menu
Compartir

Terapia de aceptación y compromiso: técnicas y ejercicios

 
Por Anna Badia Llobet, Psicóloga y editora. 7 julio 2021
Terapia de aceptación y compromiso: técnicas y ejercicios

Los humanos tenemos ideas, recuerdos, sentimientos y reaccionamos ante ellos. Les damos un valor, un significado y una conexión. Según Dra. Carmen Luciano, investigadora y autora, la terapia de aceptación y compromiso permite entender la conducta del ser humano y tiene por objetivo que las personas aprendan a interaccionar con ellas mismas y que construyan la vida que quieren vivir haciendo más presentes aquellas cosas importantes para ellas mismas.

La terapia de aceptación y compromiso consigue aumentar la resiliencia y el significado de la vida. En este artículo de Psicología-Online, conoceremos en profundidad la terapia de aceptación y compromiso, sus antecedentes, principios, componentes, técnicas y ejercicios.

Qué es la terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso (ACT) es un conjunto de técnicas y procesos de intervención psicológica cuyos objetivos principales son aceptar las emociones, los pensamientos y los sucesos que se experimentan y comprometerse con los propios valores.

¿Qué es la ACT? La terapia de aceptación y compromiso es la más completa de las terapias de tercera generación. Se encuentra enmarcada en una posición filosófica funcional y tiene sus bases en una nueva teoría del lenguaje y la cognición. La ACT defiende una nueva visión de la psicopatología en la que muchos trastornos se entienden como una consecuencia derivada del deseo inconciente de no sentir dolor.

La ACT es un tratamiento orientado a los valores de cada perosna, defiende el malestar como algo normal y pretende poner de manifiesto la paradoja del comportamiento: cuanto más se intenta evitar, mayor sufrimiento se obtiene. Afirma que lo que produce sufrimiento es la resistencia al malestar y que el objetivo debe ser tolerar el malestar, para así generar flexibilidad en la regulación del comportamiento y encaminar la vida de la persona hacia las metas que considera valiosas.

Antecedentes de la terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso está incluida en un tipo de terapias llamadas Terapias de Tercera Generación. Según Steven C. Hayes, encontramos tres generaciones de terapias con evidencia científica:

  • Primera generación: la terapia de conducta clásica. Fueron útiles, pero se reveló la necesitad de atender la parte cognitiva.
  • Segunda generación: la terapia cognitivo-conductual. Estas van dirigidas al cambio de pensamientos y emociones como para el cambio en las acciones. Han sido ampliamente estudiadas y aplicadas y su eficacia está probada.
  • Tercera generación: la terapia dialéctica, la psicoterapia analítica funcional y la terapia de aceptación y compromiso, entre otras. ¿Qué son terapias contextuales o de tercera generación? Las terapias de tercera generación están orientadas a la responsabilidad de elección de la persona y no sus síntomas. Se centran en alterar el contexto que hace que los síntomas resulten problemáticos. Por ello, también se llaman terapias contextuales.

Principios de la terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso postula que las terapias anteriores proponen técnicas para solucionar síntomas que en ocasiones son naturales, en tanto que son humanos.

La terapia de aceptación y compromiso se basada en el planteamiento de que cuanto más esfuerzo se dedica a solucionar o apartar algo que molesta, más presente se vuelve. ¿Cómo funciona la terapia de aceptación y compromiso? Los siguientes principios explican la terapia de aceptación y compromiso:

  • La condición humana: tanto la experiencia del placer como la del sufrimiento forman parte del ser humano. Es tan inevitable disfrutar, como también tener sensaciones desagradables.
  • Lo que guía la conducta: la conducta puede estar guiada por lo más básico, la búsqueda del placer, o por ideales o valores como la honestidad y el respeto.
  • La no evitación experiencial: contra la tendencia a huir del dolor y eliminar el malestar con todos los recursos posibles, nace la no evitación exeriencial, argumentando que cuando se intentan impedir o esquivar los pensamientos y emociones que resultan desagradables, lo que se consigue es que aumenten. La evitación experiencial es pattrón de funcionamiento inflexieble y limitante y es uno de los componentes de los trastornos afectivos, de ansiedad, de adicciones, de la conducta alimentaria, del control de impulsos, psicóticos y en el afrontamiento de enfermedades.
  • Fusión cognitiva: consiste en el error de tomar como cierto aquello que se piensa sin que lo sea.

El objetivo de la terapia de aceptación y compromiso es que la vida tenga un mayor significado. Ya que los problema seguirán estando allí y se seguirán experimentando pensamientos negativos y emociones desagradables, sin embargo, las acciones estarán alineadas con los valores y poseerá mayor sentido. La terapia de aceptación y compromiso pretende ayudar a las personas a vivir una vida plena, que no libre de experiencias desagradables, mediante la dotación de significado.

Terapia de aceptación y compromiso: técnicas y ejercicios - Principios de la terapia de aceptación y compromiso

Componentes de la terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso está formada por los siguientes componentes. Los 6 componentes que forman la ACT son:

  1. Conciencia plena: estar presente aquí y ahora, prestando atención al momento actual.
  2. Defusión cognitiva: la defusión cognitiva o defusión del pensamiento consiste en la separación entre los acontecimientos internos y la identidad. La persona no es sus pensamientos ni sus emociones, estos son productos de la mente. Se trata de observar las propias sensaciones, los pensamientos y emociones como pasajeros en la mente.
  3. Aceptación: la aceptación es el abandono de la actitud de lucha. Dejar de luchar contra las sensaciones desagradables, permitir que ocurran y observarlas con curiosidad.
  4. Yo contextual: no identificarse con los pensamientos, ya que estos son acontecimientos que ocurren en la mente y el yo puede percibirlos y observarlos. Se puede contemplar lo que ocurre en la mente y quién observa es realmente el Yo.
  5. Valores: los valores son aquello que es realmente importante para cada persona. Es importante identificarlos y tenerlos presente para que guíen la conducta.
  6. Acción: llevar a acabo acciones alineadas con los valores. Los actos que deben estar alineados con los objetivos basados en los valores.

Técnicas y ejercicios de la terapia de aceptación y compromiso

Las técnicas que se emplean en la terapia son las siguientes:

Meditación

La meditación es la consciencia plena. Consiste en estar presente y ser consciente de las sensaciones, impulsos, pensamientos y emociones. Sirve para darse cuenta de que se tiene un pensamiento o una emoción, sabiendo que se es mucho más que eso. Observar con curiosidad qué ocurre en el interior, soltando los miedos y los prejuicios. En el siguiente artículo, encontrarás varios ejercicios de meditación mindfulness.

Regulación augmenting

Desde una perspectiva conductual, sería necesario reforzar una conducta para que esta tenga mayor probabilidad de volver a producirse. Por ejemplo, dar un premio tras un examen aprobado para que una persona estudie. Lo que propone la ACT a través de la regulación augmenting es que una conducta adquiera un significado con una función reforzante. Por ejemplo, si se relaciona el título (que significará optar a la posición laboral deseada) con estudiar hoy para el examen de mañana, la conducta se refuerza debido al significado que se le otorga.

El ejercicio, en este caso, consiste en reflexionar, detectar asociaciones establecidas socialmente y resignificar algunos conceptos.

No evitación de las emociones desagradables

Si las emociones como el miedo o la tristeza se identifican como "malos", la tendencia es querer evitarlos y escapar de ellos, algo que aumenta al malestar. Pudiendo incluso llegar hasta el extremo de la evitación total que sería el suicidio.

Sin embargo, desde la no evitación experiencial, se reduce el sufrimiento. Para ello, una de las técnicas de aceptación y compromiso consiste en contextualizar el dolor, las emociones y las sensaciones desagradables como algo normal y humano de lo que no es necesario escapar, si no de lo que se puede aprender.

Uno de los ejercicios de la terapia de aceptación y compromiso consiste en la predisposición percibir y sentir emociones, sensaciones, pensamientos, etc.

Aceptación y normalización del malestar

Actualmente, el funcionamiento de la sociedad no tiene lugar para el malestar y el dolor, asociando el bienestar con el placer inmediado y vinculando el dolor con algo anormal.

