Compartir

Esquizotípia: qué es, síntomas y tratamiento

 
Por Bryan Longo. 11 febrero 2020
Esquizotípia: qué es, síntomas y tratamiento

Quizá durante años nos preguntamos la causa de muchas conductas propias y ajenas, atribuyéndolas inmediata y casi inconscientemente a las emociones. Sostenemos expresiones como "ella es así", "él es muy enojado", "siempre ha sido así", "es muy colérico"... Manifestamos docenas de expresiones similares pero muy probablemente eludimos el tema de los rasgos de personalidad, que son el punto de donde parte el siguiente artículo de Psicología-Online sobre la esquizotípia: qué es, síntomas y tratamiento.

Qué es la esquizotípia en psicología

El DSM 5 (2013), define los rasgos de personalidad como patrones persistentes de la forma en como percibimos, pensamos y nos relacionamos con el entorno y con nosotros mismos, mostrándose en una variedad de áreas sociales y personales. Si quieres ver algún ejemplo, aquí encontrarás 10 rasgos de personalidad.

Un trastorno de la personalidad es un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que se aparta considerablemente de las expectativas o lo esperado por la cultura particular del individuo. Además un trastorno de personalidad se caracteriza por ser un fenómeno poco flexible y estable en el tiempo que generalmente tiene un inicio reconocible en la adolescencia o en la edad adulta temprana y da lugar a un malestar clínicamente significativo y a un deterioro social y ocupacional.

Los trastornos de personalidad se manifiesta en al menos dos de las siguientes cuatro áreas:

  1. Cognición.
  2. Afectividad.
  3. Funcionamiento interpersonal.
  4. Control de impulsos.

Sintetizado, se podría decir que un trastorno de personalidad es un patrón permanente de la forma de pensar, comportarse y de sentir que es relativamente estable en el tiempo.

Significado de esquizotípia

La esquizotípia es un trastorno de personalidad caracterizado por deficiencias sociales e interpersonales y que se ven destacados por un malestar agudo/intenso y una capacidad reducida o nula para las relaciones cercanas, también determinados por evidentes distorsiones cognitivas y perceptivas.

Esquizotípia y esquizofrenia: diferencias

La esquizotípia aun siendo un trastorno de la personalidad se menciona en el capítulo «Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos» del Manual de diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales DSM 5, debido a que se considera parte del espectro de la esquizofrenia y, según la CIE-9 y CIE 10 (Clasificación Internacional de las Enfermedades), está catalogado como un trastorno de esta sección. Pero este trastorno de personalidad y esquizofrenia guardan muchas diferencias.

La principal característica que diferencia a estos dos trastornos son sus síntomas, pues en un trastorno de personalidad esquizotípica no están presentes los síntomas psicóticos persistentes o conocidos también como síntomas característicos de fase activa (alucinaciones y delirios, discurso desorganizado, catatonía), que sí son requeridos para el diagnóstico de una esquizofrenia. Otra de sus diferencias está presente en su clasificación, ya que la esquizofrenia no es un trastorno de personalidad como lo es la esquizotípia, un patrón persistente del comportamiento, afecto y cognición, la esquizofrenia tiene como requisito en sus criterios diagnósticos una duración de seis meses (un mes de fase activa) de sus síntomas, incluidos los períodos de síntomas prodrómicos o residuales.

Aunque estas dos patologías sean diferentes y se deban separar adecuadamente al momento de establecer un diagnóstico, también pueden concurrir. Para la realización de un diagnóstico adicional al trastorno de personalidad esquizotípica, este trastorno debería haber aparecido mucho antes de comenzar los síntomas psicóticos y deben haber persistido cuando los síntomas psicóticos remitan. También un trastorno mental persistente/crónico (en este caso la esquizofrenia), puede preceder al trastorno de personalidad esquizotípica y ambos se pueden diagnosticar al mismo tiempo.

Esquizotípia: síntomas

Las personas diagnosticadas con trastorno de personalidad esquizotípica generalmente presentan los siguientes síntomas:

  1. Ideas de referencia que Lawrence M. Porter (2005) describe como «un fenómeno caracterizado por la experiencia de una persona que a partir de eventos inocuos o meras coincidencias, creen que estos siempre tienen que una fuerte importancia personal o una noción de que todo lo que ella o él perciban en el mundo se relaciona con el destino de ellos.» Suelen ser supersticiosos o muy preocupados por eventos paranormales.
  2. Suelen tener creencias o pensamientos mágicos que influye en el comportamiento y que no concuerda con las normas subculturales (por ejemplo supersticiones, creencia en la clarividencia, la telepatía o un "sexto sentido"; en niños y adolescentes, fantasías o preocupaciones extravagantes). Pueden sentir o tener la plena convicción de que poseen poderes especiales para percibir acontecimientos antes de que ocurran o habilidades para leer los pensamientos de los demás; creer que tienen un control mágico sobre las demás personas (por ejemplo creer que la pareja o un familiar cercano se duerme como resultado de un pensamiento que tuvo una hora antes).
  3. Experiencias perceptivas inhabituales, incluidas ilusiones corporales. Su discurso puede ser impreciso, divagante o vago.
  4. Pensamiento y discurso extraño.
  5. Suelen tener ideas paranoides (por ejemplo la creencia firme de que los compañeros de trabajo tienen la intención de arruinar o afectar negativamente su relación con el jefe).
  6. Afecto inapropiado en donde frecuentemente no son capaces de regular sus emociones y habilidades interpersonales que son necesarias para una relación.
  7. A menudo son descritos o considerados como raros por sus gestos o comportamientos inusuales y por esa manera tan descuidada y desordenada para vestirse, también son descritos así debido a su falta de interés a las expectativas sociales (por ejemplo evita el contacto visual o usa ropa rota y manchada, no hace bromas ni comparte con las de los demás).
  8. Describen y presentan un desinterés o descontento por las relaciones íntimas y por tanto suelen no tener amigos o personas cercanas que no sean parientes de primer grado.
  9. Suelen ser muy ansiosos en las situaciones sociales, sobre todo en las que involucran la participación de personas desconocidas.
  10. Interactúan con otras personas solamente cuando tienen que hacerlo, pero prefieren estar apartados porque manifiestas sentirse diferentes o que no encajan.
  11. Su ansiedad no disminuye aun cuando el entorno o las personas se frecuentan o se familiarizan más, debido a que su ansiedad frecuentemente está relacionada con suspicacia respecto a los intereses de los demás.

Las personas diagnosticadas con trastorno de personalidad esquizotípica generalmente buscan tratamiento para los síntomas relacionados con su ansiedad o depresión y no por los síntomas del trastorno de personalidad en sí mismo. Incluso, estas personas pueden llegar a presentar episodios psicóticos transitorios debidos a un alto nivel de estrés con duración de minutos a horas.

Esquizotípia: tratamiento

El tratamiento del trastorno de personalidad esquizotípica generalmente se ofrece con uno o más tipos de psicoterapia (psicoanalítica o cognitivo conductual) utilizando como coadyuvante algún psicofármaco.

La psicoterapia puede contribuir a que las personas diagnosticadas puedan empezar a confiar en las demás personas y eventos al establecer una relación de confianza con el mismo psicoterapeuta. En la terapia cognitivo-conductual TCC se identifican y establecen los modelos de pensamiento que se encuentran distorsionados y se aprenden habilidades sociales.

Los medicamentos que generalmente se recomiendan o se recetan son los antipsicóticos, estabilizadores del estado de ánimo, antidepresivos o ansiolíticos, pero se aconseja en primer lugar el uso de los ISRS (sertralina, fluoxetina, venlafaxina) y los antipsicóticos atípicos (risperidona, clozapina y olanzapina) por su menor riesgo de efectos extrapiramidales.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Esquizotípia: qué es, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM 5). Editorial Panamericana.
  • Lawrence M. Porter. (2005). Women's Vision in Western Literature. Praeger.

Escribir comentario sobre Esquizotípia: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Esquizotípia: qué es, síntomas y tratamiento
Esquizotípia: qué es, síntomas y tratamiento

Volver arriba