menu
Compartir

Sesgo retrospectivo: qué es, características y ejemplos

 
Por Gianluca Francia. 15 marzo 2021
Sesgo retrospectivo: qué es, características y ejemplos

Un sesgo muy común y peligroso, porque es desconocido para la mayoría, es el llamado "hindsight bias" o sesgo del retrospectivo, que consiste en el error del juicio retrospectivo. También llamado prejuicio de retrospectiva o recapitulación. Se trata de un efecto de la enfatización de los recuerdos recientes que se activa convenciéndote de haber previsto un acontecimiento, pero ese acontecimiento ya se conoce o incluso se ha producido. Es cuando dices después, pero no antes: "Lo dije". Este proceso lleva lejos de la realidad y cerca de malentendidos y problemas relacionales; de hecho no lo habías previsto, crees que lo hiciste, pero no es así. En este artículo de Psicología-Online, vamos a profundizar en lo que es el sesgo retrospectivo, sus características y algunos ejemplos al respecto.

Qué es el sesgo retrospectivo

¿Qué quiere decir sesgo retrospectivo? El concepto de sesgo retrospectivo se deriva de la literatura psicológica y, en particular, de estudios experimentales que demuestran que a posteriori las personas exageran lo que sabían antes de que ocurriera el acontecimiento: es el efecto "lo sabía desde el principio". El sesgo retrospectivo es la tendencia a reconstruir el pasado para que sea compatible con el bagaje de conocimientos actuales: una especie de sesgo de confirmación que va hacia atrás en el tiempo, en definitiva. Una vez que un evento ha tenido lugar, reconstruimos cómo ha ocurrido, por qué ha ocurrido de esa manera y no de otra y porque deberíamos haberlo previsto. Todos somos buenos entrenadores, pero después del partido.

¿Pero por qué sucede esto? Nuestro cerebro razona por patrones y asociaciones de ideas, y de esta manera, cada vez que podemos asociar una consecuencia a una causa, el cerebro las fusiona en un patrón útilmente repetible, para poder utilizarlo de nuevo frente a una situación similar y ayudarnos a preverla.

Entender mejor los sesgos, en este artículo encontrarás qué son los sesgos cognitivos con ejemplos.

Características del sesgo retrospectivo

El sesgo retrospectivo se manifiesta en toda su fuerza después de una gran catástrofe, cuando todo el mundo cree saber cómo y por qué se produjo y por qué los expertos y los líderes deberían haberlo previsto. Eventos improbables e impredecibles se convierten en no sólo probables, sino prácticamente seguros después. Después de un desastre, en retrospectiva, todo parece simple y el "experto" que analiza el caso se pregunta cómo el sujeto implicado pudo no darse cuenta de las obvias conexiones.

El sesgo retrospectivo tiene otro aspecto, conocido como outcome bias: cuando una salida es desfavorable, los que vuelven a examinar el caso son más propensos a criticar la atención prestada y a encontrar errores. Por ejemplo, Caplan y colegas (1991) pidieron a dos grupos de médicos que revisaran una serie de notas clínicas. Las notas de ambos grupos eran idénticas, excepto los resultados de los pacientes, que eran satisfactorios para un grupo de revisores y malos para el otro. El grupo de los outcomes pobres hizo críticas mucho más duras que el otro grupo, aunque los tratamientos descritos eran idénticos. Así que, en retrospectiva, simplificamos las cosas y tendemos a ser más críticos cuando la salida es desfavorable.

Ejemplos de sesgos retrospectivos

Veamos algunos ejemplos de estos sesgos cognitivos:

  • Consipiraciones. El sesgo retrospectivo juega un papel determinante en las teorías del complot; a menudo, las teorías de conspiración se basan en un resultado que, a la luz de los elementos disponibles, no podía ser fácilmente previsible y, a pesar de ello, quien se hubiera encargado de intervenir no lo habría hecho. Lo que significa que todo estaba pre-programado. Basta pensar en el atentado del 11 de septiembre, en el que según los conspiradores, a la luz de todas las pruebas disponibles, no parece posible que los americanos no supieran ya del atentado, teniendo en sus manos todos los elementos para deducirlo.
  • Otro ejemplo de sesgo retrospectivo llamativo es el de Pearl Harbor: según las fuentes conspirativas, en efecto, en los días anteriores al ataque habían habido hasta ocho informes, fruto de interceptaciones por radio de los mandos japoneses, sobre el inminente ataque a la base de Hawai. De ello, los conspiradores deducen que el ataque era fácilmente previsible y que no se había contrastado una prueba de la premeditación, destinada a constituir una excusa para intervenir en el enfrentamiento bélico. En realidad, la narrativa ignora el hecho de que, en esos mismos días, las escuchas de radio de los mandos japoneses habían interceptado 58 mensajes relativos a movimientos de los barcos japoneses en Filipinas, 21 sobre ataques en Panamá, 7 en ataques a la India y al sudeste de Asia e incluso 7 en un posible ataque a la Costa Oeste de América. Las interceptaciones en aquellos días eran, por lo tanto, tantas y confusas que "la inteligencia militar dejó de enviar memorandos a la Casa Blanca, temiendo que hubiera una brecha en el sistema de seguridad y que los japoneses comenzaran a sospechar que los americanos habían descifrado sus códigos y que estaban leyendo sus comunicaciones".

Si quieres conocer otros sesgos cognitivos, en estos artículos encontrarás:

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sesgo retrospectivo: qué es, características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Belotti, C. (2012). Impara a decidere bene evitando le trappole mentali. Good Mood.
  • Shermer, M. (2015). Homo Credens. Perché il cervello ci fa coltivare e diffondere idee improbabili. Roma: UAAR.
  • Tuttotroppo, P. (2020). Bias retrospettivo: quando l’imprevedibile diventa prevedibile. Recuperado de: https://www.paolotuttotroppo.it/bias-retrospettivo-imprevedibile-diventa-prevedibile/
  • Vincent, C. (2011). La sicurezza del paziente. Milán: Springer-Verlag.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Sesgo retrospectivo: qué es, características y ejemplos
Sesgo retrospectivo: qué es, características y ejemplos

Volver arriba