menu
Compartir

Dermatilomanía: qué es, causas, síntomas y tratamiento

 
Por Iván Piquero. 17 mayo 2021
Dermatilomanía: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Los seres humanos llevamos a cabo conductas de las que, en ocasiones, no somos conscientes. Las conductas automáticas se llevan a cabo sin un esfuerzo mental que nos haga darnos cuenta la tarea que estamos llevando a cabo, como por ejemplo tocarnos el pelo constantemente. Sin embargo hay ocasiones en las que este tipo de conductas pueden generarnos daño y/o malestar y tratamos de abandonarlas sin demasiado éxito.

Incluso siendo conscientes de ellas, a veces no podemos parar de llevar a cabo este tipo de conductas. Un ejemplo aparece en personas que sufren dermatilomanía, un trastorno en el que los pacientes llevan a cabo conductas que provocan daño en su piel. Ampliamos la información sobre esta conducta en el siguiente artículo de Psicología-Online sobre la dermatilomanía: qué es, causas, síntomas y tratamiento.

Qué es la dermatilomanía

La dermatilomanía consiste en la conducta repetitiva de rascarse, pellizcarse, arañarse, pelarse, punzarse o morderse la propia piel (Cruzado Rodríguez, J.A., 2014)[1]. Se produce sobre todo en la cara, brazos y manos y puede llevarse a cabo con las uñas o con algún objeto como una aguja o unas tijeras.

La conducta repetitiva se puede llevar a cabo durante mucho tiempo (incluso horas) y provoca lesiones en la piel, lesiones que la persona puede tratar de ocultar.

La dermatilomanía, también llamada excoriación psicógena o trastorno de excoriación, aparece en las clasificaciones diagnósticas DSM-5 (Asociación Americana de Psiquiatría) y CIE-11 (Organización Mundial de la Salud):

  • Dentro del DSM-5 constituye una categoría diagnóstica en sí misma y se incluye dentro del grupo “Trastorno Obsesivo Compulsivo y Trastornos Relacionados”.
  • En cuanto a la clasificación CIE-11, se incluye en la categoría “Trastorno por Comportamiento Repetitivo Centrado en el Cuerpo” dentro del grupo “Trastornos Obsesivo-Compulsivos y Otros Trastornos Relacionados”.

¿La dermatilomanía es un tipo de trastorno obsesivo-compulsivo? Pese a que en ambas clasificaciones queda agrupada junto a los trastornos obsesivo-compulsivos, la principal diferencia con estos es que no necesariamente ha de existir una obsesión aunque sí aparezca un comportamiento compulsivo.

No obstante, de forma similar al trastorno obsesivo compulsivo, la persona considera sus comportamientos repetitivos molestos y trata de deshacerse de ellos o, al menos, disminuirlos.

Tipos de la dermatilomanía

Siguiendo a Arnold, L.M., Auchenbach, M.B. y McElroy, S.L. (2001, visto en Fernández Rodríguez, M., García Miranda, I. Y Villaverde González, A., 2020)[2] antes de su inclusión en las clasificaciones diagnósticas se había propuesto una clasificación dentro del trastorno de excoriación que incluía tres subtipos:

  • Subtipo impulsivo: en el que el paciente muestra poca resistencia a la realización de la conducta y el rascado tiene más que ver con la excitación, placer o reducción de tensión.
  • Subtipo compulsivo: el paciente sí muestra resistencia a la realización de la conducta y se rasca para prevenir una situación que teme o para evitar el aumento de ansiedad.
  • Subtipo mixto: en este subtipo aparecen características de los dos anteriores.

Causas de la dermatilomanía

Veamos cuáles son las causas de la dermatilomanía. El origen de los problemas dermatilomaníacos puede encontrarse en la respuesta que da el paciente a determinados picores y/o sensaciones cutáneas a partir de los cuales aparecen las conductas impulsivo-compulsivas (Torales, J., 2020)[3].

Torales Benítez, J., Rodríguez Masi, M. y Riego Meyer, V. (2014)[4] proponen como detonantes más comunes para el rascado mirar y palpar la piel, el aburrimiento, cansancio o estrés. Las emociones desagradables como tristeza o ira, experimentación de ansiedad u otras situaciones como estar en la cama, hablar por teléfono o ver la televisión también podrían provocar la aparición de la conducta problema.

