Compartir

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen

¿Te ha ocurrido alguna vez que haces algo o tomas una decisión y aunque tratas de convencerte de que hiciste lo correcto no te sientes bien del todo? Seguramente este tipo de situaciones te ha ocurrido más de una vez en la vida y aunque por el momento te haya dejado tranquilo(a), después no paras de darle vueltas a la cabeza al grado de no poder estar en paz contigo mismo. Cuando no actuamos en coherencia con lo que pensamos y sentimos es normal que se genere en nosotros una sensación de incomodidad y de malestar que no podemos evitar por más que tratemos de engañarnos por medio de excusas para justificar nuestros actos.

En este artículo de Psicología-Online sobre la teoría de la disonancia cognitiva de Festinger, vamos a darte a conocer con lujo de detalle a que se refiere exactamente esta teoría.

Disonancia cognitiva de Festinger: ejemplo

El psicólogo Leon Festinger propuso una teoría a la que denominó disonancia cognitiva y que hace referencia a todos esos momentos incómodos en donde nos podemos llegar a encontrar en conflicto con nosotros mismos por la sensación que tenemos de no estar actuando en coherencia con nuestras creencias, ideas y pensamientos.

Para explicarte mejor y con más profundidad como es que se produce la disonancia cognitiva te vamos a mostrar un ejemplo de la vida cotidiana que suele ocurrir con mucha frecuencia:

Ejemplo de disonancia cognitiva

Uno de tus objetivos personales en este momento puede ser el de ahorrar cada mes una determinada cantidad de dinero, pasa el primer mes y todo está perfecto, separas la parte proporcional de tu sueldo que quieres ahorrar y tratas de no gastar más de lo que ya tienes calculado. Sin embargo, llega el segundo mes y llegan también las rebajas en todas las tiendas, por lo que vas a dar un paseo por la plaza comercial solamente por “echar un vistazo” y ver la ropa nueva que ha llegado y que encima está a un precio increíble. En ese momento piensas que te gustaría comprarte algo de ropa porque están las rebajas, aunque por otro lado estás comenzando a ahorrar y si comienzas este mes gastando un dinero que no tenías contemplado puedes desajustarte de tu presupuesto y no llegar a fin de mes por lo que tendrías que tomar algo de dinero de tus ahorros del mes pasado.

Lo piensas muchas veces y finalmente decides comprarte algo de ropa y justo después de haberlo hecho te entra el remordimiento porque tienes la sensación de no haber hecho lo correcto, por lo que empiezas a tener pensamientos como: “no debí de haberlo hecho si se supone que estoy ahorrando”, “me costó tanto dar el primer paso para ahorrar para que de un momento a otro pierda lo que tengo”, “no voy a llegar a fin de mes”, etc. y para tratar de no sentirte tal mal contigo mismo(a) comienzas a contradecirte y pensar: “en realidad esa ropa la necesitaba”, “tenía que aprovechar que estaba todo en rebajas”, “compré mucha ropa por ese precio”, “el siguiente mes ya no voy a gastar en nada más”, etc.

Este es un claro ejemplo de una persona que tiene una disonancia cognitiva y que a pesar de haber hecho algo que en su momento deseaba como es el haber aprovechado las rebajas y comprado la ropa que quería, se siente intranquila por no haber sido coherente consigo misma y no haber cumplido con su objetivo que era ahorrar dinero.

¿Te suena familiar?

Este tipo de situaciones suele ocurrir con bastante frecuencia en la vida cotidiana en donde nuestra mente trata de tranquilizarnos y defendernos tratando de autoengañarnos convenciéndonos de que aquello que hicimos no estuvo del todo mal ya que mientras más incoherentes seamos con nosotros mismos tendremos menos bienestar emocional.

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen - Disonancia cognitiva de Festinger: ejemplo

¿Cuándo se produce la disonancia cognitiva?

Como hemos visto en el ejemplo del apartado anterior, la disonancia cognitiva se produce cuando entramos en conflicto con nosotros mismos por haber elegido una de las opciones que teníamos que no iban en concordancia con lo que realmente deseábamos o con lo que era mejor para nosotros. Hay que tomar en cuenta que no puede existir una disonancia cognitiva cuando la persona está obligada a realizar una acción que no quiere y no tiene otra alternativa mas que hacerlo.

Disonancia cognitiva en el amor

La disonancia cognitiva siempre va a ocurrir cuando tenemos libertad de elección y disponemos de 2 o más opciones para elegir. Todas las personas tenemos una serie de valores, creencias e ideas que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida y todas ellas dirigen nuestras acciones. Por lo tanto, cuando actúo en contra de lo que siento y pienso, ya sea porque no estoy respetando alguno de mis valores personales u objetivos vitales, siempre voy a entrar en un conflicto interno conmigo mismo y la única manera de sentirme mejor será convenciéndome de que aquella acción que lleve a cabo tuvo algún sentido para mi. Por ejemplo, en el caso de una infidelidad se dará este fenómeno dentro de nosotros.

Hay que tomar en cuenta que, en muchas ocasiones, vamos a equivocarnos y a cometer errores por diferentes razones como por haber actuado por impulso por ejemplo, por lo tanto siempre va a aparecer en nosotros esa parte o ese mecanismo de defensa que a pesar del error nos tratará de hacer ver su lado positivo. Así que esto lo podemos utilizar a nuestro favor, es decir podemos convencernos a nosotros mismos de que aquello que hicimos aunque nos afectó también tuvo algún sentido, centrarnos en ello para sentirnos mejor pero sobre todo aprender de esa experiencia. De este modo, podemos utilizar el autoengaño a nuestro favor.

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen - ¿Cuándo se produce la disonancia cognitiva?

Disonancia cognitiva de Leon Festinger: conclusiones

Es prácticamente normal que experimentemos continuamente este tipo de situaciones que nos orillen a experimentar una disonancia cognitiva. De hecho, sino llegáramos a experimentarla no sentiríamos ese pequeño malestar que si lo queremos nos conduce a hacer las cosas mejor para la siguiente ocasión. Por otro lado también sino nos trataríamos de convencer del lado positivo o aparentemente positivo de nuestros actos después de haberlos hecho, el malestar que experimentaríamos sería muy desgastante.

Digamos que para que exista un buen equilibrio entre lo que hacemos y lo que pensamos, hay que tratar de que en la medida de lo posible, nos mantengamos en coherencia con nosotros mismos y a la vez, cada vez que eso no suceda y comencemos a verle el lado positivo a una situación que no se puede cambiar, estemos también conscientes de lo que estamos haciendo y para la próxima encaminarnos más hacia lo que queremos y no seguir autoengañandonos.

En conclusión, no podemos considerar a la disonancia cognitiva como algo malo o bueno totalmente ya que tienes sus pro y sus contra, sin embargo lo importante es ser saber que eso nos puede ocurrir normalmente, aprender a detectarlo y saber usarlo a nuestro favor.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Escribir comentario sobre Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Teoría de disonancia cognitiva de Festinger: resumen
Interesante el tema

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen
1 de 3
Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger: resumen

Volver arriba