menu
Compartir

Cómo empezar una conversación con una persona que te gusta

 
Por Gianluca Francia. Actualizado: 30 marzo 2021
Cómo empezar una conversación con una persona que te gusta

Muchas personas tienen miedo de iniciar una conversación porque no quieren sentirse avergonzados; vuelve la ansiedad social y temen ser juzgados y rechazados. La gente no quiere decir nada ofensivo o que puede hacer que el otro se sienta avergonzado, por lo que "se sienten seguros" y no dicen nada; este no es un buen enfoque, porque es solo una excusa para no superar el miedo a hablar. Evitar combatir este miedo significa perder muchas oportunidades interesantes para conocer a otras personas, formar nuevas relaciones y mejorar sus vidas de muchas maneras. En este artículo de Psicología-Online veremos cómo puedes iniciar una conversación con una persona que te gusta. Si no sabes cómo empezar una conversación con alguien que no conoces, ya se en persona o por chat, como WhatsApp, Instagram o Tinder, sigue leyendo.

También te puede interesar: Cómo saber si una persona te dice la verdad

Consejos para iniciar una conversación

¿Cómo empezar a hablar con alguien? Tanto si no le conoces aún, como si te daverguenza porque te gusta, puedes aplicar los siguientes consejos para empezar a entablar conversación:

  1. Demuestra interés en la conversación de la persona a tu lado. A la gente le encanta hablar, y aún más les gusta encontrar a alguien dispuesto a escucharles.
  2. No hay preguntas si/no. Formula tus preguntas para iniciar una conversación, las preguntas a las que se puede responder con un sí o como un no llevan la comunicación a un punto muerto. ¡A evitar por completo! En este artículo encontrarás más de 100 preguntas para conocer a alguien que te gusta.
  3. Deja que la persona con la que estás hablando te enseñe algo. Si el tema de conversación te es oscuro, no finjas, en la mayoría de los casos la persona con la que estás hablando estará más que feliz de enseñarte algo.
  4. Comparte tus propias anécdotas. Compartir experiencias pasadas sirve para crear un vínculo con las personas y puede ser muy útil para romper el hielo antes de una conferencia en la que eres el relator.
  5. Practica con cualquiera que conozcas. Hay que cultivar el arte de la conversación, practicar te ayudará a estar más seguro de ti mismo y a no quedarte sin palabras en la próxima ocasión.
  6. Observa, aprende e imita. Todos tenemos ese amigo que es capaz de encantar a cualquiera con sus habilidades de orador. Escúchalo, atesora de sus enseñanzas, de las preguntas que plantea y no dude en ponerlas en práctica a la primera ocasión.
  7. Cuenta algo que te acaba de pasar. Pequeñas anécdotas sin importancia, como el mal café que has tomado en el bar de al lado o el autobús que has perdido por un momento de retraso, pueden ser un buen punto de partida para iniciar la conversación con quien acabas de conocer.
  8. Sé honesto. No hay nada malo en decir que no te gusta hablar de trivialidades y que quieres hablar de "cosas más grandes". Lo más probable es que tu interlocutor se sienta aliviado por esta afirmación. Para hacerlo, sin embargo, prepara algunas preguntas interesantes y "grandes", que promuevan la confianza entre vosotros/as, como "¿Qué te ha asustado hoy?" o "¿Estás feliz con tu estilo de vida actual?".
  9. Habla de tus errores y malas experiencias. La gente que nunca se equivoca intimida y no simpatiza con nadie, también habla de tus fracasos.
  10. La otra persona es como tú. Por último, el consejo para iniciar una conversación más importante de todos: recuerda que otras personas que te rodean también se sienten tan impresionados como tú la mayoría de las veces. ¡No estás solo/a en esto!

3 experimentos para romper el hielo y empezar a hablar con alguien

Ahora sabemos cómo iniciar y mentar una conversación por chat o en persona, ¿pero cómo vencer la vergüenza para empezar? Muchas personas tienen dificultades para romper el hielo con extraños y esta condición a veces puede generar impotencia, frustración, llegando en algunos casos a encerrar a la persona en una prisión de soledad. Las razones de este cierre pueden ser muy variadas, y a menudo una vía psicoterapéutica puede ser un buen contexto en el que se pueden potenciar las competencias sociales útiles para disolverse en el informe. He aquí, sin embargo, tres experimentos que pueden ser útiles a quien encuentra dificultades para acercarse a las personas, capaces de mover algunas situaciones:

