Compartir

Características de las personas asertivas y empáticas

 
Por Marta Vicente. 3 mayo 2018
Características de las personas asertivas y empáticas

¿Eres una persona asertiva o empática? Mucho escuchamos hablar de estos términos y de las técnicas que podemos llevar a cabo para desarrollarlas, ¿pero sabes cuál es el verdadero significado de cada una de ellos y qué relación existe entre ambos? Lo cierto es que se tratan de dos habilidades sociales que todas las personas podemos desarrollar y potenciar a lo largo de nuestra vida y que, en términos generales, nos ayudan a mejorar nuestra relación con las demás personas. La asertividad nos permite expresarnos de forma clara, directa y adecuada en cualquier contexto y la empatía nos permite comprender a los demás y ponernos en su lugar aunque no compartamos sus puntos de vista. ¿Son complementarias ambas habilidades? Y, en el caso de serlo, ¿cómo es una persona asertiva y empática? A continuación, en este artículo de Psicología-Online, vamos a responder a todas estas cuestiones y mostraremos cuáles son las principales características de las personas asertivas y empáticas, ¡presta atención!

Qué es la asertividad

En primer lugar, veamos cuál es la definición de asertividad. Este término hace referencia a la habilidad social que desarrolla una persona internamente y que le permite comunicarse de una manera efectiva con las demás personas, sabe expresar sus sentimientos, pensamientos y opiniones de la forma más adecuada y en el momento apropiado sin ningún tipo de hostilidad ni agresividad.

Una persona asertiva tiene la capacidad de ser clara, franca y directa en cualquier situación social siendo respetuosa y sin llegar a herir los sentimientos de los demás en ningún momento. Así mismo, también reacciona y gestiona adecuadamente cualquier conflicto o discusión a la que tenga que hacer frente.

Ser asertivo le proporciona a la persona que posee dicha habilidad beneficios como los siguientes:

  • Satisfacción personal al llevar a cabo las cosas con la capacidad suficiente.
  • Aumento de la propia seguridad y autoconfianza.
  • Mejora de la autoestima.
  • Proactividad.
  • Comunicación eficiente con todo tipo de personas.
  • Aceptación social y respeto de los demás.
  • Afianzamiento de los derechos personales.

En el siguiente artículo de Psicología-Online, mostramos algunas de las técnicas más eficaces para desarrollar la capacidad de la asertividad.

Características de las personas asertivas y empáticas - Qué es la asertividad

Qué es la empatía

Por su parte, la empatía es otra habilidad personal que le permite a una persona tener la capacidad de ponerse en el lugar del otro y comprender y experimentar sus puntos de vista sin llegar a adoptar de manera necesaria esa perspectiva.

Las personas empáticas escuchan a los demás con atención y son capaces de captar muchísima información acerca del otro a través, no solo de sus palabras, sino también de su tono de voz, expresiones faciales, gestos, postura corporal, etc. A partir de toda esta información, pueden intuir lo que esa persona está sintiendo y, además, tienen la capacidad de influir o modular sobre las emociones ajenas, procurando comunicar y transmitir aquellas palabras que saben que en ese momento puede servir de ayuda al otro.

En definitiva, son personas que se preocupan mucho por los demás, saben escuchar, respetuosas, flexibles de pensamiento, solidarias y con una gran capacidad de autocrítica.

En el siguiente artículo de Psicología-Online, explicamos con detalle cuáles son las diferencias entre asertividad y empatía para que entiendas mejor ambos conceptos.

Asertividad y empatía: comunicación ideal

Una vez definidos ambos términos, debemos aclarar lo siguiente:

  • Tanto la asertividad como la empatía son dos habilidades sociales que todos los seres humanos podemos desarrollar a lo largo de nuestra vida, ya sea de forma intencionada o espontánea a partir de nuestras experiencias diarias.
  • No se da una exclusividad racional entre ambas, es decir, una persona puede ser asertiva pero no empática y a la inversa.
  • Son habilidades sociales totalmente complementarias que un mismo individuo puede poseer. En cierto modo, podemos considerar que la empatía correspondería a la asertividad más humana y emocional.

Cuando ambas habilidades se unen y se complementan a la perfección en una persona, se puede llegar a lograr un modelo ideal de comunicación con las demás personas. Y es que, por un lado, se tiene la claridad y seguridad de la asertividad, lo cual es clave para expresar y satisfacer las propias necesidades, y, por otro lado, se posee la comprensión y generosidad de la empatía, que permite practicar la escucha activa y ayudar al prójimo.

Características de las personas asertivas y empáticas - Asertividad y empatía: comunicación ideal

Características de las personas asertivas y empáticas

Podemos concluir, entonces, que la asertividad empática es la habilidad que nos permite tanto entender y comprender las necesidades de las demás personas, al mismo tiempo que nos permite ser a nosotros entendidos y comprendidos por los demás. A continuación, mostramos cuáles son las principales características de las personas asertivas y empáticas:

  1. Aceptan a cada persona tal y como es, con sus virtudes y sus defectos. Son muy respetuosas.
  2. No intentan proyectar sus puntos de vista ni modo de vida en los demás.
  3. Son comprensivas, tienen una actitud conciliadora y están dispuestas al entendimiento.
  4. Saben gestionar correctamente los conflictos, poniendo los medios necesarios para su solución. Para ellas, su finalidad ante un conflicto es llegar a un acuerdo y encontrar la mejor forma de solventar la situación.
  5. Confían en la comunicación como el mejor método para entender y comprender las necesidades de los demás, así como para saber cómo actuar posteriormente. Prefieren resolver y tratar los asuntos y conflictos cara a cara.
  6. Evitan herir los sentimientos de los demás, por ello, primero, comunican el reconocimiento hacia la otra persona y, a posteriori, plantean sus necesidades, derechos y opiniones sin ningún tipo de hostilidad ni agresividad. Practican la escucha activa, es decir, primero, intentan ponerse en el lugar del otro para comprenderle, pero después también reivindican sus derechos y expresan sus pensamientos para ser igualmente escuchados y comprendidos.
  7. Cuando se comunican con alguien, además de prestar mucha atención a lo que esa persona dice, también tienen en cuenta de qué manera se expresa, qué tono de voz utiliza y qué lenguaje corporal adopta.
  8. Durante las conversaciones, evitan llevar sus opiniones o reflexiones al terreno personal y centran el diálogo en los acontecimientos. Así, previenen que la otra persona pueda sentirse atacada o herida por juicios de valor. No incurren en descalificaciones ni provocaciones para desarmar los argumentos de los demás.
  9. Son personas muy agradecidas.
  10. No les cuesta pedir disculpas ni aceptar sus errores.
  11. Se sienten cómodas expresando sus sentimientos y pensamientos y lo hacen siempre de un modo firme, razonado y justificado.
  12. Transmiten amabilidad, optimismo y buena energía a las personas de su alrededor.
Características de las personas asertivas y empáticas - Características de las personas asertivas y empáticas

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Características de las personas asertivas y empáticas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Escribir comentario sobre Características de las personas asertivas y empáticas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Características de las personas asertivas y empáticas
1 de 4
Características de las personas asertivas y empáticas

Volver arriba