menu
Compartir

Qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo

Qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo

Cuando una persona no tiene trabajo, no solo supone un problema para ella, sino que puede convertirse en un aspecto desafiante y controvertido en el contexto de su relación de pareja. Esta situación puede complicarse cuando uno de los miembros de la pareja lo reprocha y hay un clima de crítica y quejas constantes en la relación.

Si tu pareja te echa en cara que no trabajas, es normal que te sientas angustiado/a y que no sepas bien qué hacer o cómo gestionar esta situación. En este artículo de Psicología-Online, te explicamos qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo, por qué lo hace y qué consecuencias tiene para la relación que te eche en cara el dinero.

Por qué mi pareja me echa en cara que no trabajo

El hecho de que una persona no trabaje puede afectar a su pareja y a la relación en conjunto. Puede haber varios motivos por los que tu pareja se queja de que no trabajas. Los describimos a continuación:

  • Estrés financiero: la persona que trabaja puede sentir que está soportando una carga financiera desproporcionada y que su pareja debería contribuir más al hogar.
  • Desequilibrio de responsabilidades: si no trabajas, puede haber un desequilibrio en las responsabilidades del hogar y la persona que trabaja puede sentir que recae en ella todo el peso de mantener el hogar.
  • Consideración de poco esfuerzo por tu parte: es posible que tu pareja considere que no estás haciendo esfuerzos suficientes por encontrar trabajo o por mejorar tu situación laboral.
  • Expectativas en cuanto al dinero: puede haber tensiones o desacuerdos en torno a cuestiones económicas en la relación, en cuanto a quién paga qué, cómo se reparten los gastos, etc.

Cómo actuar si mi pareja me echa en cara que no trabajo

Si tu pareja te echa en cara que no trabajas, es importante tratar de mantener la calma y evitar reaccionar de manera defensiva o agresiva. Te damos algunos consejos que podrías seguir para abordar la situación:

1. Conversación positiva en cuanto al trabajo

En primer lugar, es importante que ambos podáis mantener una conversación positiva respecto al trabajo. Para ello, podéis seguir los siguientes pasos:

  1. Establecer un momento conveniente para los dos en el que estéis receptivos para hablar del tema.
  2. Encontrar un lugar privado y sin distracciones.
  3. Limitar el tiempo, ya que las discusiones abiertas pueden llevar a la crispación.
  4. Establecer reglas básicas: uno habla, el otro escucha sin interrupción. Hacer preguntas aclaratorias que no sean críticas. Por ejemplo, en lugar de preguntar "¿Por qué...?" reformular a "¿Puedes contarme más sobre...?"
  5. Hablar sobre las creencias de cada uno/a en relación al trabajo y las lecciones aprendidas. Cuando compartimos una historia, ayudamos a la otra persona a entender nuestra perspectiva.
  6. Buscar los puntos de conexión donde los dos estáis de acuerdo.
  7. Es importante saber cuándo parar y posponer la conversación para otro momento.

2. Apoyo mutuo y ver el problema como una pareja

¿Qué hacer si mi pareja me echa en cara que me mantiene? Aferrarse al resentimiento y la ira por la situación laboral es contraproducente. La negatividad bloquea nuestra capacidad de pensar con claridad, lo que dificulta trabajar y solucionar los problemas. Es algo que solo puede dañar la relación y no resuelve el tema laboral.

En cambio, reformular el problema como algo que os pertenece a los dos es una forma más efectiva de resolverlo y nos acerca más al siguiente paso.

3. Soluciones prácticas para la gestión del dinero

Trabajar juntos para encontrar trabajo, controlar mejor los gastos y gestionar el dinero puede ayudar a combatir el malestar y los conflictos que acompañan la situación de no tener trabajo durante un período de tiempo prolongado. Además, es muy útil pensar en maneras de distribuir las responsabilidades laborales y económicas de manera equitativa y buscar formas de mejorar la situación financiera a largo plazo.

Es importante que los dos os podáis sentar juntos y diseñar estrategias no solo para la búsqueda de trabajo, sino también para evitar, o al menos minimizar, los conflictos que surgen debido al estrés del desempleo.

4. Actitud ante el desempleo como algo temporal y manejable

La capacidad de hacer frente a la presión de no encontrar trabajo depende de cómo las parejas la aborden. El rechazo repetido que acompaña a la búsqueda de trabajo es difícil, pero es más probable que surja una oportunidad laboral si ambos permanecéis enfocados en el resultado.

Trata de mantener una perspectiva amplia y enfocada hacia un futuro en el que hay oportunidades. Evita pensamientos catastróficos como “nunca encontraré trabajo”. Para llegar a la oportunidad adecuada, no hay que desistir ante el primer “no”, por incómodo o doloroso que sea. Para ello, te recomendamos leer este artículo sobre qué es la perseverancia en psicología.

5. Establecer expectativas realistas de futuro

Si tu pareja te echa en cara lo que hace por ti, es necesario que mantengas una actitud positiva pero realista sobre qué esperar en las próximas semanas y meses. Debéis tener en cuenta aspectos tales como la situación familiar, enfermedades, mercado laboral, si estás estudiando o no, cuánto puedes tardar en encontrar trabajo, etc.

No dejes de mantener una rutina tanto como sea posible. Ser mutuamente responsables y estableced una agenda diaria para ambos: entrevistas de trabajo, salidas de ocio, tareas del hogar, etc.

6. Búsqueda de apoyo profesional

Si las tensiones por motivos laborales y económicos están afectando gravemente a la relación de pareja, y ante la duda de qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo, lo mejor es buscar ayuda profesional. Puede “desencallar” vuestra situación, mejorar la comunicación entre ambos, que os entendáis de manera más efectiva y a encontrar estrategias y herramientas para solucionar el problema.

Además, un profesional puede ayudar a limitar el impacto psicológico de la situación laboral y hacer que sea más fácil concentrarse en encontrar soluciones. En este artículo encontrarás diferentes juegos y ejercicios para terapia de parejas.

Qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo - Cómo actuar si mi pareja me echa en cara que no trabajo

Consecuencias de que tu pareja te eche en cara el dinero

Si tu pareja te echa en cara el dinero con frecuencia, eso puede tener un impacto negativo en la relación. Algunas posibles consecuencias podrían ser:

  • Malestar emocional y baja autoestima: cuando tu pareja te echa en cara el dinero, que no trabajas, es posible que experimentes una serie de emociones, como hostilidad e irritabilidad, retraimiento y tristeza, vergüenza, inseguridad, culpa y desesperanza. Estas pueden generar un impacto negativo en tu autoestima y en las relaciones con los demás. Es muy probable que te sientas como un fracaso que no puede mantenerse a sí mismo ni a su familia. Estos reproches prolongados tienden a afectar la forma en que se ve la relación en general.
  • Creencias individuales en cuanto al dinero: la familia tiene un impacto profundo en la mentalidad y creencias que cada persona crea y mantiene en cuanto al dinero. Forma la base de las experiencias en edades tempranas, por lo que las creencias de cada persona finalmente se convierten en la "normalidad" para cada uno/a. En este sentido, es posible que se produzca un choque de creencias con tu pareja si ambos os habéis criado y educado en contextos y ambientes muy distintos.
  • Conflictos y tensiones en la relación: a menudo, las discusiones en cuanto al dinero y el trabajo se convierten en acusaciones, especialmente cuando una persona considera que su pareja no se esfuerza lo suficiente o que gasta demasiado. Es probable que la pareja se culpe mutuamente por su situación y empiecen a darse comportamientos problemáticos. La persona que es objeto de estas actuaciones, se sentirá ofendida. Esto puede llevar a una espiral en el que el conflicto escale y de la cual sea difícil salir.
  • Disminución de la intimidad y la conexión emocional: a medida que los reproches en cuanto al dinero y al trabajo son constantes, van aumentando la hostilidad y los sentimientos de vergüenza, con lo que cada vez te sentirás más alejado de tu pareja.
  • Insatisfacción marital: el dinero es personal y la forma en que se habla de él puede crear reacciones altamente emocionales. Las tensiones constantes también pueden traer al primer plano otros problemas que no están directamente relacionados con el dinero y/o el trabajo. Los problemas financieros, y especialmente la forma en que se abordan y se comunican, pueden afectar la forma en que pensamos, actuamos y sentimos acerca de nuestra pareja y de la relación, causando hostilidad e insatisfacción marital.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.

Bibliografía
  • Echeburúa, E., & Muñoz, J. M. (2017). Límites entre la violencia psicológica y la relación de pareja meramente disfuncional: implicaciones psicológicas y forenses. Anales de Psicología/Annals of Psychology, 33(1), 18-25.
  • Esche, F. (2020). Is the problem mine, yours, or ours? The impact of unemployment on couples’ life satisfaction and specific domain satisfaction. Advances in Life Course Research, 46, 100354.
  • Gurman, A. S., Lebow, J. L., & Snyder, D. K. (Eds.). (2015). Clinical handbook of couple therapy. Guilford Publications.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Ríos
Buenas tardes
He encontrado muy interesante este artículo, y algunos otros que he podido leer, Quisiera consultarle mi situación personal, no encuentro la consulta de Ana Díaz Azorín, si me facilitaran email, le estaría agradecido. Gracias.
Qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo
1 de 2
Qué hacer si mi pareja me echa en cara que no trabajo

Volver arriba