Compartir

Personas resilientes: ejemplos y características

 
Por Maite Nicuesa. 17 diciembre 2018
Personas resilientes: ejemplos y características

La resiliencia es una de las capacidades más importantes de la vida. Esta es la capacidad que tiene el ser humano para sobreponerse a circunstancias de adversidad en su existencia. Por ejemplo, el duelo por la muerte de un ser querido, un despido de trabajo inesperado, el desamor, un periodo de soledad o el sufrimiento. A pesar del dolor vivido, la persona renace de nuevo a la alegría por medio de una capacidad de reinventarse a sí misma al dar un sentido constructivo a la realidad desde la visión del aprendizaje.

En este artículo en Psicología-Online abordamos esta cuestión: "Personas resilientes: ejemplos y características". Todo ser humano tiene esta cualidad puesto que además, nadie sabe cómo va a reaccionar ante una situación determinada hasta que la vive en la práctica.

También te puede interesar: Valores del ser humano: lista con ejemplos

10 características de las personas más resilientes

A continuación, describimos los puntos principales que forman parte de la resiliencia:

1. Red social de amigos y familiares

Las personas resilientes no se encierran en sí mismas. Son autónomas, sin embargo, no hacen de esta actitud proactiva una autosuficiencia individualista sino que nutren su vida con los lazos afectivos de colaboración y afecto. Eso no significa que una persona sea más resiliente que otra por tener más gente cerca. Lo verdaderamente definitivo es la calidad del vínculo y la influencia constructiva de ese entorno sobre el protagonista.

2. Un mundo interior creativo

Cuando la realidad exterior muestra su lado menos amable, el protagonista no solo puede atender a la lectura de los hechos sino que también puede refugiarse en ese universo que cultiva a través del autoconocimiento, el arte, la lectura, el pensamiento positivo, las emociones y la vida sentida a través del propio punto de vista. Es decir, son personas que no se quedan en la superficie de las cosas sino que alcanzan la profundidad del ser.

3. Adaptación al cambio

Cuando la realidad cambia, incluso cuando esta alteración de los factores externos se ha producido en contra de la voluntad, el protagonista se posiciona ante un mapa de la realidad que le implica de manera vivencial. Las personas resilientes realizan este proceso de cambio contando con el apoyo de esa red social descrita anteriormente.

4. Inteligencia emocional

En situaciones de adversidad pueden producirse sensaciones contradictorias, así como hay espacio para sentimientos vinculados con la tristeza. Una persona resiliente no tapa esta realidad emocional sino que la integra en su vida dando espacio a la escucha de esa información que tiene un mensaje que expresar. Por lo tanto, podemos afirmar que la inteligencia emocional es una característica de las personas más resilientes.

5. Miran hacia el futuro

Es imposible hacer cambios vitales poniendo el foco en el ayer puesto que el pasado ya está escrito. Las personas resilientes miran al mañana con esperanza y se enfocan en el presente. Por ejemplo, se marcan nuevos objetivos a alcanzar.

6. Pierden poco tiempo en quejarse

Las quejas son muy humanas, sin embargo, una persona resiliente es protagonista de su destino, incluso cuando vive un periodo de dolor. Por ello, no se desgasta de manera crónica a través de la rumiación mental y quejas constantes.

7. Sentido del humor

La risa y la sonrisa son elementos medicinales que refuerzan la fortaleza frente a la superación de un hecho triste. Cuando una persona vive un momento de máximo dolor, el espacio para el humor es menor que aquel que se produce en la alegría. Sin embargo, este ingrediente está presente aunque sea en pequeñas dosis.

8. Gratitud

Incluso en el dolor, la persona resiliente es consciente de que tiene motivos para dar las gracias a la vida. Por ejemplo, por el abrazo de consuelo de ese amigo, por la compañía de las personas más cercanas o por la felicidad vivida hasta el momento.

9. Piden ayuda cuando la necesitan

No esperan que los demás adivinen su pensamiento sino que se cuidan a sí mismas pidiendo ayuda por iniciativa propia a través de mensajes claros a los demás.

10. Empatía

Son personas con sensibilidad y empatía no solo hacia los demás, sino también hacia sí mismas.

Personas resilientes: ejemplos y características - 10 características de las personas más resilientes

5 ejemplos de resiliencia

La resiliencia es una capacidad muy humana, solo tienes que recordar algunos momentos difíciles que has superado en tu vida para darte cuenta de tu capacidad de transformación.

  1. Amor no correspondido. Esta es una de las situaciones que en el plano sentimental obliga al protagonista a sobreponerse a esta ruptura de expectativas por medio de un duelo necesario para olvidar a esa persona.
  2. Victor Frankl autor del libro "El hombre en busca de sentido" y fundador de la Logoterapia es un claro ejemplo de resiliencia por medio de su testimonio en torno a la vida en un campo de concentración.
  3. Superación de la enfermedad o la muerte de un ser querido. La salud, pese a que en tantos momentos no la valoramos de forma consciente, es uno de los pilares más importantes del bienestar. Por ello, aquellos obstáculos de salud, suponen una prueba de resiliencia fundamental.
  4. Superación de un proceso de cambio. Por ejemplo, un divorcio que rompe con la rutina previsible visualizada hasta ese momento.
  5. Un despido laboral a los 50 años, un momento en el que el factor edad adquiere un significado limitante en algunos nichos de mercado.
Personas resilientes: ejemplos y características - 5 ejemplos de resiliencia

¿Cómo ser una persona resiliente? 5 consejos

Ahora que ya conoces las características de las personas resilientes y te hemos mostrado algunos consejos, es el momento de ayudarte a ser una persona resiliente. La resiliencia puede cultivarse y entrenarse en la práctica de la vida:

  1. Invierte en tu formación emocional a través de la realización de cursos de crecimiento personal, lectura de libros de psicología y asistencia a seminarios especializados.
  2. Cuida el factor presencial de tus relaciones con amigos para que el contacto a través de las nuevas tecnologías no sustituya el poder de un abrazo, por ejemplo. A su vez, aprovecha todo el potencial de la tecnología para estar cerca de quienes están lejos y para estar más cerca de quienes viven en tu entorno próximo.
  3. Música, arte, cine, literatura y deporte son ingredientes que nutren tu vida incrementando la belleza como concepto existencial.
  4. Modela el ejemplo de aquellas personas resilientes que observas en tu entorno más cercano.
  5. Realiza un proceso de mentoring contando con la ayuda de un mentor que te asesora con sus consejos y reflexiones sobre resiliencia.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Personas resilientes: ejemplos y características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Personas resilientes: ejemplos y características

¿Qué te ha parecido el artículo?

Personas resilientes: ejemplos y características
1 de 3
Personas resilientes: ejemplos y características

Volver arriba