Compartir

Cómo perdonarse a uno mismo

Cómo perdonarse a uno mismo

Perdonarse a uno mismo supone un proceso de introspección mediante el cual nos hacemos conscientes de nuestros actos, de las consecuencias y dolor generado, pedimos perdón y asumimos el necesario cambio de conducta para no repetir la situación. En ocasiones, algunas personas no pueden perdonarse a sí mismas, lo que supone una merma en su funcionamiento diario y, a la larga, puede repercutir negativamente en su salud mental.

En el siguiente artículo de Psicología-Online expondremos los motivos por los que estas personas no pueden perdonarse a sí mismas, la importancia que supone conseguir transitar positivamente este proceso y compartiremos algunos consejos para conseguirlo. A continuación veremos cómo perdonarse a uno mismo.

También te puede interesar: Deja de sentirte mal contigo mismo

Por qué no puedo perdonarme a mí mismo

Perdonarse a uno mismo supone un proceso a través del cual conseguimos aceptar la responsabilidad de haber dañado a una persona, expresamos nuestro malestar por ello, realizamos conductas reparadoras para subsanar o no repetir la situación creada y alcanzamos, con ello, un nivel superior de conciencia moral.

Sin embargo, hay ocasiones en que una persona no es capaz de perdonarse a sí misma. Esto puede ser debido a diferentes motivos:

  • El error cometido ha provocado (o no ha impedido) una situación de ruptura o pérdida en una situación concreta de su vida: ruptura sentimental, ruptura de una amistad, fallecimiento de una persona, poner fin a algún acontecimiento, etc.
  • El ego de la persona es muy sancionador y no le permite cometer errores, castigándole por cada uno de ellos cometido. En este artículo explicamos qué es el ego y cómo funciona.
  • Agentes externos recuerdan continuamente nuestra responsabilidad en el error cometido: por ejemplo, cuando un familiar, amigo o conocido nos culpabiliza constantemente de lo ocurrido.

En todos estos casos, la persona es incapaz de iniciar el proceso de perdón a uno mismo, lo que le ocasiona grandes perjuicios psíquicos a través de la culpa y la vergüenza.

La importancia de perdonarse a uno mismo

Cuando cometemos un error, resulta fundamental perdonarse a uno mismo para seguir adelante con nuestra vida de una manera positiva y saludable. Perdonarse a uno mismo no significa obviar el error cometido ni olvidar. Para que el perdón a uno mismo sea genuino, resulta necesario responsabilizarse de lo ocurrido y emprender un proceso de introspección que nos lleve a enmendar el error mediante conductas reparadoras (externas o internas) las cuales nos supondrán el paso previo necesario para perdonarnos a nosotros mismos.

La capacidad o no de perdonarse a uno mismo suele venir condicionada por ciertos aspectos de la personalidad:

  • Las personas que son capaces de perdonarse a sí mismas son personas que tienen y mantienen un alto nivel de autoestima, de satisfacción con su vida y de bienestar psicológico; son personas pro-sociales, amables y con gran facilidad para perdonar a los demás.
  • Las personas que no se permiten perdonarse a sí mismas suelen presentar bajos niveles de autoestima, altos niveles de culpa, de ansiedad y depresión y baja satisfacción personal con la vida.

Según el Budismo, perdonar a otros por el dolor que nos han generado y pedir perdón por nuestros actos hirientes se constituyen como actos necesarios e imprescindibles para ir limpiando nuestra parte negativa y, con ello, ir acercándonos a nuestra verdadera naturaleza esencial.

Louise Hay, por su parte, nos habla en los siguientes términos respecto al perdón a uno mismo:

(...) Me perdono por haber llevado esa carga durante tanto tiempo, por no haber sabido amarme a mí misma ni a los demás. (...) Continúo con mi trabajo de limpiar las parte negativas de mi mente y dar entrada al amor (...).

De este modo, se muestra cómo de importante es pedir perdón por nuestros errores y, a la vez, perdonarse a uno mismo para poder seguir adelante amándonos a nosotros mismos y a los demás.

Consejos para perdonarse a uno mismo

¿Cómo perdonarme? Mediante los siguientes consejos. En este apartado hablaremos de técnicas para perdonarse a uno mismo, la terapia del perdón y cómo perdonarse a uno mismo actos como una infidelidad. Entre las diferentes técnicas o maneras de perdonarse a uno mismo están las siguientes:

1. Analizar las causas

Por ejemplo, analizar qué le llevó a mantener dicha infidelidad (insatisfacción con su pareja, venganza, conducta impulsiva e irreflexiva, etc.).

2. Tomar consciencia de las necesidades

¿Qué pretendíamos con esa acción? ¿Qué es lo que estábamos buscando? Detrás de cada acción hay una necesidad por cubrir. Indaga y toma conciencia sobre qué estás necesitando.

3. Conectar con las emociones

Reflexionar sobre cómo nos hemos sentido al cometer ese acto. En el caso de la infidelidad, reflexionar sobre qué le ha supuesto dicha experiencia y cómo desea actuar al respecto (ha sido algo puntual y pasajero, le compromete afectivamente más allá de la relación física, etc.)

