Compartir

Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo: causas y tratamiento

Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo: causas y tratamiento

Dentro de la vida sexual de una persona puede darse el caso de que padezca diferentes disfunciones. Una de ellas es padecer del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo, es decir, una condición que afecta al deseo sexual y que hace que la persona en cuestión no tenga apetencia ninguna ni ganas de tener relaciones. Se debe ir con mucho cuidado al respecto ya que no es lo mismo pasar un periodo con la libido un poco baja que padecer este trastorno. De hecho, es bastante frecuente que las personas tengamos diferentes momentos de excitación y deseo sexual a lo largo de nuestras vidas: hay periodos en los que estamos más activos y otros en los que estamos menos activos.

Sin embargo, a lo largo de tu vida apenas has sentido el deseo sexual, entonces puede que se deba a este trastorno. En Psicología-Online vamos a descubrirte cuáles son las causas y tratamiento del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo para que conozcas mejor esta condición que afecta a la vida sexual.

También te puede interesar: La anorexia sexual. Causas y Tratamiento.

Qué es el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo

Antes de hablarte de las causas del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo es importante que nos detengamos en su definición. Se trata de un trastorno muy habitual en mujeres aunque, también, cada vez es más frecuente entre los hombres. Es una condición que hace que no exista deseo sexual ni interés alguno en tener relaciones íntimas. Puede ser que un paciente solo se dé cuenta que padece el trastorno cuando está en pareja o que, también, lo sepa durante su soltería.

Es importante remarcar que el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo no debe confundirse con no tener ganas de hacer el amor de forma puntual. Es muy habitual que, en nuestra vida íntima, haya periodos que sean más o menos activos. Factores como el cansancio, el estrés, la rutina, etc., pueden hacer que la libido se vea disminuida. Sin embargo, cuando hablamos de que alguien sufre del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo es porque esta situación de inapetencia sexual no es puntual sino que es una constante en su vida.

Características del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo

Este trastorno no se da de forma puntual en una persona sino que es algo habitual y común. Por tanto, si en algún momento de tu vida padeces una falta de deseo puede ser que de deba a situaciones externas que afecten tu libido. Pero si casi nunca en tu vida te apetece tener relaciones, entonces es probable que padezcas del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo.

Otra de las características es que se trata de un trastorno que no tiene ninguna causa farmacológica sino que es algo natural y orgánico que siente una persona. Esta condición puede convertirse en un grave problema para la persona que lo padece porque no conoce los mecanismos para poder superarla.

En este otro artículo te damos otras causas por las que nunca te apetece hacer el amor.

Qué es el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo

Causas más comunes del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo

Vamos a hablar ya de las causas del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo. Tenemos que tener en cuenta que se trata de una condición que aparece de forma orgánica. Es decir, no tener ganas de tener relaciones sexuales puede tener su origen en padecer otras enfermedades o en tomar medicamentos que reduzcan la libido. Por tanto, en estos casos no hablaríamos de padecer DSH sino que, únicamente, la inapetencia sexual sería un efecto secundario de otra enfermedad.

Por tanto, dentro de las causas tenemos que centrarnos únicamente en los motivos orgánicos que pueden producir esta condición. Los más habituales son los siguientes:

Falta de comodidad en la cama

Una de las causas más frecuentes del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo es que la persona que padezca esta condición nunca se haya terminado de sentir 100% cómoda practicando sexo. Los motivos pueden ser muchos y muy variados: una mala experiencia en edades tempranas, falta de confianza en sí mismo, complejos, etcétera. Sea lo que sea, lo cierto es que puede ser que no haya sentido placer en exceso al tener relaciones y que, por tanto, los encuentros íntimos se contemplen más bien como una "obligación" que no como un placer.

Falta de autoestima

Otro de los factores desencadenantes del DSH es que la persona que lo padece tenga una falta de autoestima. Esto hará que no se sienta cómodo dejándose llevar libremente por el deseo y la libido sexual. La inseguridad puede proceder de diferentes aspectos aunque, por lo general, suelen tener una gran importancia los complejos físicos relacionados con el peso, el tamaño del pene, de los senos, etcétera. Este sentimiento puede provocar que esta persona cada vez vaya bloqueándose más su apetencia sexual hasta que, al final, se la auto-anula.

