Compartir

Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva

Por Anna Badia Llobet, Psicóloga y editora. Actualizado: 5 septiembre 2019
Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva

Los tres estilos diferentes de comunicación son el pasivo, el agresivo y el asertivo. Los estilos forman un continuo, siendo los estilos pasivo y agresivo los dos extremos y el estilo asertivo el punto medio, es decir, el grado óptimo. La asertividad es una forma de comunicarse con los demás imprescindible para tener relaciones sociales de calidad. Con el objetivo de que puedas identificarlas, en este artículo de Psicología-Online, exponemos las características o perfil de una persona asertiva y no asertiva.

También te puede interesar: Cómo aprender a ser asertivo

Características de la asertividad

¿Qué es la asertividad? La definición de asertividad consiste en un conjunto de habilidades prácticas sociales y de comunicación. La comunicación asertiva se basa en el respeto hacia todas las partes y su objetivo es negociar un punto intermedio entre varias posturas. Una de las características más importantes de la asertividad y la actitud asertiva es el equilibrio que busca y que aporta a la comunicación. Sus beneficios son notables, pues permiten mejorar la comunicación y mantener relaciones más sanas y satisfactorias. Asimismo, también contribuye a fortalecer la autoestima, ya que el autorespeto es un pilar básico para la asertividad.

La asertividad o actitud asertiva consiste en expresar y defender la opinión propia, un punto de vista o unas ideas teniendo en cuenta los derechos propios, pero también los ajenos. Respetando el punto de vista del otro, la asertividad fomenta la comprensión y la empatía y permite llegar a un punto común.

En la gráfica que aparece a continuación, podemos ver que la asertividad es el punto medio del continuo de los estilos comunicativos, cuyos extremos y polos opuestos son la comunicación agresiva y la comunicación pasiva. Ambas son consideradas estilos de comunicación no asertiva.

Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva - Características de la asertividad

Características de una persona asertiva

Las comunicación de las personas fluctúa en este continuo dependiendo de las situaciones y las circunstancias, pero tienen una tendencia general hacia un estilo comunicativo. Por ejemplo, las personas asertivas en ciertas ocasiones pueden adoptar una actitud característica del estilo de comunicación pasivo o agresivo. Sin embargo, se categorizan en el estilo de comunicación asertivo porque muestran una tendencia general a relacionarse con asertividad. Con la siguiente descripción y la lista de características, podrás identificar a una persona asertiva fácilmente.

Persona asertiva: definición

¿Qué es una persona asertiva? Las personas asertivas son aquellas que practican un estilo de comunicación asertivo. La conducta asertiva se basa en el respeto hacia los demás y hacia uno mismo. Las personas asertivas conocen sus propios derechos y los defienden, respetando a los demás, es decir, no van a "ganar", sino a "llegar a un acuerdo". Siguen el método yo gano, tú ganas.

Persona asertiva: características

¿Cuáles son las características de una persona asertiva? Las cualidades de una persona asertiva son las siguientes:

  1. Habla de forma tranquila y directa. En una persona asertiva podemos observar fluidez, volumen y velocidad adecuados, seguridad, contacto ocular directo, relajación corporal, comodidad postural y la ausencia de bloqueos o muletillas. Su expresión facial es amistosa y sonríe frecuentemente. Hace pausas y silencios. Dice lo que quiere decir de forma directa. Sabe realizar y recibir halagos, también preguntar y responder preguntas adecuadamente. Sus gestos son firmes pero no bruscos.
  2. Expresa sus pensamientos y opiniones. La persona asertiva es capaz de expresar lo que piensa y lo que opina, aunque sus opiniones difieran de las del resto. Puede hablar abiertamente y con honestidad sobre sus gustos e intereses. Es capaz de expresar su desacuerdo con los demás y de decir "no".
  3. Respeta las opiniones de los demás. Una persona asertiva sabe aceptar sus errores y sabe respetar la postura de los demás, aunque no la comparta.
  4. Expresa sus sentimientos. Las personas asertivas son capaces de expresar sentimientos tanto positivos como negativos.
  5. Tiene en cuenta los derechos de todos. Las personas asertivas conocen y creen en unos derechos para sí y para los demás. Defienden los propios respetando los de los demás. No se acercan demasiado a su interlocutor, sino que respetan su espacio personal.
  6. Actúa de forma adaptativa. La persona asertiva se adapta al contexto y actúa de la manera más eficaz en cada situación.
  7. Tiene una autoestima sana. La persona asertiva no se siente inferior ni superior a los demás, no necesita demostrar nada mediante una comunicación agresiva. Se siente bien con ella misma y no pretende herir a los demás.
  8. Se comunican desde la serenidad. Otra de las cualidades de las personas asertivas es que hablan desde la calma y cuando ha disminuido la intensidad emocional, produciendo la sensación de control emocional.
  9. Su objetivo es el punto medio. A una persona asertiva no le interesa conseguir lo que quiere a cualquier precio, sino llegar a un acuerdo entre las dos partes y que ambas salgan beneficiadas.
  10. Tiene relaciones interpersonales satisfactorias y fructíferas. Las personas asertivas disfrutan de las relaciones interpersonales. Su forma de comunicarse propicia que sean bien valoradas por los demás y facilita que tengan una red social de apoyo.

Persona asertiva: ejemplos

Un ejemplo de diálogo con una persona asertiva:

  • Persona 1: "¡Hola! ¿Me has traído el libro que te dejé?"
  • Persona 2: “No lo he traído, otra vez se me ha olvidado.”
  • Persona 1: “Yo entiendo que estés ocupado(a) en muchas cosas, pero a mí me hace falta el libro y muchas veces se te olvida, ¿qué te parece si mañana te envío un mensaje de para recordártelo?”
  • Persona 2: “¡Perfecto!”

¿Soy una persona asertiva?

Para saber si eres una persona asertiva puedes realizar el siguiente Test de asertividad gratis, online y con resultados inmediatos.

Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva - Características de una persona asertiva

Características de una persona no asertiva: comunicación pasiva

Una persona no asertiva es la que tiene tendencia a un estilo de comunicación asertivo, es decir, pasivo o agresivo. A continuación veremos en detalle estos estilos de comunicación.

Comunicación pasiva: características

Las características de una persona pasiva son las siguientes:

  1. Habla poco y bajo. En una persona pasiva podemos observar que habla con un volumen de voz bajo y de manera poco fluida, presenta bloqueos, tartamudeos, vacilaciones, silencios y muletillas. Las personas con un estilo de comunicación pasivo utilizan mucho las palabras "quizás" y "supongo". Hacen pocas preguntas y responden con pocas palabras. Hablan rápido y poco claro. No mantienen el contacto ocular, tienen la mirada baja, la cara tensa, los dientes apretados y los labios temblorosos, las manos nerviosas y la postura tensa e incómoda. Sonríen poco y hacen movimientos nerviosos.
  2. No expresa sus pensamientos y opiniones. La persona pasiva no es capaz de expresar lo que piensa y lo que opina, especialmente si sus opiniones difieren de las del resto.
  3. Antepone las opiniones de los demás. Una persona pasiva respeta las opiniones de los demás y las antepone a las suyas propias. Así evitan molestar u ofender a los demás. Son personas "sacrificadas" que viven preocupadas por satisfacer a los demás.
  4. No expresa sus sentimientos. Las personas pasivas suelen sentirse incomprendidas, manipuladas y no tenidas en cuenta, pero no lo manifiestan. Por lo que presentan deshonestidad emocional. Aunque se enfade, no muestran enfado ni desacuerdo, no exteriorizan sus verdaderos sentimientos. En el siguiente artículo encontrarás por qué cuesta tanto expresar los sentimientos.
  5. Tiene en cuenta los derechos de los demás. Las personas pasivas anteponen los derechos de los demás anulando los suyos propios. Respetan a los demás de forma escrupulosa pero no se respetan a sí mismas.
  6. Actúa desde el miedo. La persona pasiva se siente insegura y no quiere molestar a los demás.
  7. Tiene una autoestima baja. La persona pasiva tiene la autoestima baja, no se siente bien con ella misma y por ello necesita ser querida y apreciada por todo el mundo. En consecuencia, actúa para complacer a los demás.
  8. Responsabilizan a los demás. Las personas pasivas se quejan frecuentemente de los demás: "X no me comprende", "Y es un egoísta y se aprovecha de mí", etcétera.
  9. Su objetivo es no enfadar. A una persona pasiva le aterran los conflictos, no sabe lidiar con el desacuerdo con los demás y es incapaz de pensar en la posibilidad de enfrentarse a alguien. Por ello, prioriza las opiniones y deseos de los demás a cualquier precio.
  10. Tiene relaciones interpersonales insanas. Las personas pasivas no pueden disfrutar de las relaciones sociales. Mantener este estilo comunicativo provoca frecuentes sentimientos de ansiedad, frustración, tristeza y desamparo.

