Compartir

¿Las relaciones abiertas funcionan?

 
Por Cristina Alavedra Barceló. 19 noviembre 2020
¿Las relaciones abiertas funcionan?

Vivimos en una sociedad cada vez más cambiante y, con ella también, ha cambiado la forma de vivir el amor y de relacionarnos. Hay personas que no creen en la monogamia y, frente a ello, defienden el poliamor y las relaciones abiertas, si puedes tener a más de una amistad, ¿por qué no se puede tener a más de una relación sexo-afectiva sin que ello signifique que no das valor a todas tus relaciones? En este artículo de Psicología-Online, queremos hablarte sobre las relaciones abiertas, si estas funcionan según la psicología y dar algunas reglas para principiantes en el poliamor.

También te puede interesar: ¿Las relaciones a distancia funcionan?

¿Qué es una relación abierta?

El poliamor se puede definir como la posibilidad de establecer más de una relación sexo-afectiva de forma consensuada, ética e igualitaria. Esta forma de percibir el amor rompe con los cánones establecidos hasta el momento, las relaciones monógamas y la felicidad asociada al amor de una única pareja, así como la infidelidad como prueba de desamor y soledad. El poliamor nace como alternativa a todo esto y para conformar la diversidad de relaciones amorosas que se puede establecer entre las personas. El poliamor defiende que las relaciones amorosas están determinadas por la sociedad en la cual estamos inmersos.

¿Qué hacer si tu pareja te pide una relación abierta y tú no quieres?

¿Cómo actuar cuando tu pareja te pide una relación abierta? Como bien dice la definición de poliamor, la relación abierta debe ser consensuada, ética e igualitaria, si tú no te sientes preparado o preparada para iniciarte en una relación abierta no debes hacerlo, ya que estas suponen una alta gestión emocional y un alto autoconocimiento de ti mismo/a que permita sentirte a gusto con este tipo de relación, actualmente la sociedad aún está muy anclada a la monogamia. No te debes sentir culpable por no querer o sentirte a gusto en otro tipo de relación, mientras aceptes y respetes que estas existen.

En el caso que tengas dudas sobre si aceptar una relación abierta con tu pareja o no, o que las relaciones abiertas te generen curiosidad, pero aún no sabes cómo vas a poder gestionarlo, debes poder hablar libremente de estas inquietudes con tu pareja para poder llegar a un acuerdo o negociación. Quizás podéis probarlo más adelante o empezar buscando una pareja para cada uno conjuntamente, etc. Hay muchos tipos de relaciones abiertas y formas de llevarlas. A continuación, hablamos de las relaciones abiertas para principiantes.

Reglas de relaciones abiertas para principiantes

¿Cómo adaptarse a una relación abierta? En un primer momento, las relaciones abiertas, y más cuando no has estado nunca en una de ellas, no son fáciles de gestionar. Al emprender este tipo de relaciones debemos aprender a gestionar distintos aspectos. A continuación vamos a establecer algunas reglas de una relación abierta que se deben tener en cuenta al iniciar una relación poliamorosa:

  1. Consenso: es la regla básica para iniciar cualquier relación abierta, debe haber un muto acuerdo en establecerla e igualdad para emplearla.
  2. Confianza mutua: una de las reglas de las relaciones abiertas para principiantes es la confianza. Esta confianza debe incluir mucha comunicación entre la pareja, poder expresar sentimientos, inquietudes, y por supuesto también se debe hablar sobre qué medidas de protección se está tomando en cada relación.
  3. Gestión del tiempo: antes de iniciaros en el poliamor, es importante establecer unos tiempos, es decir, a pesar de estar en una relación abierta se tiene derecho a querer pasar X tiempo con tu pareja y no aceptar quedar relegada por otros amores, es decir, querer seguir siendo una prioridad para tu pareja.
  4. Seguridad e higiene sexual: este punto es muy importante hablarlo para evitar cualquier tipo de riesgo. Ante la posibilidad de establecer diversas relaciones sexuales con distintas personas se debe hablar muy en serio del uso de protección en todos los sentidos para evitar tanto embarazos no deseados como ETS (enfermedades de transmisión sexual). En este punto, es importante no solo hablarlo, sino también fijarse en qué prácticas habéis realizado vosotros/as y qué medidas habéis tomado para ver la fiabilidad de las posibles protecciones.
  5. Deshacerse de la idea del amor romántico: una de las principales cosas que puede limitar el poliamor es el mito del amor romántico, este habla de un único amor a quién se lo entregas todo. Pues bien, el poliamor rompe con todos estos esquemas, es por ello que si alguien quiere iniciarse en las relaciones abiertas debe abandonar estos mitos y abrir su mente a nuevos horizontes.

Relaciones abiertas y celos

Los celos son, seguramente, el principal el problema de las relaciones abiertas. El experto y educador sexual Reid Mihalko, en 2008 explicaba que había 8 motivos principales por los cuales una persona en una relación abierta sentía celos y las formas de abordarlos y solucionarlos. A continuación te exponemos todos ellos:

  1. Posesividad y control: ante una relación abierta, nos hemos de plantear cómo de posesivos/as somos, qué nivel de control necesitamos para sentirnos seguros o seguras y qué tiempo deseo que invierta mi pareja en mí.
  2. Inseguridad: para emprender cualquier tipo de relación poliamorosa, primero debes plantearte cómo de seguro o segura te sientes en la relación y, al contrario, qué niveles de inseguridad tienes, o qué posibilidades ves de que la relación se estanque o rompa y con qué frecuencia piensas en la ruptura.
  3. La pérdida: este apartado se refiere a la sensación o miedo que se tiene en la relación a perder al otro o al abandono. Antes de empezar una relación poliamorosa, debemos plantearnos cuánto miedo al cambio tenemos.
  4. Ataque a la autoestima o rechazo: antes de iniciar cualquier tipo de relación abierta, se debe plantear cómo puede afectar a nuestra autoestima que nuestra pareja se vea con otras personas, hasta qué punto este hecho puede suponer un rechazo.
  5. Soledad: ¿qué sucede en nosotros/as si no estamos con esta persona?, ¿nos invade algún sentimiento de miedo o desconfianza? Diferentes estudios explican que el poliamor solo se puede emplear en aquellas personas que presentan una gran seguridad y confianza en ellas mismas y que se sienten a gusto con la soledad, es decir, les gusta pasar tiempo consigo mismas.
  6. Baja autoestima: si detectamos que presentamos baja autoestima, el poliamor puede crear mayor inseguridad en nosotros mismos. En este artículo encontrarás información para reforzar tu autoestima.
  7. Valores: debemos hacer un repaso a nuestros valores y esquemas mentales y ver en qué grado o medida aceptaríamos una relación en forma poliamorosa y si esta podría ser sana.
  8. Envidia: evitar comparaciones entre las distintas parejas que tu pareja establece, para evitar complejos.

Como se ha mencionado anteriormente, una relación abierta implica una alta gestión emocional y se debe estar seguro o segura antes de empezarla para no dañar nuestro ser en ella.

Relaciones abiertas e hijos

Si la relación abierta es bien aceptada y llevada por la pareja en sí, no debe haber ningún problema en el cuidado de los hijos e hijas. Desde tiempos, atrás en la crianza de los hijos e hijas ha existido la convivencia múltiple, en las casas vivían abuelos, tíos, primos, etc. En muchas ocasiones los primos casi se convertían en hermanos para algunos. En el caso de las relaciones abiertas y poliamorosas, puede suceder como en el caso de las personas divorciadas, que empiezan una nueva relación con otra persona. Se debe naturalizar y normalizar todos los tipos de relaciones para facilitar la aceptación ante los hijos e hijas. También se puede mantener a las otras personas al margen de la familia y pactar con la pareja que las relaciones abiertas se establecen siempre fuera del núcleo familiar. Cada estilo de relación abierta e hijos dependerá de la pareja en sí.

¿La relaciones abiertas funcionan?

¿Te preguntas si las relaciones abiertas funcionan? Este tipo de relaciones pueden funcionar perfectamente si ambos están de acuerdo con ella y con la filosofía de esta. Si solamente se acepta la relación abierta para complacer a la otra parte de la pareja, lo más probable es que ambos lo acabéis pasando mal, ya que no compartís los mismos valores en cuanto a la relación. Así pues, las relaciones abiertas funcionan siempre que los dos estéis convencidos.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Las relaciones abiertas funcionan?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.

Bibliografía
  • Bauman, Z. (2005). Amor Líquido. Acerca de la fragilidad de los vínculos humanos. Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica.
  • Mihalko, R. (2008). Los celos: el pulpo de los ocho brazos. Consulta de 2016. Traducción propia. Recuperado de https://amorsplurals.cat/2016/02/11/comafrontar-els-8-bracos-del-pop-de-la-gelosia-part-i/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Las relaciones abiertas funcionan?
¿Las relaciones abiertas funcionan?

Volver arriba