Experiencias traumáticas

Las personas que han padecido abusos sexuales, han sido víctimas de violaciones, etcétera, no tienen una buena relación con su sexualidad. Lo más probable es que la vean como algo negativo, sucio y violento, por lo que no desearán tener momentos íntimos y los rechazarán. En estos casos es esencial que se trate el problema con un terapeuta para poder sanar las heridas y superar estos traumas.

Haber sido educado con ideas conservadoras y religiosas

Otra de las causa de padecer Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo es que el sexo en casa y en la escuela siempre haya sido tratado como un tema prohibido, como un tabú del que no se debe hablar. Esto hará que la persona no pueda relacionarse de forma natural con su vida sexual y que, por tanto, considere que sus deseos y sus instintos son algo negativo que merece la pena silenciar.

Otras causas de padecer Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo

Aunque las causas anteriormente descritas son las que más causan la aparición de este trastorno, lo cierto es que hay otras situaciones que también pueden propiciar su aparición. Cabe apuntar que el DSH no tiene por qué formar parte de nuestra vida desde siempre, puede aparecer de forma espontánea a causa de los motivos que estamos indicando.

  • Problemas con el alcohol y las drogas: el uso y abuso de sustancias tóxicas para el organismo afectan de forma directa a nuestro bienestar general. Y aquí se incluye el deseo sexual.
  • Experiencias pasadas negativas: puede ser que el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo aparezca porque en el pasado te han hecho daño y, por tanto, ahora no te sientes capacitado de volver a entregarte físicamente a otra persona. No hace falta que sean abusos físicos sino que también pueden ser otro tipo de situaciones que te causen dolor y desconfianza como una infidelidad, por ejemplo.
  • Cambios hormonales: y, por último, no debemos dejar de considerar una de las causas más habituales entre las mujeres. Y es que en la edad de la menopausia femenina y la andropausia masculina es común que se padezca un descenso de la libido. Esto se relaciona con los cambios hormonales que experimentan los cuerpos al llegar a la edad adulta.

En este otro artículo encontrarás un análisis de los problemas sexuales más habituales en la pareja.

Cómo tratar el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo

Vamos a centrarnos ahora en el tratamiento del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo pues se trata de una condición que puede llegar a afectar, y mucho, al bienestar de una persona. La falta de apetito sexual puede hacer que sus relaciones amorosas nunca lleguen a ser satisfactorias y que, siempre, se sienta con un vacío en su vida que es difícil de llenar. Es importante aprender a tratar esta condición para poder sanar la relación que tienes con tu vida íntima y sexual.

La manera más recomendada de poder tratar el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo es mediante una terapia psicológica. Puede ser que se lleve a cabo una terapia individual o en pareja, dependiendo de las preferencias de cada paciente. Lo cierto es que, con este tratamiento, se pretende dar algunas pautas para que se puedan superar los miedos u obstáculos que le están impidiendo disfrutar de una sexualidad plena. Además, también se pretende que el paciente aprenda a gestionar su vida sexual de forma natural y sin prejuicios. Una forma de sanar su relación con su cuerpo y su propio placer para que, así, no se lo corte más.

Para ello, se pueden marcar algunas pautas de seguimiento:

  • Dedicar tiempo a la vida íntima con tu pareja: no es necesario llegar al coito pero sí dejarse llevar por el erotismo y la sensualidad. Por ejemplo, disfrutando de una cena romántica y, después, haceros un masaje sensual a la luz de las velas. La idea es intentar explotar esa faceta más erótica para que el deseo vuelva a formar parte de tu vida.
  • Despertar el propio deseo sexual: otra pauta que puede recomendarse es que, semanalmente, se dedique algo de tiempo a estimular el propio placer y deseo. Esto puede hacerse mediante la visualización de películas eróticas, la lectura de novelas picantes o la masturbación. Pero se deberá hacer de forma habitual para que, así, poco a poco el cuerpo vaya demandando más placer.
  • Prescripción de medicamentos: en los casos más severos, también es posible tratar el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo con algunos medicamentos que tengan como objetivo estimular la liberación de las hormonas que activan la libido y el deseo sexual. Sin embargo, este tratamiento tan solo deberá seguirse si el terapeuta así lo recomienda.
Cómo tratar el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexología.

Escribir comentario sobre Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo: causas y tratamiento
1 de 3
Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo: causas y tratamiento
Volver arriba