Compartir

Cómo enseñar a un niño a no mentir

 
Por Paula Martínez Barral. 29 noviembre 2019
Cómo enseñar a un niño a no mentir

Una de las mayores preocupaciones de padres y familias aparece a la par que lo hacen las mentiras en los niños. Que un niño mienta puede deberse a muchos motivos, siendo importante conocerlos para poder tomar las medidas oportunas.

En este artículo de Psicología-Online os queremos contar cómo enseñar a un niño a no mentir, planteando diferentes estrategias y consejos para que podáis aplicarlos en casa. También os contamos qué es lo que hay que evitar, pues a veces lo que hacemos con muy buena intención no tiene tan buenos resultados. ¿Quieres saber más sobre cómo afrontar las mentiras en los niños? Quédate a leer este artículo para descubrir estrategias prácticas y útiles.

También te puede interesar: Cómo tratar a un niño con autismo

Por qué mienten los niños

La mentira en los niños puede tener diversos motivos. Por una parte destaca el ejemplo que tienen en casa y en el colegio, en este sentido es importante evitar las mentiras en el hogar. Los niños aprenden de lo que ven, por eso es muy importante darles buen ejemplo, siendo honestos y alabando el decir la verdad aunque veces sea lo más difícil.

También puede que un niño mienta debido a la necesidad por sentirse aceptados, intentando contentar a los demás y no desencantarlos o evitando castigo por algo que hayan hecho de la forma que se considera errónea. Claros ejemplos son mentir sobre la nota de un examen, pues así sus padres estarán contentos, o decir a sus amigos que han hecho planes o viajes que ellos sienten que generan asombro y hasta envidia.

Otro de los motivos, muy relacionado con el punto anterior, es que el niño tenga una baja autoestima. De ella se derivaría la necesidad de aceptación y los esfuerzos por impresionar a los demás a toda costa. Además, con la mentira, muchos niños lo que obtienen es más atención por parte de los demás, ya sea consciente o inconscientemente.

Cómo trabajar la mentira en niños

Para comenzar a tratar la mentira en los niños, lo primero que se recomienda es intentar dilucidar las causas de la misma, pues así se puede buscar la solución más idónea en cada caso. Para hacer ver a un niño que ha de evitar mentir, podemos explicarle qué es mentir, pues muchos niños lo hacen sin saber que no están siendo honestos, es decir, sin intencionalidad o por desconocimiento. Por eso es importante enseñarles a diferenciar entre verdad y mentira, además de hacerle ver las consecuencias que acarrea mentir.

Si, por ejemplo, las mentiras vienen dadas de un intenso miedo a ser castigados, habrá que considerar si la disciplina aplicada al niño no es la más adecuada. Quizás se esté siendo demasiado estricto, no permitiendo al niño equivocarse o aplicando castigos muy severos de forma frecuente. En este caso se puede recurrir a modelos educativos basados en la compresión y el diálogo, intentando entender los motivos del niño para mentir y pudiendo eliminar su miedo a ser reprendido.

En el caso de que el pequeño muestre un bajo nivel de autoestima, es importante que esto sea evaluado por un profesional. Un psicólogo podrá atender a nuestro niño para así poder ayudarlo. En muchas ocasiones, la baja autoestima es producto de otros problemas subyacentes, que necesitarán ser atendidos, siendo recomendable comenzar a tratar al niño cuanto antes. Además, en el siguiente artículo encontrarás varias actividades para fortalecer la autoestima en niños.

Adicionalmente, es vital ser consecuentes, evitando mentir nosotros, pues el niño aprende de lo que las personas de referencia hacen, si nosotros mentimos es más probable que ellos lo hagan. También es importante que se les explique por qué es malo mentir, explicándoles que hacerlo tiene consecuencias negativas para ellos y los demás.

Algunas de las consecuencias que podemos explicarles a los niños son, por ejemplo, que si mienten los demás comenzarán a dejar de confiar en ellos, no creyéndolos, además de que esto puede hacer que se cree un rechazo o hacerle sentir mal por estar engañando a otros. Para que lo entiendan, podemos intentar ponerlos en alguna situación ilustrativa cómo, “imagina que tu amigo X comienza a decirte todos los días que no puede ir a montar en bici porque tiene que ir a clases particulares, pero un día lo ves jugando a la pelota con otros niños. Cuando le preguntas por qué lo ha hecho te dice que te ha mentido porque le apetecía más jugar la pelota pero no quería que te enfadaras, ¿cómo te sentirías tú? ¿No crees que es peor mentir que decir las cosas directamente?” Así, el niño puede darse cuenta de lo dañino que puede resultar mentir.

También puede ser que el niño o niña necesite aprender habilidades sociales para relacionarse con los demás desde la asertividad.

Cómo hacer que un niño diga la verdad

Si detectamos que un niño comienza a mentir e importante tomar una serie de medidas cuanto antes. En este sentido, existen una serie de recomendaciones que podemos seguir:

  • Intentar entender el por qué de las mentiras, puede que exista algún problema que haya que solucionar y que esté ocasionando esas mentiras.
  • Elogiar la verdad y “afear” la mentira. No debemos llamarles mentirosos, pero sí hacerles ver que, aunque pueda resultar difícil en algunas ocasiones, decir la verdad es necesario y mejor para todos.
  • No perder los nervios, ser pacientes y comprensivos. Es mejor recurrir al diálogo con los pequeños, sin enfadarse ni gritar. De esta forma se puede hacer comprender al pequeño los motivos por los que no es bueno mentir, sin que lo sientan como una agresión.
  • Recurrir a técnicas que premien la honestidad y no las mentiras. Algunas opciones son el refuerzo positivo, premiando o reforzando al niño cuando diga la verdad, pero sin castigos cuando miente.
  • Evitar ser demasiado exigentes, castigarlos con dureza o decirles que nos han decepcionado, pues el niño puede recurrir a las mentiras solo para que así estemos contentos. Tampoco han de realizarse interrogatorios, que demuestran la desconfianza en ellos y son incómodos para ambas partes. Es mejor mostrarse comprensivos y colaborativos con ellos, pues así se sienten mejor y las mentiras van desapareciendo de forma paulatina.

En el siguiente artículo sobre educar con inteligencia emocional encontrarás otras estaregias para resolver problemas con los niños y niñas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo enseñar a un niño a no mentir, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Bibliografía
  • Popliger, M., Talwar, V., & Crossman, A. (2011). Predictors of children’s prosocial lie-telling: Motivation, socialization variables, and moral understanding. Journal of Experimental Child Psychology, 110(3), 373–392. https://doi.org/10.1016/j.jecp.2011.05.003
  • Talwar, V., Arruda, C., & Yachison, S. (2015). The effects of punishment and appeals for honesty on children’s truth-telling behavior. Journal of Experimental Child Psychology, 130, 209–217. https://doi.org/10.1016/j.jecp.2014.09.011
  • Talwar, V., & Lee, K. (2008). Social and cognitive correlates of children's lying behavior. Child development, 79(4), 866–881. doi:10.1111/j.1467-8624.2008.01164.x
  • Xu, F., Bao, X., Fu, G., Talwar, V., & Lee, K. (2010). Lying and truth-telling in children: from concept to action. Child development, 81(2), 581–596. doi:10.1111/j.1467-8624.2009.01417.x

Escribir comentario sobre Cómo enseñar a un niño a no mentir

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo enseñar a un niño a no mentir
Cómo enseñar a un niño a no mentir

Volver arriba