¿Cómo trabajar la aceptación en terapia? La aceptación consiste en dejar de luchar contra las sensaciones desagradables, permitir que ocurran y observarlas con curiosidad. La tolerancia al malestarse se trabaja estando dispuesto a experimentar sin resistir los pensamientos y emociones.

No control de lo incontrolable

Los pensamientos y emociones que atraviesan la mente no se pueden evitar ni controlar. Intentar controlar los eventos internos como recuerdos o sensaciones no es posible, además, reduce la capacidad de vivir plenamente. Se puede llegar a la evitación experiencial destructiva que supone la necesidad de controlar o evitar los pensamientos, recuerdos, sensaciones y las circunstancias que los generan.

La técnica que propone la ACT es evitar controlar lo que no se puede contorlar.

Observación del pensamiento

Se trata de tomar consciencia de los pensamientos y diferenciarnos de ellos. Distanciarnos de nuestros eventos cognitivos entendiéndolos como productos de la mente. Se puede practicar, por ejemplo, la observación del pensamiento para conseguir la defusión cognitiva. Se trata entender que la persona no es el pensamiento, si no que la persona está detrás y puede observar los pensamientos, sensaciones y cualquier contenido cognitivo.

Ante la observación del pensamiento, se puede elegir cómo actuar al respecto.

Clarificación de valores

Se trata de encontrar lo que es verdaderamente importante para uno/a, el objetivo es clarificar qué quiere la persona para su vida y el porqué de su elección. El ejercicio para lograrlo consiste en reflexionar alrededor de preguntas como:

  • ¿Qué estarías haciendo cada día si pudieras dedicarte a otra cosa que no fuera tratar de quitarte el sufrimiento?
  • Si pudieras pasar una tarde con quien quisieras, ¿con quién sería? Y si fuera tu última tarde, ¿sería la misma persona?
  • ¿Qué le regalarías a la persona que más quieres por su cumpleaños si tuvieras infinito dinero? Y si fuera su último cumpleaños, ¿le regalarías lo mismo?

Compromiso

El compromiso se traduce en actuar con responsabilidad hacia la dirección elegida. Plantear objetivos en función de lo valores, situar a la persona a cargo de sus acciones, crear una estrategia para dirigir la acción hacia lo valores y actuar en función de los valores.

Uso de las metáforas

Las metáforas, comparaciones y ejemplos, resultan muy útiles para ilustrar las paradojas del funcionamiento psicológico y, por ello, son una estategia muy utilizada en la terapia de aceptación y compromiso. A continuación, veremos varias metáforas de la terapia de aceptación y compromiso.

Terapia de aceptación y compromiso: técnicas y ejercicios - Técnicas y ejercicios de la terapia de aceptación y compromiso

Metáforas de la terapia de aceptación y compromiso

Algunas de las metáforas utilizadas en la terapia de aceptación y compromiso son las siguientes:

Metáfora del ajedrez

Las fichas negras pueden ser pensamientos negativos mientras que las blancas pueden ser pensamientos positivos. Mientras que el yo es las fichas, sino el tablero. Esta metáfora utilizada en la terapia de aceptación y compromiso permite entender la mente como un espacio en el que ocurren cosas que podemos percibir y observar sin ser esas cosas.

Metáfora del muro

Cuando no hay aceptación, la persona se encuentra lamentándose delante de un muro enorme que no se puede franquear. Sin embargo, cuando se acepta que existe ese muro, se empiezan a buscar herramientas y formas de pasar al otro lado del muro o incluso buscar un nuevo camino.

Metáfora del jardín

Imagina que para un jardinero lo más importante son las plantas. Las planta en el mejor lugar y las cuida. Un día empieza a ver que crecen malas hierbas y va a arrancarlas. En cuanto empieza a salir una mala hierba la arranca corriendo. Pero no consigue eliminarlas por completo, sino que siguen creciendo malas hierbas.

¿Qué crees que pasará si el jardinero dedica todo su esfuerzo a eliminar las malas hierbas? No podrá emplear tiempo en cuidar de las plantas, regarlas, podarlas, abonarlas... ¿Crees que si el jardinero está siempre pendiente de arrancar las malas hierbas podrá disfrutar las plantas de su jardín? ¿Qué dirían las plantas si pudieran hablar?

Metáfora de la piedra

"El distraído tropezó con ella. El violento la utilizó como proyectil. El emprendedor construyó, con ella. El campesino cansado la utilizó como asiento. Para los niños fue un juguete. David mató a Goliat y Miguel Ángel le sacó la más bella escultura. En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre."

Metáfora del hombre en el hoyo con una pala

"Un hombre iba por el campo, llevando una venda en los ojos y una pequeña bolsa de herramientas. Se le había dicho que su tarea consistía en correr por ese campo con los ojos vendados. El hombre no sabía que en la granja había hoyos grandes y muy profundos, lo ignoraba completamente. Así que empezó a correr por el campo y cayó en uno de esos grandes agujeros. Empezó a palpar las paredes del hoyo y se dio cuenta de que no podía saltar fuera y de que tampoco había otras vías de escape. Miro en la bolsa de herramientas que le habían dado, para ver si había algo que pudiera usar para escapar del hoyo, y encontró una pala. Eso es todo lo que tenía. Así que empezó con diligencia, pero muy pronto advirtió que no salía del hoyo. Intento cavar más y más y más y más rápido, pero seguía en el hoyo. Lo intento con grandes paladas y con pequeñas, arrojando lejos la tierra o arrojándola cerca… pero seguía en el agujero. Todo ese esfuerzo y todo ese trabajo, y lo único que conseguía es que el hoyo se hiciese cada vez más y más profundo. Entonces se dio cuenta de que cavar no era la solución, no era la forma de salir del hoyo, al contrario, cavando es como se hacen los hoyos más grande. Entonces empezó a pensar que quizás todo el plan que tenía estaba equivocado y que no tenía solución, ya que cavando no pueda conseguir una escapatoria, lo único que hacía era hundirse más."

El/la teraputa en la terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso no está estructurada en sesiones ni sigue un protocolo cerrado. El o la terapeuta ofrece explicaciones y ejercicios orientados a la reflexión del/la paciente sobre sí mismo/a y su problema, recalca el protagonismo del/la paciente en su vida y la capacidad que tiene para afrontar el malestar y redigir su vida. A través de ejemplos y se ejercicios, el/la terapeuta muestra al/la paciente que controlar y evitar son estrategias que no funcionan y se acompaña a normalizar y tolerar el malestar.

Libros de aceptación y compromiso

Si quieres más información, puedes consultar los siguientes libros:

  • Terapia de aceptación y compromiso (ACT): Un tratamiento conductual orientado a los valores de Kelly G. Wilson y M. Carmen Luciano Soriano.
  • Terapia de aceptacion y compromiso: Proceso y práctica del cambio consciente (Mindfulness) de Steven C. Hayes, Kirk Strosahl y Kelly G. Wilson.
  • Get out of your mind and into your life. The new acceptance and commitment therapy de Steven C. Hayes.
  • Una mente liberada: La guía esencial de la terapia de aceptación y compromiso (ACT) de Steven C. Hayes.
  • La trampa de la felicidad: Deja de sufrir, comienza a vivir de Russ Harris.
  • Tratando con... terapia de aceptación y compromiso: Habilidades terapéuticas centrales para la aplicación eficaz de Francisco Montesinos Marín.
  • ACTuar según los Valores: Manual Básico de Intervenciones basadas en la Terapia de Aceptación y Compromiso de Juan Aníbal González-Rivera.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Terapia de aceptación y compromiso: técnicas y ejercicios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Wilson, K. G. y Luciano, M. C. (2002): Terapia de Aceptación y Compromiso. Un tratamiento conductual orientado a los valores. Madrid: Pirámide.
  • Luciano, M. C., & Valdivia, M. S. (2006). La terapia de aceptación y compromiso (ACT). Fundamentos, características y evidencia. Papeles del psicólogo, 27(2), 79-91.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Terapia de aceptación y compromiso: técnicas y ejercicios
1 de 3
Terapia de aceptación y compromiso: técnicas y ejercicios

Volver arriba