Compartir

Cómo resolver un conflicto familiar

 
Por Marta Menéndez. Actualizado: 18 septiembre 2018
Cómo resolver un conflicto familiar

Incluso las familias más aparentemente establecidas y felices en algún momento de su vida familiar tienen que lidiar con problemas en sus relaciones. Un conflicto puede ocurrir cuando los miembros de la familia tienen diferentes opiniones o creencias sobre diversos temas, otras veces el puede producirse por malentendidos que llevan a conclusiones erróneas.

Cuando esos conflictos no se resuelven de forma adecuada puede conducir a discusiones y resentimientos, incluso a la ruptura familiar. En este artículo de Psicología-Online te mostramos cómo solucionar un conflicto familiar de forma adecuada.

Tipos de conflictos familiares y ejemplos

Algunos conflictos familiares pueden producirse por:

Problemas de confianza

La falta de confianza en las relaciones familiares puede llevar a problemas en la relación. Sin confianza, la relación pierde su seguridad. Esto puede llevar a conductas dañinas como sentimientos de desconfianza o posesión, no constituyendo la relación un apoyo.

Diferentes expectativas

A menudo los problemas en las familias aparecen cuando uno de los miembros tiene expectativas a largo plazo diferentes a las de los otros, particularmente en cuanto a la carrera profesional, deseos familiares, etc.

Cambio de circunstancias

Como familia es difícil que todos los miembros evolucionen al mismo tiempo. Por eso la familia necesita ir reajustándose a cada etapa. Sin embargo, en algunos casos estos desajustes pueden dar lugar a conflictos.

Mala comunicación

Irónicamente, aunque hoy en día podemos estar más comunicados que antes, la gente se comunica de peor forma. El éxito de una familia reside, entre otras cosas, en una comunicación eficaz. Una buena comunicación no tiene que ser continua durante todos los días sobre banalidades, sino que se debe tratar de una interacción real expresando sentimientos, deseos y miedos

Cómo resolver un conflicto familiar - Tipos de conflictos familiares y ejemplos

Consejos para la resolución de conflictos familiares

Cuando necesitamos liberarte de las emociones negativas, los negociadores sugieren metafóricamente que nos vayamos al balcón y miremos el conflicto con cierto desapego. Es más fácil decirlo que hacerlo. Pero aquí te mostraremos una estrategia de tres pasos que te permitirá tomar distancia del problema y obtener un poco de claridad para poder resolver un conflicto familiar.

Tu propia perspectiva

Este paso requiere con alcances un grado alto de autoconciencia y autoconocimiento. Esto se consigue preguntándote a ti mismo por lo que realmente te importa.

¿qué dolor estás tratando de evitar? ¿de qué te estás protegiendo? ¿qué necesidades estás tratando de satisfacer? ¿te sientes seguro? ¿estás tratando de conectar con otros o te sientes conectado contigo mismo?

Debes tratar de clarificar lo que el conflicto supone realmente para ti o cuál es realmente el conflicto en tu interior.

De hecho, los más probable es que mientras la pelea trata un tema específico, en realidad está buscando algo que se encuentra en un nivel más profundo. Por lo que lo importante es averiguar qué es eso mediante un ejercicio de introspección.

La perspectiva del otro

Este paso es fundamental. Requiere que tengas empatía y que a través de esa empatía alcances una mayor comprensión sobre lo que está pasando.

Debes ponerte en los zapatos de los otros. Por un momento, deja tu propio juicio a un lado y haz lo que sea más adecuado para ver la situación a la que te estás enfrentando desde la perspectiva del otro.

¿qué puede estar influenciando la posición del otro? ¿qué experiencias perfilan su pensamiento? ¿qué pasa en su vida? ¿qué necesidades está satisfaciendo con una conducta en particular? ¿está buscando llamar la atención, amor, etc? En definitiva, ¿cuál es la intención de la otra parte?

Debes ir más allá y preguntarte a ti mismo: ¿cómo pueden interpretar los otros mis palabras y comportamientos? ¿qué puedo hacer diferente para conocer las necesidades subyacentes de los otros y satisfacer las mías al mismo tiempo?

Cuando combinas los “insights” combinas tu perspectiva y la de los otros, para alcanzar una mayor comprensión del conflicto y de las formas de resolverlo.

La perspectiva de la tercera parte

A menudo, alguien que está fuera del conflicto puede ofrecernos una perspectiva fresca sobre el problema que estamos tratando de resolver. En este paso, debes colocarte en la posición de la tercera parte observando la situación en la que estás involucrado.

Así que imagina que estás sentado en el cine, viendo tu conflicto proyectado en la pantalla como si se tratase de una película. Y tú debes permanecer en la perspectiva del espectador ¿qué puedes decir de los comportamientos de los personajes de la película? ¿qué consejo podrías dar como parte no involucrada en el conflicto?

Por lo tanto, esta estrategia te permite ver el conflicto desde tres perspectivas, haciendo que tomes distancia emocional del problema, obtengas mayores insights y puedas alcanzar una comprensión del conflicto mayor y más profunda. Por lo tanto, esta estrategia te empodera para resolver el conflicto de forma asertiva.

Cómo resolver un conflicto familiar - Consejos para la resolución de conflictos familiares

Problemas familiares: ¿qué hacer?

Si bien es cierto que cada familia es única, a menudo los problemas relacionales que las familias tienen que enfrentar son similares, por lo consiguiente, otros consejos para saber cómo resolver un conflicto familiar son los siguientes:

Negocia

Algunas sugerencias incluyen:

  • Resuelve el problema si consideras que merece la pena hacerlo
  • Intenta diferenciar o separar a la persona del problema
  • Si estás muy enfadado trata de calmarte antes de actuar
  • Debes tener en cuenta que la idea es resolver el conflicto y no ganas una discusión
  • Recuerda que la otra parte no está obligada a estar siempre de acuerdo contigo en todo

Define el problema

  • Respeta el punto de vista de la otra persona prestando atención y escuchando
  • Habla de forma clara y razonable
  • Trata de encontrar puntos en común
  • Acepta estar en desacuerdo

Intenta escuchar

  • Trata de estar calmado
  • Trata de dejar las emociones a un lado
  • No interrumpas a la otra persona mientras está hablando
  • Escucha de forma activa a los demás
  • Asegúrate que entiendes lo que te está diciendo la otra persona, si es necesario pregunta
  • Comunica tu visión del problema de una forma clara y honesta
  • Resiste las ganas de solucionar el problema rápidamente y tómate el tiempo necesario

Trabaja como un equipo

  • Aportar entre todos la mayor cantidad de soluciones posibles
  • Comprométete
  • Asegúrate que cada uno de vosotros entendéis la solución elegida
  • Una vez que la solución está decidida, debes respetarla y adherirte a ella
  • Haz un contrato, si es necesario

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo resolver un conflicto familiar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conflictos familiares.

Escribir comentario sobre Cómo resolver un conflicto familiar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo resolver un conflicto familiar
1 de 3
Cómo resolver un conflicto familiar

Volver arriba