Compartir

Disfasias y Dislalias infantiles

Disfasias y Dislalias infantiles

Qué es la Disfasia: uno en un grupo de trastornos del habla en el que hay deterioro del poder de expresión por el habla, la escritura o los signos, o el deterioro del poder de comprensión del lenguaje hablado o escrito. Las formas más graves de disfasia se llaman afasia. Qué es Dislalia: Su principal característica es la incapacidad de utilizar los sonidos del habla que son apropiados para el desarrollo de su edad y el idioma del niño. Puede implicar errores en la creación, uso, representación u organización de sonidos, como la sustitución de un sonido por otro u omisión de sonidos.

Disfasias infantiles

Disfasia evolutiva: Trastorno específico del desarrollo del lenguaje, tato a nivel de expresión como de comprensión, que se da en niños que poseen una inteligencia normal y que no presentan ningún tipo de alteración sensorial, neurológica, emocional ni deprivación ambiental. Se distinguen dos tipos: disfasia evolutiva receptiva disfasia evolutiva expresiva

Disfasia infantil adquirida: Pérdida del lenguaje ya adquirido debido a una lesión del sistema nervioso central. No debe confundirse con el mutismo selectivo. Kolb y Whishaw (1986) dicen que entre los tres y diez años de edad las lesiones cerebrales pueden producir disfasia, pero la recuperación tiene lugar con el tiempo ya que el trastorno será parecido al del adulto, porque el hemisferio intacto se hace cada vez más especializado e incapaz de adaptarse y reorganizarse.

Tratamiento de la Disfasia:

Es posible que lo remitan a un terapeuta del habla y del lenguaje (logopeda) para que realice la terapia si tiene una disfagia alta. Los logopedas utilizan una variedad de técnicas que se pueda resolver la disfasia, como enseñar ejercicios de deglución. Cambios en la dieta: Se lo puede derivar a un dietista (especialista en nutrición) para que le aconseje acerca de los cambios en su dieta para asegurarse de que reciba una dieta saludable y balanceada. Un logopeda puede darle una dieta de alimentos más blandos y fluidos ​​que puede encontrar más fáciles de tragar.

También pueden tratar de asegurarse de obtener el apoyo que necesita en las comidas. Los tubos para tragar se pueden utilizar para comer mientras recupera su capacidad para tragar. También pueden ser necesarios en casos graves de disfagia que lo ponen en riesgo de desnutrición y deshidratación. Hay dos tipos tubos: una sonda nasogástrica: un tubo que pasa por la nariz y al estómago. Un tubo de gastrostomía endoscópica percutánea (PEG): un tubo que se implanta directamente en el estómago.

Dislalias infantiles y retraso simple del habla

Dislalia. Dificultad para articular fonemas, sílabas o palabras. Puede ser debida a alteraciones orgánicas (labio leporino, macroglosia, fisura palatina, rinolalia, déficit auditivos) o funcionales. Estas últimas son las más frecuentes. En el niño pueden ocurrir errores de:

  • Sustitución. Error de articulación que implica reemplazar un sonido consonante correcto por otro incorrecto. Puede darse al principio, en medio o al final de la palabra.
  • Omisión. Un sonido puede omitirse o desaparecer por completo de una palabra. Pueden producirse en cualquier parte de la palabra.
  • Inserción. Un sonido que no corresponde a una palabra puede insertarse o agregarse prácticamente en cualquier parte de la palabra.
  • Distorsión. Puede definirse a los sonidos distorsionados, aproximados o indefinidos, como aquellos que no derivan de una sustitución definida, y cuya incorrección se debe a una mutilación.

Tratamiento de la Dislalia

Es conveniente saber que los niños con dislalias necesitan tratamiento con un especialista que aplicará el tratamiento adecuado, con la ayuda de juegos y mucha colaboración de la familia. Y es que la dislalia es un problema que no desaparece sin la intervención de un especialista. La intervención de un logopeda o de un maestro en audición y lenguaje, cuyo objetivo es que el niño aprenda a articular los sonidos correctamente, empieza con una evaluación del nivel articulatorio del niño, y un programa basado en los siguientes pasos:

  1. Realización de ejercicios donde el niño debe producir el sonido dentro de sílabas hasta que se automatice el patrón muscular necesario para la articulación del sonido.
  2. Estimulación de la capacidad del niño para producir sonidos, reproduciendo movimientos y posturas, experimentando con las vocales y las consonantes. Se le enseñará a comparar y diferenciar los sonidos.
  3. Estimulación de la coordinación de los movimientos necesarios para la pronunciación de sonidos: ejercicios labiales y linguales. Se enseña al niño las posiciones correctas de los sonidos más difíciles.
  4. Al llegar a este punto, el niño estará preparado para empezar con las palabras completas, a través de juegos.
  5. Una vez que el niño es capaz de pronunciar los sonidos difíciles, se tratará que lo realice fuera de las sesiones, es decir, en su lenguaje espontáneo y no solo en las sesiones terapéuticas.

Retraso simple del habla

Los niños con retraso simple del habla, presentan: Un nivel intelectual acorde con su edad cronológica, según las pruebas de desarrollo con las que se les evalúa. Nos e constatan déficit auditivos ni psicomotores. Su comprensión del lenguaje suele estar acorde con lo esperado a su edad cronológica. Pueden expresarse correctamente mediante gestos, a través de los cuales se comunican con los que le rodean, y así mismo los utilizan para conseguirlas cosas que necesitan y desean.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Disfasias y Dislalias infantiles, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicopatología infantil.

Escribir comentario sobre Disfasias y Dislalias infantiles

¿Qué te ha parecido el artículo?

Disfasias y Dislalias infantiles
Disfasias y Dislalias infantiles

Volver arriba