Compartir

15 ejercicios de relajación para niños

 
Por Maite Nicuesa. Actualizado: 23 octubre 2018
15 ejercicios de relajación para niños

La infancia es uno de los periodos de la vida en los que es posible adquirir hábitos que dejan una huella constructiva en la etapa adulta. Aunque a menudo pensamos que solo los adultos sufrimos estrés y ansiedad, estos se dan también con mucha frecuencia en niños cuando se tienen que enfrentar a situaciones nuevas para ellos, que resultan un desafío o les asustan.

Para que el niño o niña aprenda a vivir de una manera sana y feliz, es importante que aprendan diferentes ejercicios de relajación puesto que eso ayuda a que los niños rebajen su nivel de estrés, tanto mental como físico y también contribuye a disminuir la timidez del niño o niña, así como a controlar los tics y otros síntomas que estén relacionados con la ansiedad.

Para ayudarles a manejar esa ansiedad y a que se sientan más tranquilos, podemos enseñarles unas técnicas de relajación muy sencillas a través de estos 15 ejercicios de relajación para niños que te ofrecemos en Psicología-Online.

1. La música como técnica de relajación infantil

La música forma parte de la vida del ser humano desde la infancia. Existen distintos tipos de melodías que pueden influir en el desarrollo infantil. Aquellas que tienen una musicalidad y un ritmo que propicia la relajación alimenta este estado de ánimo de calma. Esta música puede servir de base ambiental para realizar un ejercicio de relajación centrado en la respiración consciente.

15 ejercicios de relajación para niños - 1. La música como técnica de relajación infantil

2. Técnicas de relajación mediante la alimentación consciente

En un ámbito cotidiano como la comida del fin de semana, es posible crear un ambiente de disfrute en torno a esa rutina para poner en valor no solo el menú que hay en la mesa, sino también, las sensaciones, las emociones y los sabores. Es decir, la alimentación consciente. Para ello, es recomendable vivir este momento sin prisa. También es conveniente apagar el teléfono móvil y la televisión.

3. Abrazar un árbol

El poder consciente del contacto con el presente puede observarse a través de la metáfora visual del abrazo. El abrazo es un gesto que no solo puede darse entre dos personas. Un ejercicio de relajación que puede practicarse en familia es abrazar un árbol al disfrutar de un paseo por una zona verde.

15 ejercicios de relajación para niños - 3. Abrazar un árbol

4. Recupera el arte de contar historias

Aprender a vivir el presente es uno de los síntomas de sabiduría vital que refuerza la felicidad. Y el mindfulness aporta una metodología centrada en la atención consciente que puede definir un camino viable para conectar con el instante.

La narración oral alimenta la imaginación infantil. En ese caso, puedes crear historias descritas en entornos naturales con el fin de que el propio contexto del argumento protagonizado por los personajes, lleve hasta el corazón del niño las esencias, sonidos y características típicas de este entorno de bienestar.

5. Fotografía emocional como ejercicio de relajación

El arte de capturar imágenes tiene un alto valor emocional para las familias puesto que, a través de este álbum de fotos, es posible observar algunos de los instantes protagonizados por los seres queridos. La fotografía también se convierte en una forma de mindfulness cuando el objetivo es captar imágenes con corazón a través de la pausa y la observación. Por ello, es posible motivar al niño para que practique el arte de la fotografía a través de imágenes que contienen su propia mirada.

15 ejercicios de relajación para niños - 5. Fotografía emocional como ejercicio de relajación

6. Libros de mindfulness para niños

Los libros son un estímulo educativo para los niños. En ese caso, en el catálogo de librerías y bibliotecas puedes seleccionar títulos sobre la temática del mindfulness en un lenguaje cercano para el público infantil. Es decir, son obras que pretenden acercar esta metodología de atención consciente a los más pequeños de la casa. Los beneficios del mindfulness en el ámbito educativo son muchos y debemos aprovecharlos.

7. Ejercicios sensoriales para niños

El ser humano conecta con el presente a través de la información que recibe de los sentidos.

  • A partir de esta observación, puedes sugerir al niño que centre su atención en un elemento que puede contemplar directamente a su alrededor.
  • Otro ejercicio vinculado con las sensaciones es caminar descalzo sobre la alfombra de una estancia de la casa.
  • En relación con los sonidos, el niño puede poner el punto de atención en sonidos de la naturaleza, por ejemplo, el viento que mueve los árboles.
15 ejercicios de relajación para niños - 7. Ejercicios sensoriales para niños

8. Ritual de gratitud

Este ejercicio de relajación puede realizarse con una frecuencia semanal y puede ser un acto sencillo de familia a través del que reforzar este sentimiento hacia la vida. Crear un hábito de gratitud es constructivo para reforzar el optimismo, la felicidad y la valoración de la realidad, más allá de la insatisfacción que produce poner el punto de atención en las carencias en lugar de en aquello que se tiene. Cada familia puede personalizar su gesto de gratitud de manera individual.

15 ejercicios de relajación para niños - 8. Ritual de gratitud

9. Juegos de relajación: pintar mandalas

A través de este ejercicio de colorear un mandala, los niños no solo pueden poner en práctica la atención consciente, sino también, su propia creatividad a través de un juego de colores, formas y simetría. Este es un ejercicio de creatividad que puede integrarse fácilmente en el tiempo libre.

10 Lectura de poemas infantiles y juveniles

La poesía tiene su propia musicalidad a través del ritmo y la métrica de los versos. Por medio de la lectura de este tipo de obra, los niños descubren la belleza de las palabras desde una interpretación que tiene un compás marcado. Este es un ejercicio que, además, estimula el sentido del oído a través de la lectura en voz alta. Y a través de esta información auditiva, el niño conecta con el presente.

15 ejercicios de relajación para niños - 10 Lectura de poemas infantiles y juveniles

11. Yoga para niños

Uno de los mejores ejercicios de relajación para niños y adolescentes es el yoga ya que resulta positiva para potenciar el bienestar integral de los niños. Los grupos de yoga están guiados por monitores expertos que ofrecen dinámicas especialmente recomendadas. El yoga combina dos ingredientes muy importantes: control de la respiración y toma de conciencia de la postura corporal. De este modo, es una disciplina que implica el cuerpo y la mente.

Las técnicas de relajación asociadas al yoga son especialmente positivas para prevenir los posibles estados de ansiedad vinculados a la impulsividad de la hiperactividad. Además, por medio de la realización de unas dinámicas de yoga, interioriza dichas dinámicas que va a repetir de una forma secuencial en distintos momentos. El efecto de la repetición resulta muy terapéutico.

15 ejercicios de relajación para niños - 11. Yoga para niños

12. Introducir el Mindfulness al yoga

Un estudio publicado por la revista canadiense Cadth llevado a cabo por especialistas en Mindfulness y Yoga concluye que el yoga es una disciplina que puede aplicarse como un tratamiento complementario por sus distintos beneficios: aumenta la autoestima del niño que toma mayor conciencia de sí mismo. Al mejorar la relación que el niño tiene consigo mismo, este bienestar también aumenta en los vínculos con el entorno como si se tratara de una ley del espejo, además, el niño también adquiere una mejor concentración al reducir la impulsividad.

Los beneficios del yoga no son visibles de un día para otro, sin embargo, cuando esta disciplina se cultiva, se convierte en una filosofía de vida. Los beneficios del yoga tampoco producen los mismos resultados en todas las personas.

Otro de los beneficios del yoga y el mindfulness es que son disciplinas que pueden disfrutarse en familia. En ese caso, son el punto de partida para compartir tiempo en común y fortalecer los vínculos afectivos a partir de dinámicas que propician el optimismo, el control del estrés y el bienestar integral (cuerpo y mente). El mindfulness incluye una combinación de ejercicios de relajación y meditación. Son ejercicios que elevan el nivel de interioridad, de este modo, la persona se centra en sí misma, más allá del ruido exterior.

13. Meditación como ejercicio de relajación para niños

Otra disciplina que también resulta terapéutica para niños es la meditación que parte de una premisa importante: la capacidad de atención mental también requiere de un entrenamiento, es decir, es una habilidad que se nutre de la propia experiencia práctica. La meditación aumenta el nivel de resiliencia y mejora el estado de ánimo personal, además, los mantras también pueden producen un efecto de seguridad y calma. "Estoy bien", es un ejercicio de mantra sencillo que aporta energía constructiva.

Antes de tomar cualquier decisión al respecto es fundamental que consultes todas las dudas con el profesional que sigue el caso del niño para decidir qué disciplina es la más adecuada para él. De este modo, puedes saber si en su caso no existe ningún tipo de contraindicación en la práctica del yoga, el mindfulness o la meditación.

14. La tortuga

"La tortuga" es otro de los juegos de relajación para niños más frecuentes. En este ejercicio el niño simulará que es una tortuga que se va escondiendo en su caparazón porque el sol se va poniendo.

Para ello, el niño estará en el suelo tumbado boca abajo, con los brazos y las piernas estirados y, poco a poco, se irá encogiendo, sentándose sobre las piernas y ocultando los brazos, de forma que quede los más encogido posible. Mantendrá esa posición durante unos segundos y después, con la salida del sol, volverá a estirarse, siempre lentamente. De este modo, relajará sus músculos y su mente al mismo tiempo.

15. Juego de relajación: como un globo

Entre los juegos de relajación para niños, uno de los más conocidos y usados es el de "Como un globo".

Para llevarlo a cabo, indicaremos al niño que debe actuar como un globo, es decir, hinchándose de aire y después dejándolo escapar.

Para ello, debe inspirar muy lentamente hasta que note sus pulmones llenos de aire y que sienta cómo su abdomen se llena también de aire, al igual que si fuera un globo. Después, el niño expulsará lentamente el aire, despacio, como un globo que se deshincha poco a poco.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a 15 ejercicios de relajación para niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Meditación y relajación.

Escribir comentario sobre 15 ejercicios de relajación para niños

¿Qué te ha parecido el artículo?

15 ejercicios de relajación para niños
1 de 8
15 ejercicios de relajación para niños

Volver arriba