4. Responsabilizarse de los actos

No buscar excusas ni esconderse. Ser responsable de tus propios actos te hace valiente. Reconocerlo es el primer paso para aceptarlo y poder cambiarlo. Siento pasos esenciales en el camino de perdonarse a uno mismo.

5. Asumir las consecuencias

Llegados a este momento, resulta importante aceptar y respetar las consecuencias de nuestros actos. En caso de la infidelidad, por ejemplo: el dolor generado a nuestra pareja y la decisión que ha tomado, ruptura de la pareja o distanciamiento, etc.

6. Identificar los impedimentos

Establecer una lista con las cosas que me impiden perdonarme a mí mismo frente a aquellas que puedo hacer para perdonarme, una manera muy visible y práctica para acometer aquellas acciones que favorecerán el proceso de perdón.

7. Meditar

Meditar o visualizarnos pidiendo perdón a la persona herida ayudará a sentir la pena que nos ha generado causar este dolor y nos aliviará de la culpa. Aquí puedes ver otros beneficios de la meditación.

8. Visualizar

Meditar o visualizar la descarga de la culpa parasitaria, que nos hace sentir mal pero nos impide actuar para compensar el error. Esto nos permitirá responsabilizarnos de lo ocurrido y tener la fuerza necesaria para enmendar el daño ocasionado. En este artículo explicamos la técnica de visualización.

9. Pedir perdón

Como último paso, será necesario pedir perdón por el error cometido, perdonarnos por ello y subsanar el error de una manera respetuosa y consciente en la dirección que hayamos elegido.

Con el ejemplo de la infidelidad, en el caso de que decidamos empezar una nueva relación con la otra persona, se expondrá el asunto de manera cordial y afectiva. Si se sigue queriendo a esta persona, se actuará en consecuencia para re-establecer el equilibrio y bienestar en la relación. Si no existe esta posibilidad, se pondrá fin a esta situación, aceptando el dolor que conlleva pero siguiendo adelante con la propia vida.

10. Compensar

Dirigir nuestras acciones a subsanar nuestra conducta errónea, lo que facilitará perdonarnos a nosotros mismos por nuestra buena voluntad hacia el cambio.

11. Hoponopono

Una filosofía de origen polinesio que tiene por objetivo resolver conflictos y sanar espiritualmente a través del perdón y el amor. El perdón se consigue mediante la confesión, la compensación, el arrepentimiento y la comprensión sincera.

12. Terapia del perdón

La terapia del perdón constituye una disciplina psicológica mediante la cual se realiza un trabajo con las personas afectadas para bien llegar a perdonar a la persona que nos ha herido o bien para pedir perdón y liberarnos de la culpa por el error cometido. Los pasos que se dan en este segundo caso son:

  • Reconocer el daño que ocasionamos con nuestros actos
  • Sentir el dolor que provocamos con ello
  • Analizar nuestra conducta y qué nos llevó a ello
  • Buscar alternativas de respuesta para que no vuelva a ocurrir
  • Pedir perdón a la/s persona/s dañada/s
  • Resitituir el daño causado con nuestro cambio de conducta

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo perdonarse a uno mismo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Genkai. (2017). El perdón, algo muy necesario para nuestro desarrollo personal.
  • Muñoz Silva, E. (20017). La importancia de perdonarse a uno mismo.
  • No dejar de leer. Perdonarse a uno mismo... Louise Hall.
  • Prieto-Ursúa, M. y Echegoyen I. (2015). ¿Perdón a uno mismo, autoaceptación, o restauración intrapersonal?. Cuestiones abiertas en Psicología del Perdón. Papeles del Psicólogo, Vol.36 (3), pp. 230-237.

Escribir comentario sobre Cómo perdonarse a uno mismo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Diana Esquivel López
Durante años he sentido resentimiento contra mi mamá y también contra mi misma los consejos que aquí se encuentran son de gran utilidad, pero la respuesta que yo busco ¿porque ? No sé, si será válido buscar respuestas o simplemente perdonar y ya.
Sara Sanchis
Buenos días Diana,

Entiendo lo que nos dices... Perdonar no es un proceso sencillo, para nada. Las personas que han atravesado situaciones como la tuya sienten un gran dolor interno y no pueden llegar a entender cómo pudieron herirles de ese modo. Erais niños y necesitabais cuidado, atención y cuidado y no lo que recibisteis a cambio. El resentimiento que genera esta situación presenta una base real que cuesta romper.

No obstante, tras recordar todo lo ocurrido, re-vivir el dolor que nos generó y aceptar la situación, resulta importante que aquello ocurrió en un momento en el que las personas que nos generaron ese dolor eran incapaces de ofrecernos nada mejor. Es importante tomar conciencia de que sus propias heridas emocionales no les permitieron darnos lo que necesitábamos. Tener presente esta realidad, puede calmar nuestro corazón herido y puede abrirnos a la compasión hacia la persona que nos hirió.

Espero haberte ayudado con estas palabras. Si, no obstante, tienes cualquier otra duda, consúltanos e intentaremos ayudarte de nuevo.

Un abrazo grande!

Cómo perdonarse a uno mismo
Cómo perdonarse a uno mismo

Volver arriba