  1. El juego de las tres miradas y una sonrisa. Cuando estás en un lugar público y hay alguien que te gusta, pero tienes miedo de acercarte porque temes un rechazo, puedes mirar fijamente a esa persona hasta que se dé cuenta de ti. Si la mirada es correspondida, huye con los ojos. Repite esta danza de miradas dos veces más, pero en la tercera, en vez de huir con la mirada, terminas con una bonita sonrisa. Todo aquí: un ejercicio simple y poco invasivo que ciertamente no sirve para conquistar a las personas (no es esta la intención) sino para familiarizarse con algunas dinámicas subyacentes al cortejo y empezar a vencer la timidez.
  2. Colecciona 3 NO por día. Puede parecer un poco paradójico como experimento, porque se trata precisamente de salir al encuentro del miedo que nos atormenta, pero hacerlo voluntariamente y con método podría revelar interesantes perspectivas. Básicamente, el experimento consiste en detener a alguien (al principio tal vez a gente que conoces un poco, más tarde a gente desconocida) y comenzar una conversación con él con el fin de traer a casa 3 "NO". Para empezar, también valen preguntas triviales como: "¿Sabes qué hora es?" "¿Qué camino debo tomar para ir a la estación?" y así sucesivamente. A medida que coger confianza con estas preguntas breves, tienes que pasar a conversaciones más estructuradas. Este ejercicio puede ser una buena manera de romper el hielo y, al mismo tiempo, algo que nos permita de todos modos iniciar una conversación con quien tememos.
  3. Enfrenta lo que temes. Necesitas enfocar lo que te bloquea, y gradualmente empiezas a enfrentarlo, buscándolo deliberadamente. Si es el juicio de los demás lo que te da miedo, construye situaciones diarias que te hagan sentir juzgado. Si es la vergüenza, busca casos en los que tengas que soportar tu veneno. No exageres la dosis al principio, de lo contrario será letal.

Probar estos experimentos no debe costar demasiado esfuerzo y te permitirá salir gradualmente de la zona de confort. Por otro lado, la única manera de obtener resultados diferentes es haciendo cosas diferentes.

Cómo mantener la conversación interesante

Una vez hemos perdido la vergüenza y hemos iniciado una conversación, ya sea en persona o por Instagram, Tinder o WhatsApp, puede que se acabe rápidamente. ¿Cómo mantener la conversación? La persona que inició la conversación es responsable de su éxito, y se espera que esa persona haga todo lo posible para mantenerla viva. Se trata de un asunto difícil, especialmente en el caso de dos desconocidos. Afortunadamente, hay muchas maneras de seguir hablando sin que la conversación pierda eficacia. Veamos algunos consejos y temas interesantes para hablar con una chica o un chico que te gusta:

  • Seguir con preguntas relacionadas. Las frases usadas para romper el hielo también pueden servir para continuar una conversación, y suelen ir acompañadas de preguntas que pueden hacerlo más interesante. Por ejemplo, se puede decir: "No pude evitar notar que siempre llevas ropa bonita", y luego preguntar, "¿dónde la compras?" o "¿cuál es tu tienda favorita?". De esta manera se continúa la conversación después de una simple frase usada para romper el hielo.
  • Otra forma eficaz de mantener la conversación es pasar fluidamente del primer tema a otro. Por ejemplo, si se empieza a hablar de unas vacaciones en el extranjero, entonces se puede hablar de los alimentos tradicionales que se prueban en los diferentes lugares, pasando así de los viajes a la comida de forma natural. Durante la conversación es importante poder introducir nuevos temas para evitar que el interlocutor se aburra.
  • Dejar espacio para que se exprese y escuchar. Para que la otra persona no abandone la conversación se la deja hablar: cuanto más habla, más se sentirá implicada en la conversación. Para ello se pueden hacer preguntas abiertas, que nunca prevén un simple sí o no como respuesta, y dejan al interlocutor la libertad de dar muchas o pocas informaciones sobre sí mismo. Si usas bien estas preguntas, un extraño puede llegar a ser un conocido.
  • Las preguntas de profundización también son importantes para mantener una conversación, ya que muestran un interés genuino por lo que esa persona está diciendo, y le ofrece la oportunidad de dar más información sobre sí misma. Así es más fácil encontrar intereses en común y temas de conversación interesantes para ambos/as.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo empezar una conversación con una persona que te gusta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Andrews, J. (2014). Saper fare conversazione. Babelcube Inc.
  • Arnott, A. (2017). Chiacchierare senza sforzo. Come fare conversazione con chiunque dovunque e in qualsiasi occasione. Babelcube Inc.
  • Lebowitz, S., Akhtar, A. (2019). 13 simple ways to get better at small talk. Recuperado de: https://www.businessinsider.com/get-better-at-small-talk-2017-6?IR=T
  • Mazzucchelli, L. (2020). 3 esercizi per combattere la timidezza. Recuperado de: https://www.psicologiacontemporanea.it/blog/3-esercizi-combattere-la-timidezza/
  • Podetti, M. (2017). 10 modi per iniziare una conversazione. Recuperado de: https://www.ninjamarketing.it/2017/07/19/10-modi-per-iniziare-una-conversazione/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo empezar una conversación con una persona que te gusta
Cómo empezar una conversación con una persona que te gusta

Volver arriba