Compartir

Cómo motivarse para estudiar

 
Por Marta Thomen Bastardas. Actualizado: 5 noviembre 2019
Cómo motivarse para estudiar

Se acerca la recta final, en poco tiempo debo enfrentarme a una larga convocatoria de exámenes y siento que no tengo motivación para estudiar. ¿Qué hacer cuando no quieres estudiar? ¿Cómo estudiar? Puede ser que en estos momentos te encuentres ante esta situación, ya sea porque no encuentras interés en aquello que estudias, porque te resulte aburrido o simplemente porque prefieras hacer otras cosas. Pero tranquilo, es un problema muy común y por ello, en este artículo de Psicología-Online te explicaremos cómo motivarse para estudiar mediante 15 consejos eficaces y trucos para estudiar.

También te puede interesar: Cómo motivar a un niño a estudiar

No tengo motivación para estudiar

"Estoy desmotivado para estudiar" o "no consigo ponerme a estudiar" son frases muy comunes entre los estudiantes que se enfrentan a períodos en los que deben estudiar, ya sea en la universidad, para prepararse unas oposiciones o, por ejemplo, empezar a estudiar una lengua como el inglés. Los motivos que suscitan la falta de motivación ante el estudio pueden ser muy diversos, como considerar que aquello que estudias no te será necesario, el conocido temario “paja”, que la lección te resulte aburrida, que creas que aunque estudies no vas a poder sacar la calificación que esperas, entre otros.

Frente a ello nos preguntamos: ¿qué hacer cuando no quieres estudiar? ¿De dónde sacar la motivación para estudiar? La respuesta radica en encontrar una motivación que nos ayude a afrontar el estudio, puesto que debemos tener presente que como en cualquier otra actividad o acción, la motivación es uno de los elementos más importantes para poder realizar aquello que debes hacer con éxito y de forma satisfactoria.

Motivaciones para el estudio

¿Cómo encontrar motivación para estudiar? La motivación la podemos encontrar tanto a nivel intrínseco, que se da cuando la acción que debes hacer ya te da satisfacción por el hecho de hacerla o a nivel extrínseco, donde entran en juego la obtención de recompensas. No obstante, aunque la motivación pueda obtenerse por dos vías diferentes, las dos nos pueden ofrecer la misma motivación, lo importante es encontrar el motor de esta motivación. En el siguiente artículo encontrarás los tipos de motivación con ejemplos.

Cómo motivarse para estudiar - Motivaciones para el estudio

15 consejos para motivarse a estudiar

¿Cómo automotivarse para estudiar? ¿Cómo motivarse para estudiar oposiciones? ¿Cómo motivarse para estudiar en la universidad? ¿Cómo motivarse para estudiar inglés? A continuación, vamos a ofrecerte un conjunto de pasos, consejos y trucos para que te ayuden a aumentar tu motivación y que el hecho de estudiar se convierta en algo mucho más agradable y llevadero, así como hábitos que te ayuden a mejorar tus calificaciones.

1. Márcate pequeños objetivos

Es normal que ante una materia que tiene mucho temario nos agobiemos y disminuya nuestra motivación para estudiar. Además de ello, visualizar la materia en su conjunto es poco gratificante, pues nos dará la sensación de que no avanzamos y con ello, no nos sentimos realizados. ¿Cómo querer estudiar? Es de gran utilidad establecer pequeños objetivos sobre el estudio, como centrarse únicamente en uno de los temas del examen, lo que nos ayudará a sentirnos más realizados y con ello, aumentar la motivación.

Esta consideración es muy importante en la preparación de exámenes que implican mucho temario, como la preparación de unas oposiciones. Su estudio supone una carrera de largo fondo y es difícil mantenerse motivado durante tanto tiempo, por ello es importante sentirse realizado a menudo.

2. Descansa

Cuando se acercan los exámenes de la universidad, todos comprimidos en las mismas dos semanas, el agobio aumenta, disminuye la motivación y aparece el estrés. Frente a ello, tendimos a estudiar durante horas y horas, durante la mañana, la tarde y la noche.

No por estudiar durante largos períodos de tiempo serás más eficiente en el estudio. Estudiar durante muchas horas seguidas supone un gran desgaste y limita directamente nuestra motivación. ¿Cómo motivarse para estudiar? Tomarse pequeños descansos en el estudio te ayudará a desconectar la mente y poder estar fresco y motivado cuando vuelvas a ponerte a estudiar. Dale importancia a los descansos.

3. Concéntrate en el objetivo

¿Cómo motivarse para estudiar? Es difícil encontrar una motivación extrínseca al estudio en sí. El hecho de aprender un tema del temario puede resultar en ocasiones poco satisfactorio. Por este motivo, es aconsejable focalizar la atención en el logro que queremos conseguir y con ello, cada pequeño paso que demos nos acercará más a ese objetivo, como terminar el graduado o entrar en las oposiciones.

4. Prémiate

¿Cómo vencer la pereza para estudiar? Para que el estudio aún te resulte más gratificante, date a ti mismo una recompensa tras las intensas horas de estudio. Si mientras estudias tienes en mente que cuando finalices podrás conseguir aquello que tanto te apetece, la motivación para estudiar aumentará. Sin embargo, recuerda ser sincero contigo mismo, si consideras que has rendido y te has esforzado prémiate con una recompensa mayor que aquellos días que tu esfuerzo no haya sido el mismo.

5. Rodéate bien

Hay muchas personas que cuando llegan los exámenes se sienten aislados, enclaustrados en casa y ello conduce a una importante bajada del rendimiento y de la motivación. Si estudiar en casa te hace sentir de este modo, propón a un grupo de amigos estudiar juntos o frecuenta las bibliotecas para sentirte acompañado en todo este período.

