Compartir

Cómo salir de la depresión después de un divorcio

Cómo salir de la depresión después de un divorcio

El divorcio es uno de los eventos de vida calificados como más estresantes. El estrés agudo y crónico, especialmente, afecta a la salud emocional y física. Hay investigaciones que sugieren que las personas divorciadas o viudas tienen más enfermedades crónicas (diabetes, cáncer…) en un 20% que las personas casadas. Además, otros estudios mostraron que el nivel de felicidad de una persona disminuye a medida que se acerca el divorcio, si la persona no trabaja en ello. En este artículo de Psicología-Online, te mostramos algunos consejos que te pueden ayudar a prevenir la depresión en esta situación, así como técnicas que pueden ayudarte a salir de la depresión después de un divorcio.

Síntomas de depresión por divorcio

Hay casos en los que el divorcio se convierte en un evento estresante y traumático en el que el dolor es excesivo y se experimentan algunos síntomas de depresión:

  • No poder dormir o dormir más de lo normal.
  • Comer en exceso o falta de apetito.
  • Fatiga excesiva.
  • Dolores extraños e inusuales.
  • Consumo excesivo de alcohol o drogas.
  • Dificultad de concentración.
  • Pensamientos negativos persistentes.
  • Irritabilidad o enfado.
  • Ansiedad o inquietud.
  • Sentimiento de culpa o inutilidad.
  • Pesimismo o indiferencia.
  • Pérdida de interés en actividades que antes resultaban muy gratificantes para la persona.
  • Pensamientos recurrentes de muerte.
  • Pensamientos suicidas (ayuda profesional inmediata).

Aunque es normal sentir algunos de estos síntomas durante este proceso, la persona debería contactar con un especialista si experimenta al menos 4 de los síntomas anteriores en el día a día durante un periodo prolongado de tiempo.

Cómo salir de la depresión después de un divorcio - Síntomas de depresión por divorcio

Sentimientos después de un divorcio

Desde que la persona conoce que va a haber una separación, esta pasa por una serie de etapas emocionales respecto a este evento vital, caracterizado generalmente por dolor y pérdida:

Negación

La negación es la forma en la que tratamos de protegernos ante una “tormenta emocional” y así intentamos sobreponernos emocionalmente. Es un mecanismo de afrontamiento útil, siempre y cuando no nos impida llevar una vida normalizada. Por lo tanto, lo característico de esta etapa es que no se abuse de ella, es decir, no debemos quedarnos en la negación, negarse a enfrentar la realidad no es una estrategia adecuada. Por lo tanto, la negación es un mecanismo útil a corto plazo, mientras que a largo plazo supone altos costes en la vida de la persona.

Enfado

Durante esta etapa, se culpa al otro de todo lo que nos pasa. Durante un tiempo, todas aquellas adversidades que nos vamos encontrando en nuestra nueva vida son culpa de la otra persona, nosotros no desempeñamos ningún rol. La ira o el enfado hacen que no veamos nada bueno en la expareja. Es una etapa en la que se aprovecha cualquier momento para liberar toda la ira reprimida en la fase de negación.

Negociación

Esta etapa se caracteriza por tratar de arreglar o reparar el daño causado por la separación. Es cuando te paras a pensar y dices no puedo con esto, negociaré cualquier cosa con él/ella con tal de no pasar por esto.

Se trata de un intento de recuperar tu “vida”. En esta etapa, empiezas a añorar los aspectos positivos de la expareja, su sonrisa, sus bromas…, y quieres que regrese. Es decir, se pasa de despreciarlo en la etapa de enfado a ponderarlo en esta etapa de negociación. Aquí es donde la persona piensa si el divorcio es una decisión correcta o no.

Depresión

En esta etapa, no tendrás ganas de salir de casa, ni de hacer nada. Prefieres estar en la cama o viendo la televisión durante la mayor parte del tiempo. La tristeza es tu acompañante durante esta etapa. Esta es una etapa esperable a lo largo de este proceso, donde la persona va elaborando el duelo (ha perdido a su acompañante). Por eso, es fundamental que te rodees de un buen sistema de apoyo, ya sean familiares o amigos, así como sesiones de terapia, si es necesario. Es muy importante no aislarse durante esta etapa.

Aceptación

Esta etapa es el final. Tras haber pasado por la adversidad, la has superado y has aprendido de ella, pero debemos tener en cuenta que aceptar la nueva situación no significa que estemos siempre felices y que no tengamos emociones negativas sobre el divorcio. Todavía puede haber momentos en los que sientas enfado o tristeza por la pérdida de tu matrimonio. Lo importante es que aunque todavía tengas esos momentos o sentimientos negativos, estos ya no están paralizando o interfiriendo en tu vida.

Consejos para superar la depresión por divorcio

Toma nota de los siguientes consejos que pueden ayudarte a salir de la depresión después de un divorcio:

  • No te compares con otras personas que han pasado por lo mismo que tú. Recuerda que cada situación es diferente y cada persona es diferente. Además, la misma situación no nos afecta a todos por igual o de la misma manera.
  • Busca nuevas actividades y relaciones que puedan ayudarte a construir tu nueva vida, pero no te apresures, espera un tiempo antes de comenzar a dar pasos.
  • Piensa algo positivo que puedas sacar de lo que te está pasando. Cada mañana antes de levantarte y por la noche piensa en algo positivo del momento actual.
  • No te aísles o vivas solo estas dificultades. Apóyate en tus familiares o amigos, pero debes escoger aquellas personas de tu entorno que tengan buenas habilidades de escucha y que puedan respetar tus sentimientos y constituir un apoyo para ti.
  • Cuida tu salud física. Come de forma sana, realiza el ejercicio físico que puedas e intenta dormir lo suficiente para mantener buenos niveles de estrés y depresión.
  • Planifica la realización de actividades. Intenta hacer cosas que en el pasado te resultaban muy gratificantes, aunque haya tristeza o depresión debes cumplir ese plan. No se trata de esperar a estar bien para hacer cosas, sino de hacer cosas para empezar a estar bien.
  • Sé consciente de tus emociones (enfado, culpa, tristeza, soledad, etc.) y siéntelas. La forma de liberarte de tus emociones es reconocer, aceptar lo que estás sintiendo y permitir sentirlas.
  • El dolor por una separación no se supera en un día, es fundamental respetar los tiempos. No hay establecidos unos tiempos adecuados, cada persona tiene sus circunstancias y debe ir marcando sus tiempos para superar la depresión por divorcio.
Cómo salir de la depresión después de un divorcio - Consejos para superar la depresión por divorcio

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo salir de la depresión después de un divorcio, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Cómo salir de la depresión después de un divorcio

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo salir de la depresión después de un divorcio
1 de 3
Cómo salir de la depresión después de un divorcio

Volver arriba