Sentimientos

Cómo tener una relación abierta sana

 
Mary Dulcinia Lugo
Por Mary Dulcinia Lugo. 10 julio 2023
Cómo tener una relación abierta sana

Para tener una relación abierta sana es importante que marques tus propios objetivos y analizar si estos cambian, establecer límites sexuales y emocionales y manejar los celos y las emociones. Si te estás planteando tener una relación abierta con tu pareja, antes debes considerar varios aspectos para que el amor salga fortalecido. Por ejemplo, no hacerlo por obligación, qué limites quieres poner y cómo manejar la comunicación de pareja en este contexto.

Los expertos afirman que las relaciones abiertas pueden funcionar si se saben llevar con asertividad, ya que este tipo de interrelación es muy compleja. En este artículo de Psicología-Online, te contamos cómo tener una relación abierta sana a través de un conjunto de recomendaciones que es importante considerar.

Índice
  1. Qué significa tener una relación abierta
  2. No lo hagas por obligación
  3. Analizar y definir qué tipo de relación quieres
  4. Establecer y comunicar tus objetivos
  5. Establecer límites sexuales y emocionales
  6. Respetar la privacidad
  7. Manejar los celos y las emociones
  8. No ocultar la realidad a las personas involucradas
  9. Tener una comunicación abierta
  10. Priorizar la relación principal
  11. Tener flexibilidad y adaptabilidad
Ver más >>

Qué significa tener una relación abierta

Las relaciones abiertas son aquellas contrarias a la monogamia, en la que una pareja acuerda que uno o los dos miembros de la pareja pueden tener relaciones con terceras personas sin que esto afecte la relación principal. Es una forma de relación romántica o sexual en la cual las personas involucradas acuerdan tener la libertad de explorar conexiones emocionales y/o sexuales con otras personas fuera de la relación.

En este tipo de relaciones, las parejas suelen tener acuerdos y límites claros sobre lo que es aceptable o permitido, lo que puede incluir el tipo de actividades que se permiten, las personas con las que pueden tener relaciones, y cómo se comparte la información sobre estas interacciones.

No todas las personas están abiertas a tener este tipo de relación, puesto que prefieren la relación monógama, donde la exclusividad emocional y sexual es fundamental. Además, es esencial discutir los límites, las expectativas y los sentimientos de cada persona para asegurarse de que ambos miembros de la pareja están cómodos con el acuerdo establecido.

Dicho esto, a continuación, te damos algunas recomendaciones para que puedas tener una relación abierta sana y satisfactoria para ambas partes.

No lo hagas por obligación

Nada que se haga por obligación es bueno, y las relaciones abiertas no son una excepción. Esto significa que si tu y tu pareja os planteáis tener una relación abierta, y uno de los dos no está de acuerdo, el otro tiene que aceptar la decisión y no te puede obligar. Si te involucras en una relación abierta por complacer a tu pareja, o por miedo a perder su amor, el resultado para ti va a ser muy doloroso.

Lo mejor para tener una relación abierta sana y equilibrada es que ambas partes estén de acuerdo, ya que esta experiencia determina el bienestar emocional de ambos.

Analizar y definir qué tipo de relación quieres

Antes de dar el paso, debes entender lo que significa estar en una relación abierta. Ante todo, debes ser sincero/a contigo mismo/a para determinar si te apetece realmente compartir experiencias sexuales y emocionales con terceros dentro de la relación. Recuerda que nadie puede decirte qué debes hacer para procurar tu propio placer y bienestar. En este artículo hablamos sobre Qué hacer cuando tu pareja te pide una relación abierta.

Cómo tener una relación abierta sana - Analizar y definir qué tipo de relación quieres

Establecer y comunicar tus objetivos

Si quieres tener una relación abierta sana deberéis establecer objetivos y límites claros y, sobre todo cumplirlos. Ser claros desde un principio puede aliviar cargas y evitar sentimientos heridos en el futuro. Antes de abrir tu relación, es esencial que te plantees aspectos como los siguientes:

  • Si quieres que los terceros se conozcan.
  • El tiempo que se pasará con las terceras personas involucradas.
  • Si se pueden repetir encuentros sexuales con la misma persona.