6. Haz primero lo más difícil

Cuando empezamos a estudiar estamos frescos, posiblemente más motivados y decididos a empezar con la tarea. Sin embargo, a medida que van pasando las horas nuestra motivación y concentración desciende y resulta más difícil afrontar el temario más complejo. Por ello, es aconsejable comenzar por lo que te resulte más difícil.

7. Atiende a las consecuencias

Del mismo modo que pensar en la recompensa a largo plazo que va a suponer el estudio nos ayudará a aumentar la motivación para estudiar, tener en cuenta qué pasará si no nos ponemos a estudiar también es un motor de arranque.

8. Piensa en la aplicación de lo que estudias

¿Cómo motivarse para estudiar oposiciones? Es normal que memorizar grandes cantidades de temario nos resulte aburrido y nos cueste ponerle motivación. Es frecuente centrarnos en memorizar el máximo que podamos para únicamente poder aprobar el examen. Sin embargo, si le damos sentido a lo que estudiamos y pensamos en qué podremos aplicarlo, la motivación que le pondremos será muy diferente.

¿Cómo animarme a estudiar? Por ejemplo, tendimos a estudiar las lenguas como el inglés por obligación o porque nos dicen que son necesarias y ello tal vez, no es una motivación extrínseca suficiente. En contra, si estudiamos pensando que su aprendizaje nos abrirá más oportunidades laborales y nos permitirá viajar y poder comunicarnos mejor, la motivación para estudiar aumenta.

9. Elabora una rutina de estudio

¿Cómo estudiar? Debemos ser conscientes de que establecer un hábito requiere un cierto período de tiempo y los primeros días pueden resultarnos difíciles, pero una vez adquirido el hábito, te resultará mucho más fácil empezar a estudiar y tu motivación se mantendrá más estable.

10. Estudia cuando debas estudiar

Un poco en relación al consejo anterior, en el establecimiento de una rutina es imprescindible que haya momentos para todo, sobre todo en los estudios que requieren una preparación durante mucho tiempo. Por ello, establece una rutina con un horario marcado de estudio, pero a la vez marca también los espacios de ocio y tiempo libre, los cuales deben ser sagrados, del mismo modo que deben serlo los de estudio.

11. Evita distracciones

Las distracciones como las notificaciones del teléfono, ir a la cocina a picar algo, los correos,… conducen a que nuestra motivación disminuya, puesto que observaras como las horas van pasando y no has logrado lo que te habías propuesto. ¿Cómo motivarse para estudiar? Deja todas estas distracciones para los momentos de descanso y con ello también harás que estos sean más gratificantes.

12. Tómate el tiempo necesario

Empezar a estudiar para los exámenes los días previos a ellos conlleva a un elevado nivel de estrés y junto a él un declive de nuestra motivación para estudiar. Frente a ello, es mejor empezar a estudiar con tiempo y dedicar 3 o 4 horas al día al estudio, que tener que estudiar 10 horas diarias los últimos días antes del examen.

13. Ten en cuenta tu estado de ánimo

El estado de ánimo es un factor que condiciona directamente la motivación. Es posible que un día nos levantemos muy motivados para estudiar, preparemos todo lo que necesitamos para empezar y de repente, recibimos una mala noticia. Directamente, nuestro estado de ánimo causará que nos desmotivemos y que nos sea imposible rendir, no te fuerces. Es importante escucharte y conocer cuáles son los momentos adecuados para el estudio, es cierto que es nuestra obligación, pero recuerda que si te encuentras en un bajo estado de ánimo rendir será muy difícil y frente a esta situación, es mejor ser flexible y buscar otro momento para dedicarlo al estudio.

14. Recuerda que solo será un tiempo

Es normal que frente a tanto temario nos ahoguemos en un vaso de agua. Durante el período de exámenes todo se concentra en estudiar, las conversaciones con tus amistades se resumen a los exámenes, todo tu tiempo lo dedicas al estudio,... Esta realidad además de estresante es absorbente. Por ello, recuerda que esto será una situación temporal, para conseguir aquello que deseas. Si lo concibes como un esfuerzo transitorio, te resultará más sencillo motivarse a estudiar.

15. Lánzate comentarios positivos

Otro aspecto importante para favorecer la motivación para estudiar es evitar las cogniciones negativas como: “no voy a conseguirlo; no terminaré nunca de estudiar este temario; por más que estudie no obtendré la calificación que espero; esto que estoy estudiando no va a servirme de nada,…” Sabemos que los pensamientos juegan un papel principal en la motivación y por ello, es imprescindible que te ofrezcas a ti mismo pensamientos positivos tales como: “sé que voy a superar este examen; si los demás lo han conseguido por qué yo no; ya me he enfrentado a esto, confío en mis capacidades,…” estos pensamientos te ayudarán considerablemente a mantener tu motivación para estudiar.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo motivarse para estudiar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación y técnicas de estudio.

Bibliografía
  • Broc Cavero, M. Á. (2011). Voluntad para estudiar, regulación del esfuerzo, gestión eficaz del tiempo y rendimiento académico en alumnos universitarios. Revista de Investigación Educativa, 29(1).
  • Tapia, J. A. (2005). Motivación para el aprendizaje: la perspectiva de los alumnos. La orientación escolar en centros educativos, 209-242.
  • Tous, C. M., & Amorós, M. M. (2007). Motivaciones para el estudio en universitarios. Anales de Psicología/Annals of Psychology, 23(1), 17-24.

Escribir comentario sobre Cómo motivarse para estudiar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo motivarse para estudiar
1 de 2
Cómo motivarse para estudiar

Volver arriba