Comunicación pasiva: ejemplo

Un ejemplo de respuestas habituales por parte de una persona pasiva es el siguiente:

  • Persona 1: "¡Hola! ¿Me has traído el libro que te dejé?"
  • Persona 2: “No lo he traído, otra vez se me ha olvidado.”
  • Persona 1: “Bueno, no pasa nada, da igual.”
  • Persona 2: “No te molesta, ¿no?”
  • Persona 1: “Bueno, lo necesitaba hoy, pero es igual.”
  • Persona 2: “Bueno, mañana te lo traigo, ¿está bien?”
  • Persona 1: “Está bien.”

Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva - Características de una persona no asertiva: comunicación pasiva

Características de una persona no asertiva: comunicación agresiva

Las personas no asertivas son las que tienen tendencia a comportarse de forma pasiva o agresiva. El estilo de comunicación agresivo es lo contrario del pasivo, es el otro extremo del continuo. En ambos extremos, lo ideal sería trabajar las habilidades sociales para acercarse al centro.

Comunicación agresiva: características

Las características de una persona agresiva son las siguientes:

  1. Habla mucho y fuerte. En una persona agresiva podemos observar que habla con un volumen de voz elevado, rápido y de forma tajante. Utiliza imperativos y un lenguaje despectivo con palabras malsonantes e incluso insultos y amenazas. Lanza muchas preguntas enlazadas y responde rápidamente. En el contacto visual se percibe una actitud desafiante. Suele mostrar la cara y las manos tensas y adoptar una postura corporal que invade el espacio personal del interlocutor, de manera que este se siente invadido y intimidado. Gesticula con moviemientos amenazadores.
  2. Expresa sus pensamientos y opiniones sin filtro. La persona agresiva expresa lo que piensa y cree sin tener en cuenta los sentimientos de los demás.
  3. Antepone sus opiniones y deseos. Una persona agresiva manifiesta sus deseos y opiniones como las únicas opciones válidas. No respeta las opiniones de los demás. A veces, ni siquiera permite que puedan expresarlas.
  4. Expresa sus emociones de forma descontrolada. Las personas agresivas suelen presentar repentinos estallidos desmesurados de agresividad. Estos estallidos suelen ser bastante incontrolados, ya que son fruto de una acumulación de tensiones y hostilidad. Carece de habilidades sociales para poder regular su expresión.
  5. No tiene en cuenta los derechos de los demás. Las personas agresivas defienden sus intereses sin respetar los derechos de los demás.
  6. Actúa desde el miedo. La persona agresiva piensa que si no se comportan de esta forma, es excesivamente vulnerable.
  7. Tiene una autoestima baja. La persona agresiva no se siente bien con ella misma y por ello necesita ser respetada por los demás, defenderse atacando y "ganar" al otro en la comunicación.
  8. No escucha. La persona agresiva se comunica de forma unidireccional, no escucha y tiene una actitud de menosprecio hacia los demás.
  9. Su objetivo es ganar. Una persona agresiva no soporta que las cosas no salgan como ella quiere. Piensa que lo importante es conseguir lo que quiere a cualquier precio.
  10. Tiene relaciones interpersonales insanas. Es complicado tratar con personas agresivas y provocan rechazo en los demás. Por lo que pueden sentirse solas, frustradas, incomprendidas y culpables. Su actitud de desprecio y las faltas de respeto pueden generar grandes conflictos en sus relaciones interpersonales.

Comunicación agresiva: ejemplo

Un ejemplo de un diálogo con una persona agresiva es el siguiente:

  • Persona 1: "¡Hola! ¿Has traído el libro que te dejé?"
  • Persona 2: “No lo traje, otra vez me lo he olvidado”
  • Persona 1: “¡Pero es la cuarta vez que se te olvida!”
  • Persona 2: “Es que lo iba a coger, pero al final se me olvidó”
  • Persona 1: “Siempre es lo mismo, no te acuerdas de nada. Yo lo quiero ahora mismo. ”
Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva - Características de una persona no asertiva: comunicación agresiva

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Caballo, V. E. (1983). Asertividad: definiciones y dimensiones. Estudios de psicología, 4(13), 51-62.
  • Castanyer, O., & Ortega, E. (2003). ¿Por qué no logro ser asertivo? Desclée de Brouwer.
  • Mayer-Spiess, O. C. (1996). La asertividad: expresión de una sana autoestima. Desclée de Brouwer.

Escribir comentario sobre Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
PILAR
Me podrían decir el autor y el año en que se publico esta información gracias

Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva
1 de 5
Características o perfil de una persona asertiva y no asertiva

Volver arriba