menu
Compartir

Características de una persona responsable

 
Por Gianluca Francia. 11 enero 2022
Características de una persona responsable

La responsabilidad es un concepto que puede tener un significado diferente según el contexto y la circunstancia en que se utiliza, por ejemplo, en los ámbitos civil, moral y penal. Ser personas responsables implica, sin embargo, ser personas de confianza, desde las relaciones familiares a las relaciones con amigos, desde la relación con compañeros de trabajo hasta el modo de ser considerado por la propia comunidad.

Pero, ¿cómo ser una persona responsable? Poseer las cualidades individuales específicas de la responsabilidad significa ganarse la confianza y la estima de los demás a través de nuestras actitudes. Por eso, en este artículo de Psicología-Online descubriremos las características de una persona responsable.

Qué es la responsabilidad

La responsabilidad puede definirse como la posibilidad de prever las consecuencias de su comportamiento y de corregirlo sobre la base de esta previsión. Sin embargo, las definiciones de responsabilidad ofrecidas por la literatura son múltiples, pero todas ellas pueden reducirse a dos aspectos centrales y comunes:

  1. La responsabilidad por (su familia, el Estado, los amigos, etc.).
  2. La responsabilidad ante (Dios, la propia conciencia, la comunidad de pertenencia, la historia).

Por otra parte, el significado de responsabilidad más simple, en cambio, se refiere a la posibilidad de atribuir a una persona una acción que se ha llevado a cabo, identificándola como la que la ha generado y atribuyéndole la culpa o el mérito.

Si queremos abordar qué significa ser una persona responsable en términos psicológicos, la responsabilidad se considera una construcción relacional: ésta trasciende a la persona individual porque hace referencia a un horizonte ético que incluye a dos o más personas, y por lo tanto puede ser declinada como responsabilidad personal y social.

Qué es ser una persona responsable

¿Qué se necesita para ser una persona responsable? Este tipo de sujeto actúa de manera equilibrada y reflexiva, con plena conciencia de que sus comportamientos y sus decisiones tienen consecuencias para sí y, en muchos casos, también para los demás.

Sentir una responsabilidad es una percepción, mientras que asumir una responsabilidad es una acción, lo que significa tener actitudes activas y no pasivas:

  • Ser responsable de ti mismo. Ser una persona responsable significa aprender a manejar tu vida de manera autónoma, eligiendo con tu cabeza, porque nadie mejor que tú sabe lo que es bueno para ti.
  • Ser responsable en las relaciones con los demás. Al igual que esperas poder contar con los demás y confiar en ellos, la gente que te rodea quiere confiar en ti. Ser una persona responsable y confiable hará de ti un punto de referencia para tus familiares y amigos y aumentará su respeto y estima hacia ti.
  • Ser responsable en el trabajo y con los colegas. En el mundo del trabajo es aún más importante comprender cómo hacerse responsables, porque nadie quiere ser el chivo expiatorio ni tener que soportar las consecuencias de una forma de trabajar desorganizada e irresponsable. Y sobre todo, tu jefe espera de ti un comportamiento maduro y concienzudo.
  • Ser responsable en sociedad. Convertirse en una persona responsable significa también comportarse socialmente de cierta manera, tener respeto por los demás, por el lugar en el que se vive y todo lo demás. No esperes que los demás se comporten y tú seas el primero en dar ejemplo.
Características de una persona responsable - Qué es ser una persona responsable

Cuáles son las características de una persona responsable

Para realizar una descripción de una persona responsable, primero hay que entender que esta posee un fuerte sentido de la responsabilidad que implica algo más: una cosa es sentir una responsabilidad, y otra es asumir una responsabilidad, hacerse cargo personalmente, directa y completamente. A continuación, enumeramos las 10 actitudes de una persona responsable:

  1. No inventa excusas innecesarias. Ser responsable significa, ante todo, dejar de contarla a sí mismo y a los demás, evitar recurrir a excusas para justificar faltas, olvidos y todo lo que, en su mayoría, es imputable a una simple irresponsabilidad.
  2. Evita los chivos expiatorios. Una persona responsable sabe, precisamente, asumir sus responsabilidades. No desvíes la culpa de tus errores y faltas a otros, incluso cuando deja que otros elijan, asume la responsabilidad de las consecuencias de los gestos.
  3. Es responsable de sus acciones. Incluso cuando no elige con su cabeza, es artífice y responsable de sus acciones.
  4. Piensa en las consecuencias antes de actuar o no. Ser egoísta no es algo de lo que avergonzarse, pero elegir irresponsablemente, sin juicio, sí.
  5. Es coherente y de palabra. Una persona responsable sabe que las palabras que utiliza tienen un peso.
  6. Se pone a trabajar y no pospone sus deberes. Ser responsable significa actuar, tomar decisiones y llevarlas adelante, sin esperar, sin esperar, quizás esperando a que las cosas tomen su propio camino sin haber hecho nada, limitándose a seguir el curso de los acontecimientos.
  7. No se queja tanto. Cuando se piensa en cómo hacerse responsable, se está manifestando el deseo de crecer y ser tratado como una persona adulta.
  8. Se respeta a sí misma y a los demás. Una persona que sabe asumir sus responsabilidades demuestra ante todo respeto por sí misma y por sus capacidades.
  9. Aprende a manejar los problemas. Las personas responsables son las que aprenden a manejar los problemas en primera persona. Este tipo de individuos resuelven conflictos con La toma de decisiones: un método para resolver problemas de forma autónoma y responsable, pincha en link si quieres aprender sobre este procedimiento.
  10. Organiza sus compromisos. Saber organizar propios compromisos es otro aspecto importante para ser responsable.

Cómo ser una persona responsable

El principio principal para superar los propios defectos es la concentración y la organización: para acostumbrarse a la responsabilidad hay que asumir compromisos y ser capaz de cumplir esas promesas. Esto se refiere, en primer lugar, a la familia y el entorno; una tarea nada fácil, pero un gran incentivo para más resultados.

¿Un ejemplo sencillo y cotidiano? Aprender desde una temprana edad a limpiar y mantener el orden no sólo los objetos personales, sino también el medio ambiente; lavar los platos inmediatamente después de una comida no será difícil, y volver a poner en orden los zapatos después de un paseo no parecerá en absoluto una tarea agobiante. Además, recuerda hacer más de lo que se le pide.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Características de una persona responsable, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • Prometeo Coaching (2021). Come diventare responsabili in 10 semplici passaggi. Recuperado de: https://www.prometeocoaching.it/blog/come-diventare-responsabili/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Características de una persona responsable
1 de 2
Características de una persona responsable

Volver arriba