Compartir

Criterios para el diagnóstico del retraso mental

Criterios para el diagnóstico del retraso mental

El "Retraso Mental" ha tenido diversas denominaciones a lo largo de la historia. Hasta el siglo XVIII predomino el término "idiotismo", referidos a una serie de trastornos deficitarios. Más tarde el psiquiatra Kraepelin introduce el término "oligofrenia" (poca - inteligencia). Desde entonces se han sucedido diferentes nombres: anormalidad, deficiencia, insuficiencia, subnormalidad, etc...

Retraso Mental

Actualmente, se tiende a evitar aquellas denominaciones que puedan interpretarse como peyorativas o discriminantes. Se utiliza el término discapacidad intelectual y, en niños escolarizados, siguiendo las directrices señaladas por la LOGSE, se engloban dentro del colectivo de "alumnos con necesidades educativas especiales".

Sin embargo, el término que sigue apareciendo en los diferentes sistemas clasificatorios (DSM-IV, CIE-10) y referido específicamente al nivel de competencia intelectual, es el de Retraso Mental. La esencia de este trastorno es el déficit intelectual pero hay que tener en cuenta que la inteligencia no es una cualidad concreta que afecta sólo a lo puramente intelectual o cognitivo sino que influye en toda la personalidad y toda ella estará afectada en el R.M.

Actualmente los criterios que predominan son los aportados por la AAMR que son adoptados tanto por la CI-10 como por el DSM-IV.

Criterios para el diagnóstico del retraso mental

Capacidad intelectual significativamente inferior al promedio: un CI aproximadamente de 70 o inferior en un test de CI administrado individualmente (en el de niños pequeños, un juicio clínico de capacidad intelectual significativamente inferior al promedio).

Déficit o alteraciones de ocurrencia en la actividad adaptativa actual (eficacia de la persona para satisfacer las exigencias planteadas para su edad y su grupo cultural), en por lo menos dos de las áreas siguientes: comunicación personal, vida doméstica, habilidades sociales-interpersonales, utilización de recursos comunitarios, autocontrol, habilidades académicas funcionales, trabajo, ocio, salud y seguridad.

El inicio es anterior a los 18 años.

F70 Retraso mental leve: CI entre 50-55 y aproximadamente 70.

F71 Retraso mental moderado: CI entre 35-40 y 50-55.

F72 Retraso mental grave: CI entre 20-25 y 35-40.

F73 Retraso mental profundo: CI inferior a 20-25.

F79 Retraso mental de gravedad no especificada: cuando existe clara presunción de retraso mental, pero la inteligencia del sujeto no puede ser evaluada mediante los test usuales.

SISTEMA AAMR (Modificaciones): 9ª Edición:

  • Reconocimiento de la importancia del ambiente
  • El criterio de ajuste es nomotético
  • Tiene en cuenta además de los déficit los RECURSOS de los que dispone la persona Inteligencias múltiples
  • Parte de una consideración optimista
  • No es un rasgo estable, pero en ocasiones las personas necesitan apoyos

Sistema de clasificación educativo (Educable, Entrenable, profundo) 10ª Edicion, año 2012

La definición de la AAMR, 2002, emplea una aproximación "multidimensional" que incluye 5 dimensiones:

  • Habilidades intelectuales
  • Conducta adaptativa
  • Participación, interacción y roles sociales
  • Salud (física y mental)
  • Contexto (cultura y entorno)
  • PREVALENCIA Del 1-2% en países desarrollados.

Clasificación etiologica

Mutaciones en los autosomas

Síndrome de LeJeune o maullido de gato Es un grupo de síntomas que resultan de la falta de una parte del cromosoma número 5. El nombre del síndrome se debe al llanto de tono alto del bebé que suena como si fuera un gato.

Causas del retraso mental

El síndrome del maullido del gato es poco común y es causado por un problema con el cromosoma 5. Se cree que la mayoría de los casos ocurre durante el desarrollo del óvulo o del espermatozoide. Un pequeño número de casos ocurre cuando uno de los padres le transmite una forma reordenada y diferente del cromosoma a su hijo.

Síntomas del retraso mental

  • Llanto de tono alto similar al de un gato Inclinación de los ojos hacia abajo
  • Bajo peso al nacer y crecimiento lento
  • Orejas de implantación baja o de forma anormal
  • Retardo mental (discapacidad intelectual)
  • Fusión o formación parcial de membranas en los dedos de las manos o los pies
  • Una sola línea en la palma de la mano
  • Papilomas cutáneos justo delante de la oreja
  • Desarrollo lento o incompleto de las habilidades motoras
  • Cabeza pequeña (microcefalia)
  • Quijada pequeña (micrognacia) Ojos separados

El médico llevará a cabo un examen físico, el cual puede mostrar:

  • Hernia inguinal
  • Diastasis de rectos (separación de los músculos en el área abdominal)
  • Bajo tono muscular
  • Epicanto, un pliegue extra de piel sobre el ángulo interior del ojo
  • Problemas con el pliegue de las orejas Las pruebas genéticas pueden mostrar una parte faltante del cromosoma 5.
  • Una radiografía del cráneo puede revelar problemas con la forma de la base del cráneo.

Tratamiento del retraso mental

No hay un tratamiento específico, se sugerirán formas de tratar o manejar los síntomas. Los padres de un niño con este síndrome deben recibir asesoría genética y someterse a pruebas para determinar si uno de ellos tiene un cambio en el cromosoma 5.

Pronóstico del retraso mental

La discapacidad intelectual (retardo mental) es común. La mitad de los niños con este síndrome aprende habilidades verbales suficientes para comunicarse. El llanto similar a un gato se vuelve menos notorio con el tiempo. Las complicaciones dependen de la magnitud de la discapacidad intelectual (retardo mental) y de los problemas físicos.

Los síntomas pueden afectar la capacidad de una persona para cuidar de sí misma. Este síndrome generalmente se diagnostica al nacer. Después de salir del hospital, es importante continuar las consultas regulares con los pediatras. A todas las personas con antecedentes familiares de este síndrome se les recomienda asesoría y pruebas genéticas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Criterios para el diagnóstico del retraso mental, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicopatología infantil.

Escribir comentario sobre Criterios para el diagnóstico del retraso mental

¿Qué te ha parecido el artículo?

Criterios para el diagnóstico del retraso mental
Criterios para el diagnóstico del retraso mental
Volver arriba