Compartir

Qué es la asertividad empática

 
Por Maite Nicuesa. Actualizado: 14 diciembre 2017
Qué es la asertividad empática

Asertividad y empatía son dos ingredientes muy importantes en el plano de la comunicación humana. Por medio de la asertividad, una persona tiene la capacidad de expresar de forma clara sus sentimientos y puntos de vista. Por su parte, la empatía es un ingrediente que potencia la comprensión humana en las relaciones personales. En este artículo de Psicología-Online, te damos las claves para saber qué es la asertividad empática e interiorizar este valor como un motor de tu desarrollo personal.

También te puede interesar: Qué es la autoestima inflada

Empatía: definición

La empatía te lleva a comprender al otro ser humano, escuchando su historia sin filtros previos. Para poner en práctica la empatía, tenemos que intentar observar la historia del otro desde su punto de vista y no a partir del juicio propio. Es decir, tenemos que comprender su historia en el contexto personal del protagonista. Por ejemplo, podemos llegar a comprender por qué piensa así respecto a ese tema que le afecta.

Cada ser humano es diferente. Observa cómo a partir de una misma situación, las personas reaccionan de diverso modo. Por esta razón, puede que una persona esté preocupada por un asunto que a ti no te agobiaría del mismo modo, sin embargo, la empatía te lleva a ponerte en la piel de esa persona, sin la interferencia constante del punto de vista propio.

Escucha activa, necesaria para la asertividad empática

Tienes gestos de empatía hacia los demás en muchos momentos de la rutina cotidiana. Por ejemplo, cuando tienes una palabra amable y sincera hacia alguien que está sufriendo en tu entorno, cuando envías palabras de ánimo a tus compañeros de trabajo en un momento en el que la motivación es importante o cuando apagas el teléfono móvil para poner atención a una conversación. Es decir, la asertividad y la empatía también se nutren de la escucha activa.

Cuando sientes tristeza al ver que una persona llora por una mala noticia, entonces, experimentas el poder de la empatía. También lo haces cuando al leer un libro, te pones en la piel del protagonista. La empatía no es una cualidad innata, sino que se desarrolla a partir de la experiencia.

En el contexto de la comunicación, la asertividad empática es la capacidad que te lleva a expresar un mensaje teniendo en cuenta no solo aquello que quieres expresar, sino también, cómo puedes hacer llegar esas palabras al receptor. Por ejemplo, se trata de no herir los sentimientos del otro. Puede haber situaciones en las que el propio mensaje expresado, por aquello que significa, afecte a los sentimientos del interlocutor.

Así ocurre, por ejemplo, en una ruptura de pareja. Sin embargo, la asertividad empática conduce al humanismo de observar no solo el punto de vista propio, sino también de comprender que la otra persona tiene corazón. Por esta razón, por medio de esta capacidad expresiva, el emisor intenta hacer llegar un mensaje del modo más positivo posible, es decir, minimizando el impacto psicológico de esa información.

Qué es la asertividad empática - Escucha activa, necesaria para la asertividad empática

Empatía y asertividad: habilidades sociales complementarias

De este modo, la asertividad empática combina ingredientes muy importantes. Por una parte, se nutre de la sinceridad y la verdad propias de un mensaje asertivo, pero también adquiere la apertura mental de la acogida hacia el otro que ofrece la empatía. Asertividad y empatía son dos habilidades sociales totalmente complementarias. La asertividad está más orientada al plano de la introspección, la empatía remite al otro.

¿Por qué es tan importante la asertividad empática? Porque ayuda a que la convivencia con amigos, compañeros de trabajo y familiares sea más agradable. En definitiva, más amable. No solo somos receptivos a nuestras propias emociones y sentimientos, sino que también recibimos información del estado de ánimo de los demás. No solo a través de sus palabras, sino también mediante el tono de voz y el lenguaje corporal.

Esta es una de las razones por las que si tienes que hablar de un asunto muy importante con una persona, es preferible que hables de ese tema en una conversación cara a cara en lugar de hacerlo a través de WhatsApp. Además, tener asertividad empática también significa buscar un momento propicio para hablar de un asunto importante.

La asertividad empática es importante incluso a nivel profesional. Imagina, por ejemplo, en el campo de medicina. Un médico es un especialista cuya tarea va más allá del diagnóstico y tratamiento del paciente. El doctor debe poner en práctica su inteligencia emocional para transmitir la información del modo más humano posible y teniendo en cuenta la posición del paciente cuando recibe una mala noticia.

Piensa en aquella situación que te afectó porque una persona te dijo algo en un tono o de un modo que te pareció poco adecuado por su falta de sensibilidad. Este tipo de situación puede servirte de ayuda para comprender la diferencia entre una comunicación empática y aquella que no lo es en absoluto.

Qué es la asertividad empática - Empatía y asertividad: habilidades sociales complementarias

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la asertividad empática, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Escribir comentario sobre Qué es la asertividad empática

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la asertividad empática
1 de 3
Qué es la asertividad empática

Volver arriba