Compartir

Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento

 
Por Marta Vicente. 2 marzo 2018
Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento

El trastorno negativista desafiante (TND) o trastorno oposicionista desafiante (TOD) es un trastorno de conducta que se caracteriza por un patrón de una serie de conductas y comportamientos desafiantes, negativistas, hostiles e inapropiados hacia las personas que constituyen las figuras de autoridad, como pueden ser los padres, los docentes, los hermanos, otros miembros de la familia, etc.

Este es un tipo de trastorno que se da con más frecuencia en niños y adolescentes, aunque también se han observado algunos casos en personas adultas. Se ha señalado que suele tener inicio alrededor de los 8 años y que antes de la etapa de la pubertad, es más común en niños que en niñas, pero que después de la pubertad, la incidencia en niños y niñas es bastante parecida. El patrón de comportamiento negativista y desafiante tiene un gran impacto y efectos muy negativos en la vida personal, social y académica del afectado. Especialmente, se ven afectadas sus relaciones personales y su rendimiento académico. Además, se ha afirmado que entre un 30 y 50% de niños padecen TDAH pueden también presentar TND o TOD, por lo que cuando se diagnostique el déficit de atención y la hiperactividad, se debe tener esto en cuenta. En este artículo de Psicología-Online, explicamos con detalle cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento del trastorno negativista desafiante.

Trastorno negativista desafiante: causas

Las causas del trastorno negativista desafiante son múltiples y se considera que su desarrollo está relacionado con una combinación de factores biológicos, psicológicos, genéticos, sociales y ambientales. A continuación, detallamos cuáles pueden ser estos factores que podrían aumentar el riesgo de presentar este patrón disfuncional de conducta:

  • Factores genéticos: aquellos niños que cuentan con antecedentes familiares de trastornos psiquiátricos tienen una mayor predisposición a desarrollar problemas de conducta.
  • Factores biológicos: si hay daños o alteraciones significativas en zonas cerebrales como, por ejemplo, el lóbulo frontal pueden aparecen trastornos de conducta. Las personas con problemas en el lóbulo frontal pueden tener serias dificultades para controlar sus conductas y pueden ser agresivas e impulsivas. Además de esto, también se ha visto cierta influencia en el padecimiento del TND que haya presencia de alteraciones en los neurotransmisores o químicos del cerebro, así como que se presenten otros trastornos al mismo tiempo, ya sea TDAH, trastornos del estado de ánimo, trastornos del humor, etc.
  • Factores psicológicos: este trastorno suele darse en niños que tienen un temperamento complicado y que presentan complicaciones para desarrollar correctamente las habilidades personales y sociales.
  • Factores ambientales: una educación poco adecuada por parte de los padres en la infancia, padres muy autoritarios o disciplinados, falta de control o supervisión parental, uso de técnicas de refuerzo negativo por parte de los padres u otras figuras de autoridad, abusos, etc.
  • Factores sociales: hay ciertas circunstancias sociales que pueden favorecer el padecimiento de este trastorno, como residir en ambientes muy marginales o la pobreza.
Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento - Trastorno negativista desafiante: causas

Síntomas del trastorno negativista desafiante según DSM IV

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, se puede diagnosticar el trastorno negativista desafiante si se dan los criterios que enumeramos a continuación:

A) Patrón de conducta negativista, desafiante y hostil durante al menos unos 6 meses, en los cuales deben manifestarse 4 o más de los siguientes comportamientos:

  • Encoleriza frecuentemente y tiene pataletas.
  • Discute mucho con las personas adultas de su entorno.
  • Se muestra desafiante con los adultos y no cumple con sus órdenes o demandas.
  • Molesta con frecuencia a los demás.
  • Gran susceptibilidad y se ofende o molesta con facilidad.
  • Es colérico y resentido.
  • Tiene rencor y ansias de venganza.

B) Alteraciones y deterioro importantes en las esferas social, académica y laboral del afectado.

C) Estos comportamientos negativistas o desafiantes no se dan de manera exclusiva en el transcurso del sufrimiento de un trastorno del estado de ánimo o trastorno psicótico.

D) No hay cumplimiento de los criterios para diagnosticar el trastorno disocial y en el caso de que el afectado tenga 18 años o más, tampoco se cumplen los criterios del trastorno antisocial de la personalidad.

Síntomas del trastorno negativista desafiante en niños y adolescentes

En niños y adolescentes con trastorno oposicionista desafiante, son comunes los siguientes síntomas y características:

  • Se enfada con muchísima facilidad.
  • Se ofende fácilmente ante las palabras o hechos de los demás.
  • Aunque cometa errores, suele echarle la culpa a las demás personas.
  • Tiene un vocabulario bastante grosero, con insultos y faltas de respeto en cuanto se le dice algo que no le parece bien o se le lleva la contraria.
  • Muestra mucha ira en el momento en el que se ordena o pide hacer algo.
  • Tiene una actitud vengativa y es muy rencoroso.
  • Se niega tajantemente a cumplir las órdenes o demandas de las personas adultas de su entorno y se muestra desafiante.
  • Tiende a molestar a los demás sin razón o motivo.
  • Se enzarza en discusiones constantemente, ya sea con sus padres, profesores, compañeros, hermanos, etc.
  • Justifica su comportamiento de manera frecuente.
  • No le afectan los castigos que se le imponen.
Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas del trastorno negativista desafiante en niños y adolescentes

Síntomas del trastorno negativista desafiante en adultos

Como ya hemos comentado anteriormente, aunque no es muy frecuente, el trastorno negativista desafiante también puede darse en personas adultas. En estas, los signos y características comunes de su personalidad y conducta son los que enumeramos a continuación:

  • Comportamiento agresivo y/o violento.
  • Siempre quiere tener la razón y "ganar" en las discusiones.
  • Sigue las discusiones con las figuras de autoridad.
  • Lleva a cabo acciones únicamente porque tiene la certeza de que las mismas van a incomodar o molestar a algunas personas de su entorno.
  • Es muy susceptible y se altera muy fácilmente.
  • Discute frecuentemente con sus familiares, amigos, compañeros de trabajo, jefe, etc.
  • Se siente oprimido ante las reglas o normas sociales.
  • No acepta las críticas constructivas.
  • Es irrespetuoso.

En el caso de las personas adultas, es también muy importante tratar el trastorno negativista desafiante, ya que de lo contrario puede acabar derivando en un trastorno antisocial de la personalidad.

Tratamiento psicológico del trastorno negativista desafiante

El tratamiento del trastorno negativista desafiante se deberá establecer teniendo en cuenta las particularidades de cada caso, ya que puede variar según la edad del afectado y la gravedad de los síntomas.

Se deberá iniciar un tratamiento psicológico con el fin de ayudar al paciente a desarrollar todas las habilidades que le permitan solucionar sus problemas y gestionar sus emociones y conductas inadecuadas. Especialmente, se debe llegar a controlar las conductas agresivas, aprender a adaptarse a la normas y conductas sociales adecuadas y hacer un uso apropiado del lenguaje. La psicoterapia puede abarcar lo siguiente:

  • Terapia individual: se suele recurrir a la terapia cognitivo-conductual para que el paciente consiga ser capaz de solventar sus problemas, desarrollar habilidades de comunicación y controlar su impulsividad e ira.
  • Terapia familiar: sirve para realizar ciertos cambios en el ambiente y las relaciones familiares, pues se deberán potenciar las conductas deseables y, por otro lado, eliminar aquellas que pueden estar manteniendo ese comportamiento negativista y desafiante del paciente. Es importante mejorar la comunicación entre los diferentes miembros de la familia, así como la interacción entre ellos.
  • Terapia grupal: las terapias en grupo realizadas con otros niños con trastorno negativista desafiante pueden ser muy útiles para el desarrollo de habilidades personales y sociales adecuadas.
Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento psicológico del trastorno negativista desafiante

Tratamiento farmacológico del trastorno negativista desafiante

En algunos casos, la psicoterapia puede combinarse con el consumo de algunos medicamentos. Por lo general, no se suele usar un tratamiento farmacológico para el trastorno negativista desafiante, sino que este solo se recomienda cuando hay presencia de otros síntomas o trastornos, como por ejemplo, depresión, ansiedad, TDAH, etc.

No obstante, se deberán seguir siempre las indicaciones médicas en cuanto al uso de fármacos y evitar la automedicación en todo momento.

Trastorno negativista desafiante: pautas para padres

Algunos de los consejos que los padres pueden tener en cuenta a la hora de educar y convivir con un niño con trastorno oposicionista desafiante son:

  • Procurar desarrollar un buen vínculo afectivo con los hijos.
  • Educar a los niños bajo el refuerzo positivo, es decir, reconocer y recompensar las buenas conductas, ya sea con un simple halago o una sonrisa.
  • Evitar tener actuaciones alteradas o agresivas con los niños para no empeorar su comportamiento negativista o desafiante. Es importante calmarse y esperar un tiempo para evitar las reacciones muy exageradas o desmesuradas. Se debe intentar ser un buen ejemplo para los hijos.
  • Mejorar la comunicación con los hijos, procurando que esta sea lo más positiva posible, ya que si todo son discusiones o reproches, su patrón disfuncional de conducta empeorará muchísimo.
  • Establecer una disciplina flexible y con unos límites razonables. Evitar ser excesivamente autoritario o mantener una disciplina muy estricta, ya que a los niños con este trastorno les cuesta muchísimo acatar las órdenes y, con ello, se puede conseguir todo lo contrario.
  • Es importante aprender a sancionar las malas conductas de una manera constructiva.
  • Procurar pasar más tiempo con los hijos, hacer cosas juntos y hacer esfuerzos para mejorar el ambiente familiar.
Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento - Trastorno negativista desafiante: pautas para padres

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento
1 de 5
Trastorno negativista desafiante: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba