Compartir

Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas

Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas

Existen distintos grados de impulsividad. Si sueles reflexionar sobre las consecuencias de aquellas acciones que han estado marcadas por la impulsividad, y te arrepientes por haber actuado de este modo cuando una vez calmada la emoción te planteas otras formas de actuación, recuerda que la toma de conciencia sobre un límite determinado es un buen primer paso para poder influir en él de manera significativa.

¿Cómo dejar de ser impulsivo? En Psicología-Online te damos ideas de técnicas y estrategias efectivas.

También te puede interesar: Cómo dejar de ser tan rencoroso

4 características de las personas impulsivas según la psicología

¿Cuáles son los rasgos frecuentes que pueden darse en una persona impulsiva? A continuación te ofrecemos el significado de impulsivo según la psicología:

1. Sienten la urgencia de la inmediatez

Es cierto que el presente es el tiempo real en el que se encuentra una persona, sin embargo, aprender a esperar es uno de los aprendizajes necesarios a nivel humano. Una persona impulsiva no se centra tanto en reflexionar sobre la importancia de elegir un momento oportuno para un fin determinado, se ven determinadas por la gratificación inmediata. La urgencia de la inmediatez es la manifestación del mundo interior reforzado por la corriente de la impaciencia.

2. Cambios de humor

Una de las consecuencias de la impulsividad es que la persona puede sufrir cambios bruscos de humor sin que el interlocutor de la conversación hubiese previsto ese giro de guión de manera anticipada. Esta irascibilidad irrumpe, en apariencia, de manera imprevisible. Episodios que pueden producirse, por ejemplo, ante la baja tolerancia a la frustración tras un suceso que rompe con las expectativas depositadas en un fin específico.

3. Dificultades para cumplir con la gestión de la agenda

Una persona impulsiva es víctima de sus propios impulsos. Puntos de inflexión que pueden romper con el ritmo de la jornada en relación con las tareas previstas para ese momento, sencillamente, porque el tiempo no solo puede medirse en términos de reloj, sino también, en términos emocionales. Una persona impulsiva siente que su ritmo interno se ve alterado con relativa frecuencia a partir de la propia desorganización.

4. No medir las consecuencias de los actos o de las palabras

La fuerza de la impulsividad irrumpe en el ánimo del protagonista que actúa de un modo determinado, sin haberse parado a pensar con la calma deseada en ese asunto específico. De este modo, no ha anticipado posibles riesgos de esa acción. La impulsividad, además, se manifiesta en el hecho de que el protagonista no vive este episodio en ocasiones puntuales sino de forma periódica.

Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas - 4 características de las personas impulsivas según la psicología

Técnicas y estrategias efectivas para dejar de ser tan impulsivo

¿Qué puedes hacer, a partir de ahora, para prevenir la impulsividad? ¿Cómo puedes dejar de ser tan impulsivo? Toma nota de las siguientes técnicas:

1. Cuenta hasta cinco

Esta idea comienza a ser efectiva cuando se aplica en la práctica, es decir, cuando realmente la ejercitas en la experiencia. Intenta darte un tiempo determinado, aunque sea breve, para romper con esa secuencia repetida que la impulsividad produce en tu vida dando un giro a la situación al recordar que tú tienes el control. Para incrementar tu empoderamiento personal, identifica una situación repetida de tu vida en la que la impulsividad es habitual. Al contextualizar esta información, puedes empezar a trabajar en tu propio crecimiento interior poniendo el punto de atención en un punto específico.

2. Sal a dar un paseo

Tal vez no siempre que experimentes una situación de este tipo tengas las condiciones ideales de tiempo para salir a la calle a caminar, sin embargo, es probable que sí puedas tomarte unos minutos para cambiar de estancia, abrir la ventana y dejar que entre aire nuevo. A veces, cambiar de lugar, puede ayudarte a influir positivamente en la emoción de la que partes.

3. Crea un mantra

Intenta que este mantra conecte con la idea de que las acciones tienen consecuencias de las que tú eres responsable cuando actúas de este modo. A partir del efecto de la repetición de una frase que puedes asimilar poco a poco, es recomendable que cuando la emoción de la impulsividad te lleve al corto plazo, tú intentes llevar tu mirada al futuro inmediato para darte cuenta de que esta manera de actuar va a producir un efecto que tal vez no desees.

4. Busca actividades a largo plazo

Por ejemplo, si te apuntas a un curso trimestral, asume el compromiso de asistir a todas las clases y cumple este propósito ya que en cada acto de superación estás educando tu propia constancia como terapia frente a la impulsividad. Piensa en un premio que te darás a ti mismo cuando hayas logrado esta meta, pero ese premio solo tiene valor si realmente esperas hasta el momento oportuno. Si te anticipas en este placer emocional, entonces, estás alimentando tu propia impulsividad. Para motivarte, comienza con retos sencillos.

5. Ayuda psicológica

En algunos casos, puede ser necesario solicitar la ayuda de un experto puesto que, además de la impulsividad, también conviene considerar las particularidades de cada caso.

Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas - Técnicas y estrategias efectivas para dejar de ser tan impulsivo

Tratamiento para personas impulsivas

La toma de conciencia sobre un asunto determinado es el paso más significativo para poder cambiarlo, por ello, si quieres saber cómo dejar de ser tan impulsivo, te ofrecemos estas reflexiones finales:

  1. La impulsividad afecta a tus relaciones personales porque, a veces, los demás no entienden tu comportamiento ante determinadas situaciones. Y esta confusión afecta a la calidad del vínculo.
  2. La impulsividad afecta a la relación que tienes contigo mismo y te produce una tensión que te roba una energía que podrías destinar a un fin más constructivo en tu vida.
  3. Cuando justificas tu impulsividad, no asumes tu responsabilidad sobre tu propia vida. Mientras actúas de este modo, se repite el mismo esquema.
  4. Existen pensamientos alternativos; solo tienes que buscarlos. Aunque cuando vives una situación de impulsividad, la interpretación lineal de la realidad parece el único discurso posible, en realidad, existen alternativas. Solo tienes que buscarlas y tenerlas en cuenta.
  5. La gestión emocional es un aprendizaje posible que puede darte herramientas para gestionar situaciones que ahora te desbordan. Por tanto, la formación en inteligencia emocional también es una inversión positiva.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Margarita
excelentes artículos gracias
Su valoración:
Blanca luz garcia
Ecxelente articulo gracias por compartir estos importantes conocimientos
Maite Nicuesa
Muchas gracias a ti.

Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas
1 de 3
Cómo dejar de ser impulsivo: técnicas y estrategias efectivas

Volver arriba