Compartir

Características del complejo de superioridad

 
Por Marta Menéndez. 16 marzo 2018
Características del complejo de superioridad

Vivimos en un mundo dónde hay una competición constante con otros para alcanzar aquello que queremos o deseamos. Como resultado de esa competición puede producirse frustración, depresión, tristeza y enfado. Sobre todo, cuando nos vemos abrumados por lo que la sociedad espera de nosotros: qué ropa llevamos puesta, cómo debemos actuar, qué debemos comer… Para compensar el posible “fracaso” en esos retos, la persona puede crear una representación errónea de sí mismo.

De esta forma, la batalla se produce en el interior de uno mismo, entre el autoconcepto y la identidad real, pudiendo dar como resultado una máscara que la persona lleva puesta en su día a día frente al mundo, denominado complejo de superioridad, que se refiere al comportamiento de una persona que puede parecer narcisista o exagerada. En este artículo de Psicología-Online te mostramos las características del complejo de superioridad.

¿Qué es el complejo de superioridad?

El término ha sido acuñado por Alfred Adler para referirse a un mecanismo psicológico de defensa en el cual los sentimientos de superioridad de una persona ocultan sus verdaderos sentimientos de inferioridad. en este otro artículo te descubrimos los síntomas y el tratamiento del complejo de superioridad.

Según Adler, cada uno de nosotros puede sentirse inferior en algún momento de su vida, siendo esto algo normal y bueno, ya que este autor entiende el sentimiento de inferioridad como una motivación para alcanzar los objetivos que nos planteamos a lo largo de nuestra vida. Pero en ocasiones, las personas se ven sobrepasadas por los objetivos que han establecido y terminan en uno de los dos extremos, falta de autoestima (complejo de inferioridad) o una exageración de esta (complejo de superioridad).

Cuando esto se manifiesta en el comportamiento de la persona, puede dar lugar a un trastorno de personalidad complejo de Superioridad, trastorno narcisista o la megalomanía. Las personas con este complejo tienden a confundir sus ideales personales con su autoconcepto, es decir, confunden lo que quieren ser con lo que creen ser. No es el simple acto de comportarse como si fuera mejor que todos, sino que creen ser los mejores.

Adler considera que los sentimientos de inferioridad y superioridad son dos caras de la misma moneda. Si la persona tiene complejo de superioridad es probable que haya un sentimiento de inferioridad subyacente que hace que exagere su autoestima para sentirse mejor consigo mismo.

Características del complejo de superioridad - ¿Qué es el complejo de superioridad?

Características del complejo de superioridad

Hay una serie de características que nos pueden indicar que una persona presenta complejo de superioridad:

Exageración de los síntomas

Cuando la persona se encuentra mal o está mala tiende a exagerarlo para sentirse más importante. Por ejemplo, tienden a magnificar el dolor para ganar más atención, simpatía y cuidado.

Excusas

La persona echa la culpa de sus fallos, fracasos o déficits a otras personas o factores externos para justificarse. También pueden quitarle importancia al fracaso, tratando de mostrar que no es importante.

Agresividad

Aquellas personas con complejo de superioridad necesitan ser vistas por los demás de la misma forma en que se perciben a sí mismas. A veces fuerzan que esto se produzca de forma violenta, hiriente, grosera, con desprecio…

Distanciamiento

La persona con complejo de superioridad ignora el problema que subyace a la baja autoestima. Prefiere tomar distancia y formar una imagen que se ajuste a lo que quiere mostrar o a lo que le gustaría ser.

Ansiedad

Personas con este complejo suelen tener frecuentemente altos niveles de ansiedad. Niveles que se ven aumentados a largo plazo debido a la lucha que generan al formar una imagen “deseada” frente a la “real”, ya que hay un desequilibrio entre la verdadera identidad y la imagen proyectada.

Negación

Viven en una negación de sus batallas mentales y limitan su vida para que esa negación no corra peligro y pueda sostenerse.

Excesivo autocontrol

Son personas que presentan un control extremo sobre sus comportamientos y emociones para evitar mostrar su verdadera identidad a otros.

Idoneidad arbitraria

Siempre sostienen “Estoy en lo cierto y estás equivocado”. No están abiertos a opiniones diferentes a las suyas y descartan a aquellos que no van en su línea.

Escepticismo y simulación de confusión

Cuando se comentan sus fallos o sus pocas habilidades en un tema, tienden a volverse ambiguos y fingen confusión para así evitar sentir vergüenza.

Racionalización

Intentan racionalizar sus acciones. Si fracasan en algo se convencen a sí mismos de que el objetivo nunca fue importante o de que el resultado negativo tiene aspectos positivos a destacar.

Cambios de humor

Como producto de esa lucha constante llena de contradicciones suelen tener cambios de humor bruscos.

Algunos consejos para controlar el complejo de superioridad

El complejo de superioridad puede interferir en la vida de la persona haciendo que sus amistades se alejen de ella, pero nunca reconocerá que su actitud es la causa. Algunos consejos que pueden ayudar a controlar los sentimientos de superioridad son:

  • No dar tanta importancia a la imagen: a la mayoría de las personas nos gusta sentirnos queridos, admirados o apreciados, pero lo más importante es cómo nos sentimos con nosotros mismos. Aunque aceptemos halagos, no debemos permitir que esto alimente nuestra autoestima en exceso.
  • Estar abierto a escuchar: es muy importante darse cuenta que una opinión es sólo eso y que existen diferentes puntos de vista, los cuales hay que aceptar. Cada persona tiene derecho a tener su propia opinión. Es esencial dejar a los otros que expresen sus opiniones sin menospreciarlas por el hecho de que sean diferentes a las propias.
  • Aceptar que cada uno de nosotros tiene puntos fuertes y débiles: todos tenemos cualidades muy buenas y podemos sentirnos orgullosos de ellas, pero no debemos olvidar que no somos los únicos, hay más gente con buenas cualidades. Además, debemos aceptar que todos poseemos también puntos débiles, es algo normal y la humildad es esencial.
Características del complejo de superioridad - Algunos consejos para controlar el complejo de superioridad

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Características del complejo de superioridad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Características del complejo de superioridad

¿Qué te ha parecido el artículo?

Características del complejo de superioridad
1 de 3
Características del complejo de superioridad

Volver arriba