Psicofármacos

Qué son las fenotiazinas: funciones, tipos y efectos secundarios

 
Alejandro Garcia Mingrone
Por Alejandro Garcia Mingrone. 11 febrero 2022
Qué son las fenotiazinas: funciones, tipos y efectos secundarios

A veces, la vida se nos pone difícil. Atravesamos situaciones de estrés o ansiedad cuando nos vinculamos con otras personas y se nos aparecen exigencias frente a las cuales debemos responder. Nuestra mente y nuestro cuerpo resisten hasta cierto punto, pero en algún momento aparecen las consecuencias. La medicina ha producido avances a lo largo de la historia de la humanidad para aliviar el malestar y/o el sufrimiento. Si bien es cierto que hay una enorme variedad de medicamentos en el mercado que tratan distintas patologías, hay un sector especializado en el abordaje de trastornos mentales e incluso de malestares corporales.

Así pues, existen medicamentos que permiten una mejoría de estas sensaciones y que otorgan efectos beneficiosos para la vida cotidiana, pero hay que tener en cuenta que pueden surgir complicaciones frente al mal uso de estos medicamentos. Tener datos concretos y precisos acerca de esta temática nos puede brindar mayores herramientas para abordar este área. Por eso, en este artículo de Psicología-Online, te brindaremos información acerca de qué son las fenotiazinas: funciones, tipos y efectos secundarios.

Índice
  1. Qué son las fenotiazinas
  2. Para qué sirven las fenotiazinas
  3. Tipos de fenotiazinas y ejemplos
  4. Efectos secundarios de las fenotiazinas

Qué son las fenotiazinas

Cuando hablamos de las fenotiazinas, estamos haciendo referencia a compuestos químicos que aparecen en ciertos medicamentos comerciales. Las fenotiazinas son estructuras químicas de tres anillos de color amarillento o verdoso, las cuales poseen dos anillos de benceno que se encuentran unidos a un átomo de azufre y otro de nitrógeno.

Para qué sirven las fenotiazinas

Las fenotiazinas se utilizan en una gran variedad de cuadros clínicos. A continuación, te especificaremos para qué sirven las fenotiazinas, es decir, ante qué afecciones está aprobada la suministración de las mismas:

  • Trastornos mentales graves: se utilizan para tratar tipos de psicosis, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Las fenotiazinas también pueden emplearse para tratar la demencia, pues sus compuestos químicos producen cambios en las conexiones neuronales que favorecen la memoria y la concentración.
  • Náuseas y vómitos: las fenotiazinas que tratan esta clase de problemática se denominan fármacos antieméticos.
  • Crisis convulsivas: debido su efecto tranquilizador, las fenotiazinas también se encuentran indicadas para el tratamiento de las convulsiones.

A pesar de los datos escritos en este artículo, debe tenerse en cuenta que el empleo de este tipo de medicamentos debe ser supervisado por un profesional de la salud, dado que es el encargado de evaluar las condiciones clínicas de cada paciente. En este sentido, deberán tenerse en cuenta aspectos fundamentales del paciente como la edad, el sexo, sí tiene enfermedades preexistentes o cuáles son sus antecedentes médicos, entre otros.

Qué son las fenotiazinas: funciones, tipos y efectos secundarios - Para qué sirven las fenotiazinas

Tipos de fenotiazinas y ejemplos

Si te preguntas qué medicamentos comerciales que están compuestos mayormente por fenotiazinas, a continuación, te mostraremos cuáles son y cómo se clasifican según los diferentes tipos de fenotiazinas:

Antipsicóticos clásicos

Por un lado, fenotiazinas están presentes en antipsicóticos clásicas. Las fenotiazinas se dividen en tres grupos importantes, según su estructura:

  • Fenotiazinas alifáticas: con fármacos como la Clorpromazina, la Levomepromazina y la Promazina.
  • Fenotiazinas piperidínicas: que se engloban psicofármacos como la Periciazina y la Pipotiazina.
  • Fenotiazinas piperazínicas: se incluyen fármacos como la Flufenazina, la Perfenazina, la Proclorperazina y la Trifluoroperazina.

Si bien estos grupos son los más relevantes, existen otros medicamentos que se asemejan a las fenotiazinas del grupo piperazínicas como las Butirofenonas (Benperidol y Haloperidol), las Dibenilbutilpiperidinas (Pimozida), las Tioxantenos (Flupentixol y Zuclopentixol) y las Benzamidas de sustitución (Sulpirida).

Antipsicóticos atípicos

Esta clase de psicofármacos con fenotiazinas presentan menos efectos adversos colaterales. En este grupo encontramos ejemplos de medicamentos con fenotiazinas como la Amisulprida, el Aripiprazol, la Clozapina, la Olanzapina, la Quetiapina, la Risperidona y la Zotepina.

Efectos secundarios de las fenotiazinas

A pesar de que las fenotiazinas son muy beneficiosas, hay que tener en cuenta que puede producir efectos adversos en algunas personas, por lo que no todo el mundo puede tomarlas. Concretamente, los efectos secundarios de las fenotiazinas son los siguientes:

  • Temblores.
  • Agitación.
  • Movimientos involuntarios en la cara, la lengua y los maxilares.
  • Hipotensión.
  • Problemas en la regulación de temperatura corporal.
  • Rigidez muscular.
  • Taquicardia.
  • Somnolencia.
  • Cefalea tensional.
  • Confusión.
  • Congestión nasal.
  • Dificultad para orinar.
  • Boca seca.
  • Visión borrosa.
  • Pupilas dilatadas.
  • Debilidad.
  • Erupciones.
  • Estreñimiento.
  • Cambios en el color de la piel.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas.
  • Dificultades en la coordinación motora.

Ante la presencia de alguno de los efectos adversos mencionados, es importante acudir a un centro de salud para ser atendido por un médico especialista.

Qué son las fenotiazinas: funciones, tipos y efectos secundarios - Efectos secundarios de las fenotiazinas

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son las fenotiazinas: funciones, tipos y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicofármacos.

Bibliografía
  • Guzmán, F. (2014). Antipsicóticos: lo esencial. Módulo 1. Instituto de Psicofarmacología, Argentina.
  • Pita Calandre, E., Manzanares Iribas, J. (1992). Fármacos antipsicóticos. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 12 (1), 13-21.
  • Simao Aiex, L. (2018). Fármacos antipsicóticos. Revista Clínica de Medicina de Familia Andalucía, 19 (1), 48-52.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Qué son las fenotiazinas: funciones, tipos y efectos secundarios