Compartir

5 rasgos de una buena persona

 
Por Maite Nicuesa. Actualizado: 20 abril 2018
5 rasgos de una buena persona

En el mundo existen muchas buenas personas, de hecho, la mayoría de la gente tiene buen corazón y buenos sentimientos. La superación personal que se esconde en el interior de cada ser humano demuestra que siempre podemos evolucionar. Es decir, tú puedes ser la mejor versión de ti mismo. En este artículo de Psicología-Online vamos a descubrirte los 5 rasgos de una buena persona para que puedas empezar a ser tú también una de ellas. ¡El cambio empieza en ti mimos!

Empatía, una de las cualidades de una buena persona

Uno de los rasgos de una buena persona es que suelen ser personas empáticas. El dolor ajeno no debe de ser invisible a los ojos de nadie. La empatía, la humanidad y la solidaridad muestran que una persona se siente mejor consigo misma cuando se implica en las circunstancias de su entorno para poder aportar su granito de arena en la construcción de un mundo mejor.

Las personas que practican la empatía se rigen bajo un lema claro y conciso: "No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti". Esta es su base en la vida y, desde aquí, actúan, hablan, reaccionan y se relacionan con los demás. Es un principio básico de respeto y tolerancia que hace que te puedas poner en la piel de otra persona y, así, comprender mejor sus emociones y su forma de vivir la vida.

En este otro artículo te descubrimos los rasgos de una persona que tiene poca empatía para que entiendas la diferencia.

5 rasgos de una buena persona - Empatía, una de las cualidades de una buena persona

Sinceridad, otro de los rasgos de una buena persona

El perfil de una persona buena también se caracteriza por practicar la sinceridad. Pero no nos equivoquemos: hay personas sinceras que también son groseras e hirientes. Las buenas personas, al ser empáticas, saben cómo tienen que decir las cosas y respetan, mucho, las emociones de los demás. Por tanto, serán sinceras siempre contigo pero cuando te digan algo que no te gusta, lo harán con sumo cuidado para no ofenderte.

El corazón de una buena persona se nota incluso en sus palabras y en la forma que tiene de hablar de los demás. Una buena persona no pierde el tiempo en crear rumores falsos sobre terceras personas o en criticar de forma constante a alguien a sus espaldas. Tiene objetivos más productivos en los que aprovechar su tiempo.

Las buenas personas hacen buenas acciones

Otra de las características de las buenas persona es que también dedican parte de su vida a realizar actos positivos y bondadosos. Las acciones igual que las palabras son un efecto de los sentimientos del corazón. Una buena persona se define a sí misma a través de los hechos que reflejan una serie de valores y de normas.

También suelen tener unas escalas de valores muy firmes que suelen cumplir a rajatabla. Son personas optimistas, soñadoras e idealistas que intentan vivir de una forma positiva tanto a nivel individual como social. Intentan ofrecer pequeños granitos de arena para que el mundo pueda ser un lugar mejor para vivir y, muchas veces, ¡lo consiguen!

5 rasgos de una buena persona - Las buenas personas hacen buenas acciones

La confianza, otra característica de las buenas personas

Una buena persona es aquella en la que puedes confiar de verdad. Incluso en el caso de no tener mucha confianza, es una persona responsable que no juega con los sentimientos de nadie. Una buena persona no utiliza a los demás como si fuesen objetos. Suelen ser personas que, gracias a los valores tan firmes que tienen, tienen muy claro que el respeto es un elemento básico en las relaciones humanas.

Por eso, son personas que te respetarán y que no irán escampando tus secretos o intimidades a nadie. Además, gracias a su sinceridad, son personas que pueden convertirse en amigos del alma ya que querrán lo mejor para ti y no les costará nada decirte si hay algo que no les termina de convencer. En general, suelen crear relaciones muy sanas con la gente de su entorno y ayudar a que los demás también se puedan convertir en buenas personas.

En este otro artículo te damos algunos buenos consejos para que puedas saber cómo conseguir la felicidad individual.

Humildad, esencial en las personas con buen corazón

Y, por último, otro de los rasgos de una buena persona es que suelen ser humildes. Es decir, nunca se sentirán superiores a los demás ni mirarán a nadie por encima del hombro. Saben que todo el mundo tiene su vida y sus propias metas, por tanto, respetarán cada éxito de cada uno y nunca se interpondrán en ellos.

No necesitan demasiadas cosas para vivir: ni lujos, ni dinero, ni reconocimiento. Son personas sencillas que se sienten la mar de felices disfrutando de un bonito atardecer, despertándose con sus seres queridos o dando un paseo por la playa. Valoran que en la sencillez de la vida es donde se encuentra la auténtica felicidad y la auténtica belleza.

5 rasgos de una buena persona - Humildad, esencial en las personas con buen corazón

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a 5 rasgos de una buena persona, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Escribir comentario sobre 5 rasgos de una buena persona

¿Qué te ha parecido el artículo?

5 rasgos de una buena persona
1 de 4
5 rasgos de una buena persona

Volver arriba