Además, es importante tener en cuenta que los objetivos pueden cambiar con el tiempo. Así pues, es necesario hablar con tranquilidad sobre los límites marcados, y poder tener la flexibilidad de modificarlos si se diera el caso, o para saber si ambos estáis cómodos con los objetivos planteados.

Establecer límites sexuales y emocionales

Cuando tu pareja te pide una relación abierta y aceptas, es imprescindible establecer límites sexuales y emocionales. Por ejemplo, que sea una relación poligámica no significa que sea abierta a cualquiera, por lo que debéis acordar como pareja que “tan abierta” será esa relación. En este artículo, te contamos las diferencias entre una relación abierta y el poliamor.

Es necesario hablar sobre con quién se podrá intimar y en qué condiciones. Por ejemplo, si se usará protección para los encuentros con penetración, o si se puede tener relaciones con extraños que se topen en la calle o con personas que ya conocen, entre muchos otros detalles.

Además, para que las relaciones abiertas funcionen, también es fundamental marcar unos límites emocionales. Por ejemplo, aceptar que te sentirás cómodo/a si pareja tiene encuentros casuales por Tinder, o si puede tener citas románticas en otro contexto social.

Respetar la privacidad

Si quieres que una relación abierta funcione, es fundamental respetar la privacidad de la pareja. Desde el principio debéis decidir qué información queréis intercambiar de vuestros encuentros con otras personas. En este sentido, algunas pareja deciden establecer una política intrínseca de “No digas, no preguntes” y, en cambio, otras se lo cuentan todo.

Cómo tener una relación abierta sana - Respetar la privacidad

Manejar los celos y las emociones

Por tu propio bienestar, para tener una relación abierta sana debes dejar a un lado los celos. Recuerda que este tipo de relaciones se fundamentan en la conexión física o afectiva de tu pareja con otra persona y tú lo vas a saber. Entonces, ¿qué sentido tienen los celos en este caso? Para evitar cualquier malentendido, es fundamental que ambos tengáis muy claras las reglas que habéis y no traspasar los límites para que prevalezca la confianza en todo momento.

No ocultar la realidad a las personas involucradas

Si quieres tener una relación abierta, es importante que se lo comuniques a las terceras que involucres en ella. De esta forma, evitarás malentendidos o que el otro se forma falsas expectativas de formar una pareja romántica contigo. Lo mejor es que hables con honestidad desde el principio, y que le digas claramente los límites de la relación, puesto que, a partir de allí, el otro individuo podrá si le interesa continuar o no en esta experiencia.

Tener una comunicación abierta

Sea una relación abierta o no, la comunicación es primordial para mantener el amor a flote. Trata de establecer una comunicación honesta en la que cada uno/a podáis expresar vuestros deseos y aspiraciones.

Crea una dinámica comunicativa con tu pareja libre de juicios, y donde os sintáis cómodos para mostrar cómo os sentís. Hablad de todos los detalles de los encuentros y expectativas para no perder la unión que tenéis entre vosotros. Además, para tener una relación abierta, debéis confiar en que, si bien hay otras personas con las que os veis, vosotros queréis seguir siendo pareja y tener un proyecto de futuro juntos.

Cómo tener una relación abierta sana - Tener una comunicación abierta

Priorizar la relación principal

Aprende a conectarte con tu pareja presente y disfruta del vínculo que tienes con él o ella. Sigue enamorándola/o a diario para afianzar su amor y recuerda que es la persona con la que elegiste compartir tu vida. Para hacer que funcione una relación abierta, es importante que prevalezca el equilibrio entre la relación que ya tenéis y las demás, y que se compenetren de la mejor manera posible.

Tener flexibilidad y adaptabilidad

Las relaciones abiertas son dinámicas y pueden evolucionar con el tiempo. Mantén la mente abierta y sé flexible para ajustar los acuerdos y las reglas a medida que ambos crezcan y cambien. La comunicación constante y la disposición para adaptarse son clave para mantener una relación abierta saludable. Si quieres saber más sobre este tipo de relaciones, en este artículo, te explicamos si las relaciona abiertas funcionan.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tener una relación abierta sana, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sentimientos.

Bibliografía
  • Taormino, T. (2020). Opening up: Una guía para crear y mantener relaciones abiertas. Melusina.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Cómo tener una relación abierta sana