Por último, a nivel biológico se ha sugerido otra posible causa de la dermatilomanía: un déficit serotoninérgico está relacionado con las conductas repetitivas por un lado; por otro también se ha propuesto que la excoriación neurótica puede suponer una conducta higiénica que ha sobrevivido a lo largo de la evolución.

Síntomas de la dermatilomanía

Los síntomas que presenta la dermatilomanía son:

  • La persona se rasca, pellizca, punza, se muerde, araña o se pela la piel del cuerpo o del cuero cabelludo repetidamente.
  • Siente el rascado como una conducta irracional y le provoca malestar.
  • Como consecuencia del punto anterior, intenta disminuir o eliminar la conducta.
  • La persona puede tratar de ocultar las heridas provocadas por rascarse repetidamente.

Tratamiento de la dermatilomanía

Es importante llevar a cabo un tratamiento para la dermatilomanía ya que se trata de un trastorno que tiende a cronificarse si no se interviene sobre él. ¿Cómo curar la dermatilomanía? ¿Cómo quitarse la manía de rascarse la cabeza? Veamos cómo se supera la dermatilomanía.

La terapia cognitivo conductual sería el tratamiento de elección para la dermatilomanía. Siguiendo a Torales Benítez, J. y Arce Ramírez, A. (2014)[5] se citan las técnicas más apropiadas, teniendo en cuenta que se debe considerar el nivel de consciencia del paciente sobre sus actos repetitivos para la elección de unas u otras:

  • Control de estímulos.
  • Entrenamiento en la reversión del hábito.
  • Psicoeducación.
  • Técnicas de relajación, puedes empezar a practicar la relajación con un áudio guiado como el que encontrarás al final del artículo.
  • Reestructuración cognitiva.
  • Técnicas de control de contingencias.

La terapia de aceptación y compromiso también está recomendada en los casos de trastorno de excoriación.

La terapia farmacológica puede ayudar también en aquellos casos en los que el paciente no responde a la psicoterapia.

Por último señalar que el yoga, el ejercicio aeróbico, la acupuntura o las técnicas de biofeedback pueden añadir beneficios a la terapia de la dermatilomanía (Torrales, J. et al, 2020)[3].

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dermatilomanía: qué es, causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias
  1. Cruzado Rodríguez, J.A. (2014) Trastorno Obsesivo Compulsivo y Trastornos Relacionados. En Caballo, V.E., Salazar, I.C. Y Carrobles, J.A. (2014) Manual de Psicopatología y Trastornos Psicológicos. Madrid. Pirámide.
  2. Fernández Rodríguez, M., García Miranda, I. Y Villaverde González, A. (2020). La excoriación psicógena: un trastorno del espectro obsesivo-compulsivo. Norte de Salud Mental, 16 (62) 77-83.
  3. Torales, J., Ruiz Díaz, N., Barrios, I., Navarro, R., García, O., O´Higgins, M., Castaldelli-Maia, J.M., Ventriglio, A. y Jafferany, M. (2020) Psychodermatology of skin picking (excoriation disorder): A comprehensive review. Dermatologic Therapy, 33 (4) doi: 10.1111/dth.13661.
  4. Torales Benítez, J., Rodríguez Masi, M. y Riego Meyer, V. (2014) Clínica del trastorno de excoriación. En Torales, J. (2014) El Trastorno de Excoriación: de la emoción a la lesión. Asunción: EFACIM.
  5. Torales Benítez, J. y Arce Ramírez, A. (2014) Terapia cognitivo-conductual en el trastorno de excoriación. En Torales, J. (2014) El Trastorno de Excoriación: de la emoción a la lesión. Asunción: EFACIM.
Bibliografía
  • Organización Mundial de la Salud (OMS) (2018) Clasificación Internacional de Enfermedades, 11.a revisión. Recuperado de https://icd.who.int/es

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dermatilomanía: qué es, causas, síntomas y tratamiento
Dermatilomanía: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba