menu
Compartir

Ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad

 
Por Vitae Health Innovation. Actualizado: 11 marzo 2021
Ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad

La ansiedad es una reacción muy frecuente, capaz de afectar de forma negativa a nuestra vida cotidiana y esta no siempre requiere un tratamiento psicofarmacológico para combatirla. Cuando la ansiedad aparece de forma ocasional y moderada, son muchos los recursos utilizados para reducirla, como los ejercicios de respiración y relajación, la meditación y los ansiolíticos naturales como las infusiones de hierbas para la ansiedad.

El uso de tratamientos naturales para las dolencias físicas y psicológicas se ha mantenido durante generaciones debido a su eficacia y uno de los tipos son los ansiolíticos naturales, una buena opción para reducir la ansiedad que pueda aparecer de forma puntual. Si quieres conocer los ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online.

También te puede interesar: 11 Antidepresivos naturales efectivos

Cómo funcionan los ansiolíticos naturales

La ansiedad es una respuesta de activación de nuestro organismo muy frecuente en nuestra sociedad. Cursa con un conjunto de síntomas que generan una incapacitación para poder seguir con nuestro día a día de la forma habitual. Los fármacos más utilizados para su tratamiento son las benzodiacepinas y los antidepresivos, necesarios para reducir la sintomatología presentada.

Sin embargo, en muchas ocasiones, la ansiedad se presenta sin que la persona esté sufriendo un trastorno de ansiedad, pues aparece como una reacción normal ante una determinada circunstancia. Ante ello, el uso de ansiolíticos naturales puede resultar una muy buena opción, para ayudar a disminuir los niveles de ansiedad que pueden aparecer tras un mal día, al recibir una mala noticia, por estrés…

Vitae es una marca de complementos alimenticios naturales que dispone de una variedad de productos para gestionar de forma eficaz la ansiedad/estrés durante el día, así como la relajación/insomnio por la noche. Sus fórmulas a base de valeriana, pasiflora, amapola de California, melisa, magnesio y melatonina permiten recuperar tu esencia y combatir los miedos y preocupaciones sin efectos secundarios sobre el organismo. Entre todos ellos, destacamos CalmTu, una fórmula para situaciones en las que te sientes desbordado o superado.

Por tanto, ante una ansiedad moderada y ocasional, es aconsejable hacer uso de ansiolíticos naturales que son relajantes naturales para ansiedad, pero debemos tener presente que los psicofármacos son necesarios en muchas ocasiones, cuando se presenta un trastorno de ansiedad.

Los mejores ansiolíticos naturales

A continuación, se presentan 8 ansiolíticos naturales potentes, remedios para la ansiedad sin receta médica.

1. Valeriana

La valeriana es una planta de la familia de las valerianáceas, considerada un ansiolítico natural potente, de la cual se utiliza su raíz para obtener el efecto sedante. Por ello, se considera un remedio natural para la ansiedad. Además de proporcionar sedación, induce a un estado de relajación, contribuye a favorecer el sueño, ayuda a disminuir la presión arterial y mantiene ciertos efectos convulsivos. Gracias a sus propiedades, la valeriana tiende a utilizarse como tranquilizante natural, en circunstancias de nerviosismo generalizado, inquietud, alteraciones del sueño, dolores gastrointestinales, ansiedad, estrés y tensión.

¿Es peligroso su consumo? La valeriana carece de toxicidad si se toman dosis razonables, sin embargo, su administración prolongada puede crear dependencia. Además, su consumo excesivo puede producir flatulencias y molestias gastrointestinales. ¿Buscas ansiolíticos naturales para embarazadas? La valeriana no lo es, pues está contraindicada en el embarazo y la lactancia.

2. Amapola de California

La amapola contiene propiedades hipnótico-relajantes y su actuación es suave, por ello, tiende a ser utilizada para el tratamiento del insomnio en niños y personas de la tercera edad. Sus funciones son la reducción de la ansiedad leve, ayuda a controlar los nervios excesivos y reduce la irritabilidad y el estrés. Además de reducir la sintomatología ansiosa, es útil en el tratamiento de la tos e irritaciones de garganta, dolores de cabeza y calambres musculares.

La amapola carece de toxicidad y, a diferencia de la valeriana, su consumo prolongado no evidencia dependencia. Sin embargo, por falta de estudios, se recomienda no consumirla durante el embarazo y lactancia ni durante el tratamiento con antidepresivos. Tampoco se recomienda para personas que padezcan un trastorno en la tensión o que tomen fármacos que alteren la presión arterial.

3. Melisa

Otra de las hierbas relajantes que no puede faltar en esta lista de tranquilizantes naturales es la Melissa officinalis. La melisa, como la valeriana, produce un efecto sedante y tiene propiedades hipnóticas, por lo que se considera uno de los remedios naturales para la ansiedad. Frecuentemente, es utilizada ante elevadas sensaciones de angustia o en problemas digestivos, puesto que es reguladora intestinal.

4. Pasiflora

¿Funciona la pasiflora para la ansiedad? La pasiflora es comúnmente conocida como flor de la pasión y, para el tratamiento de la ansiedad, es idónea por su efecto relajante, llegando a ser comparada con el Valium, pero no presenta los efectos secundarios de este. Por ello, si buscas ansiolíticos naturales fuertes, la pasiflora se encuentra entre ellos. Está indicada como tranquilizante, concretamente para el tratamiento del insomnio, las palpitaciones y otros síntomas de estrés y ansiedad.

Si buscas ansiolíticos naturales para niños, debes saber que la pasiflora es una opción. Su consumo está recomendado en niños mayores de dos años.

La flor de la pasión carece de toxicidad, siempre y cuando las cantidades estén controladas. Un consumo excesivo puede producir náuseas y vómitos. Está contraindicada en el embarazo y en la lactancia.

5. Tila

La tila tiene propiedades relajantes y ayuda a disminuir la tensión y el insomnio. Como las otras plantas, es un ansiolítico natural potente que también funciona como relajante muscular. Su actuación no se concentra únicamente en el sistema nervioso, actúa también sobre el hígado, produciendo un aumento de la función desintoxicante, la cual contribuye en la relajación muscular y nerviosa. Por eso, la tila es un tranquilizante natural que ayuda en estados de angustia, ansiedad y excitación.

Cabe destacar que no puede ser administrada simultáneamente con fármacos anticoagulantes, ni en personas que padezcan un trastorno en la coagulación de la sangre. Por otro lado, debe consumirse durante un máximo de treinta días seguidos y su exceso puede provocar un efecto paradójico, produciendo taquicardia o insomnio.

6. Lúpulo

El lúpulo tiende a utilizarse en los trastornos nerviosos que guardan relación con la menopausia, debido a su incidencia en los estrógenos. Además, mantiene propiedades hipnótico-sedantes y depresoras. Se recomienda ante estados de ansiedad e intranquilidad, así como el exceso de excitabilidad y en el insomnio de origen nervioso.

Al igual que muchos ansiolíticos naturales, está contraindicada durante el embarazo y la lactancia y, concretamente, en los casos de hiperestrogenia, es decir, tener elevados niveles de estrógenos.

7. Manzanilla

Otra opción que no podía faltar en esta lista de remedios naturales para la ansiedad. La manzanilla produce una acción tranquilizante suave y es utilizada en los trastornos digestivos de origen nervioso y en el dolor abdominal. Su principal ventaja es que puede ser administrada a un bebé. Así que si buscas ansiolíticos naturales para niños, la manzanilla es ideal.

8. Espino albar

El espino albar es una planta que tiene un efecto tranquilizante mayor que el de la valeriana y la tila y, por ello, es un ansiolítico natural muy potente. Sin embargo, es frecuente que sea usado en combinación con la valeriana y la flor de la pasión, con el objetivo de potenciar sus efectos, sin que ello produzca una descompensación.

Su uso se concentra en disminuir el estrés, la ansiedad y otros síntomas nerviosos, que guardan relación con el sistema cardiovascular. Sus principios activos se utilizan en muchos fármacos para el tratamiento de trastornos cardíacos, por lo que no se debe superar la dosis recomendada. Su ingesta prolongada o su consumo en dosis elevadas puede causar toxicidad hepática, además de alteraciones respiratorias y cardíacas.

9. Alimentos ansiolíticos naturales

Una alimentación saludable y equilibrada también ayudará a disminuir la ansiedad. La dieta debe incluir triptófano, fibra, hidratos de carbono y grasas saludables. Una dieta variada, basada en alimentos como las frutas, verduras, legumbres, carnes, huevos, pescados, mariscos y lácteos ayuda al adecuado desarrollo de las funciones cerebrales. Es conveniente evitar el consumo de azúcar añadido, de estimulantes (como la cafeína, la teína) y de ultraprocesados en general. Encontrarás más información en el artículo: alimentos para combatir la ansiedad.

10. Actividad física

Por último, no podíamos dejarnos al mejor ansiolítico natural: la actividad física. Practicar ejercicio físico moderado diariamente y adaptado a las posibilidades de cada persona es la mejor manera de regular la ansiedad sin medicamentos. Sin efectos secundarios y con muchísimos beneficios, es considerado el tranquilizante natural por excelencia.

La liberación de diversas hormonas, más la satisfacción personal, consiguen reducir los niveles de ansiedad. La práctica regular de actividad física disminuye la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca en situaciones de estrés.

La actividad física mejora la calidad del sueño porque incrementa los niveles de melatonina, mejora el estado de ánimo, por el efecto de las beta endorfinas, y previene el estrés.

Ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad - Los mejores ansiolíticos naturales

Beneficios de los ansiolíticos naturales

En función de la sintomatología y la intensidad de la misma, puede estar indicado un tratamiento farmacológico o no. En los casos leves, el tratamiento psicológico se puede apoyar de hábitos y alternativas naturales.

  • Las terapias naturales devuelven el equilibrio al organismo, disminuyendo los síntomas presentados.
  • Muchos ansiolíticos naturales mantienen propiedades sedantes, las cuales contribuyen a reducir los estados de ansiedad.
  • Al igual que las benzodiacepinas, algunos ansiolíticos naturales producen un estado de sedación y calma, disminuyendo con ello la actividad y exaltación, contribuyendo en el mantenimiento del sueño.
  • Al presentar un mecanismo de acción diferente al que presentan los psicofármacos sintéticos, no producen efectos secundarios.
  • No es necesario establecer un plan terapéutico de administración, su consumo se efectúa de forma ocasional, cuando la persona lo necesita.

A continuación, encontrarás una relajación guiada que también te ayudará a encontrar un estado de calma.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios naturales.

Bibliografía
  • García, D. V., Calcerrada, C. D. G., & García, N. P. (2002). Uso de plantas medicinales en el tratamiento de la ansiedad y la depresión. FMC-Formación Médica Continuada en Atención Primaria, 9(1), 50-56.
  • Díaz-Véliz, G., & Mora, S. (2012). Uso de modelos animales en el estudio de plantas medicinales con propiedades ansiolíticas y antidepresivas. Revista de Farmacologia de Chile, 5, 21-6.
  • Ortega, T., García, D., & Carretero, E. (2008). Plantas medicinales.
  • Viola, H. A. M. (1995). Ansiolíticos de origen natural en plantas de uso medicinal folklórico.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad
1 de 2
Ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad

Volver arriba