Compartir

Persona proactiva: definición, características y ejemplos

Persona proactiva: definición, características y ejemplos

La proactividad está relacionada con el entorno laboral. Aparece en cientos de currículos y en recursos humanos van buscando personas proactivas para sus empresas. En Psicología-Online te explicamos qué es una persona proactiva y cómo serlo para que amplíes tus oportunidades laborales.

Qué es una persona proactiva: 10 características

¿Qué quiere significa ser una persona proactiva? Una persona proactiva es aquella que sabe que la elección última de cualquier cosa es suya en cuanto a que siempre puede elegir cómo algo le afecta. No se deja sobrepasar por las circunstancias sino que toma acción y modifica lo que está en sus manos, ya sea la circunstancia o el modo en que esta le afecta.

Además comprende que hay acontecimientos que no están bajo su control y los acepta. Se anticipa a los problemas evitando que estos ocurran o proponiendo soluciones. Son consideradas valiosas por ser productivas y resolutivas.

Las principales características de las personas proactivas son las siguientes.

1. Tienen autoconocimiento

Las personas proactivas se conocen a ellas mismas, son conscientes de sus puntos fuertes y sus puntos débiles y se esfuerzan por mejorar los segundos. En el siguiente artículo encontrarás más información sobre el autoconocimiento.

2. Utilizan la asertividad

Son asertivas en sus comunicaciones y eso les sirve para tener buenas relaciones y conseguir lo que necesitan. Por ejemplo: si un jefe autoritario le insiste en realizar la tarea a su modo y el empleado proactivo sabe que hay un modo mejor, mediante una comunicación asertiva consigue llegar a un acuerdo.

3. Practican la creatividad

Las personas proactivas son creativas y encuentran una solución para cada tipo de problema que se les presenta. Ejemplo: cuando la solución habitual no funciona, prueba con otras que pueden dar los resultados esperados.

4. Su locus de control es interno

Se hacen responsables de lo que les ocurre en lugar de culpar al entorno y eso les permite poder cambiar la situación, ya sea modificando su comportamiento o eligiendo el modo en que les afecta lo sucedido. Por ejemplo: si una persona proactiva tiene un supervisor muy exigente y algo desagradable, elige que eso no le afecte.

5. Están focalizadas

Tener una actitud proactiva también implica estar focalizado. Se centran en el trabajo y no en las cuestiones sin importancia que lo rodean como cotilleos o quejas. Por ejemplo: mientras otros se dedican a quejarse de la dificultad del trabajo encomendado, ellos invierten ese tiempo en buscar recursos que le faciliten la tarea.

6. Son responsables

Se hacen responsables de sus tareas, asumen los posibles fallos y aprenden de ellos. Por ejemplo: si una persona proactiva ha cometido un error de cálculo en un documento que realizaban mientras sus compañeros de alrededor estaban hablando entre ellos, en lugar de culpar a las distracciones, asume su responsabilidad y repasa los siguientes documentos antes de entregarlos.

7. Cuidan su círculo de influencia

Su círculo de influencia suele ir en aumento por lo que sus recursos se van ampliando. Por ejemplo: cuida la relación con sus compañeros y estos le ayudan cuando necesita un favor.

8. Tienen autocontrol

Entre las habilidades de una persona proactiva se encuentra el autocontrol emocional. No permiten que las emociones los dominen en situaciones de estrés. Por ejemplo: llega un cliente con quejas de un producto que se le ha estropeado por un mal uso y le culpa. En lugar de reaccionar de manera agresiva ante las acusaciones, le explica con tranquilidad lo que ha podido suceder y busca una solución satisfactoria para cliente y empresa.

En el siguiente artículo encontrarás Qué es el autocontrol y técnicas para ejercitarlo.

9. Son dinámicas

Las personas con una actitud proactiva son activas, emprendedoras y enérgicas. Por ejemplo: propone cambios que pueden mejorar la empresa en lugar de esperar sentado a que le encomienden tareas.

10. Tienen visión de futuro

Piensan a largo plazo y se anticipan a las dificultades que puedan surgir. Otro de los ejemplos de proactividad en la vida cotidiana es que una persona proactiva, en la búsqueda de soluciones a un problema, tiene en cuenta la repercusión a largo plazo.

Diferencia entre proactivo y reactivo

Las 3 diferencias principales entre la personas proactivas y las reactivas son las siguientes:

  • Esperar vs. actuar. Una persona reactiva espera a que las cosas sucedan para reaccionar y una proactiva se anticipa a ellas.
  • Gestión emocional. Mientras la persona reactiva se deja llevar por las emociones, la proactiva elige controlarlas.
  • Responsabilidad. Las personas reactivas culpan a las circunstancias de sus errores o de su mala suerte, las proactivas asumen su responsabilidad y cambian lo necesario.

Diferencias en el lenguaje reactivo vs. proactivos:

  • No puedo hacer nada – Busquemos alternativas
  • Yo soy así – Puedo mejorar
  • Me afecta – Puedo controlar mis emociones
  • No voy a poder – Lo intentaré las veces necesarias
  • Tengo que – Elijo
  • Debo – Prefiero
  • Si… (condicional) – Pase lo que pase

Cómo ser una persona proactiva

Las personas proactivas son más felices en general porque no dejan su felicidad en manos de las circunstancias. Ellos saben que siempre tienen elección. ¿Cómo lograr ser más proactivo o proactiva? Existen formas de trabajar y potenciar la proctividad. Aquí tienes 10 tips para ser una persona proactiva:

  1. Lo primero que debes hacer es una autoexploración. Conocerte y averiguar tus puntos fuertes y tus fallos.
  2. Ocúpate de las cosas que puedes cambiar, asume las que no puedas cambiar y aprende a diferenciar entre unas y otras.
  3. Amplía tu círculo de influencia siendo asertivo, colaborador y sociable.
  4. Repasa tu lenguaje y haz modificaciones (apartado anterior)
  5. Si te comprometes con algo, no lo dejes a medias.
  6. Asume tu responsabilidad.
  7. Anticípate a los problemas.
  8. Ofrece lo mejor de ti.
  9. Emprende, no esperes sentado a que te digan lo que debes hacer. Crea tus propias oportunidades.
  10. Y lo más importante: recuerda que siempre tienes elección.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Persona proactiva: definición, características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • R. Covey, S. (1997). Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Barcelona: Paidós

Escribir comentario sobre Persona proactiva: definición, características y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Mariana Florez Monsalve
es aquella que sabe que la elección última de cualquier cosa es suya en cuanto a que siempre puede elegir cómo algo le afecta. No se deja sobrepasar por las circunstancias sino que toma acción y modifica lo que está en sus manos
Busca diferentes alternativas de actuación

Persona proactiva: definición, características y ejemplos
Persona proactiva: definición, características y ejemplos

Volver arriba