exigencias.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Autopercepción: qué es, teorías, ejemplos y cómo mejorarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Myers, D. G. (2009). Psicologia Sociale. Milán: McGraw-Hill.
  • The Decision Lab (2021). Self Perception Theory. Recuperado de: https://thedecisionlab.com/reference-guide/psychology/self-perception-theory/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Autopercepción: qué es, teorías, ejemplos y cómo mejorarla
Autopercepción: qué es, teorías, ejemplos y cómo mejorarla

Volver arriba