Compartir

Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento

 
Por Marissa Glover. 15 marzo 2018
Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento

¿Has conocido alguna vez a una persona con actitud prepotente y que pareciera que quiere transmitir con su actitud una elevada falsa seguridad? Así como hay personas que tienen una actitud totalmente contraria y que se sienten inferiores, también están las que hacen todo lo posible por llamar la atención y mostrar una actitud “segura” queriendo mostrarse siempre superior a los demás. El complejo de superioridad es un mecanismo de defensa inconsciente en el cual las personas que lo sufren tratan de ocultar sus sentimientos de inferioridad adoptando una actitud de arrogancia y prepotencia. Este tipo de personas tratan a los demás como si fueran inferiores a ellos continuamente para demostrarles y, sobre todo, para demostrarse a sí mismos que son muy seguros y que tienen una gran autoconfianza cuando en realidad es todo lo contrario.

En este artículo de Psicología-Online sobre complejo de superioridad: síntomas y tratamiento, vamos a conocer con detalle algo más acerca de este complejo, así como cuáles son sus causas, síntomas más comunes y qué tratamiento deben de seguir las personas que lo padecen para superarlo.

Síntomas y rasgos del complejo de superioridad

Algunos síntomas o características que tienen en común las personas con complejo de superioridad son las siguientes:

  • Actúan de forma arrogante y prepotente, hablando mal a otras y tratándolas como si fueran menos que ellas.
  • En ocasiones, pueden llegar a tener actitudes agresivas.
  • Suelen hablar a los demás en tono de burla e ironía.
  • Hacen alarde de todo lo que tienen. Por ejemplo, en el tema económico si les va bien, suelen andar hablando de eso e incluso inventar que tienen más.
  • Suelen presumir de sus habilidades para hacer alguna o muchas cosas y/o de su inteligencia exagerándola.
  • Piensan que todo el mundo los critica y que tienen celos y envidia de ellos.
  • Son demasiado orgullosos.
  • Pretenden siempre juzgar e imponer sus propias reglas y/o puntos de vista a los demás.
  • Les cuesta mucho aceptar sus errores y/o pedir perdón.
  • Quieren siempre llamar la atención y buscan constantemente la admiración y el reconocimiento de los demás.
  • Suelen quejarse siempre de todo, ya que nada les parece bien.
Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento - Síntomas y rasgos del complejo de superioridad

Complejo de superioridad: causas

En realidad, detrás de un complejo de superioridad existe un marcado complejo de inferioridad que se pretende esconder a toda costa. Las personas que se sienten superiores a los demás en realidad están tratando de protegerse de todos, digamos que tratan de defenderse irracionalmente y tratan de ser ellos los primeros en atacar para que no se metan con ellos.

Existen diversas causas por las cuales una persona puede llegar a desarrollar un complejo de superioridad, entre ellas está el haber sido humillado y criticado desde la infancia, en donde a la persona no le enseñaron a hacer frente a esta situación de manera asertiva y tampoco adoptó una postura de sumisión, sino por el contrario adoptó otra postura igualmente disfuncional, como es una actitud de superioridad para defenderse.

Otra posible causa es que este mismo complejo haya sido transmitido de padres a hijos, el hijo aprende a adoptar los mismos comportamientos del padre y, en este caso, también adoptó este tipo de mecanismo de defensa.

Las personas que tienen complejo de superioridad realmente tienen un enorme problema de autoestima y confianza en sí mismos, probablemente, han sido rechazadas constantemente a causa de su personalidad, características físicas, entre otras cosas, por las personas más cercanas a ellas y, por lo tanto, comenzaron a tomar una actitud de desprecio y resentimiento hacia los demás, mostrándose grandiosas y seguras.

Tratamiento para superar el complejo de superioridad

Realmente, es muy difícil que las personas que padecen de este tipo de complejo, lo acepten y estén dispuestas a recibir ayuda para superarlo, ya que como se mencionó anteriormente, ellas siempre creen tener la razón, son muy orgullosas y no son capaces de ver sus propias debilidades y defectos.

Cuando una persona con complejo de inferioridad pide ayuda es porque realmente lo está pasando bastante mal, ya sea porque gracias a su actitud tiene muchos problemas con los demás o porque, simplemente, en el fondo se siente demasiado inferior y se siente agotada de estar fingiendo todo el tiempo ante los demás estar sintiendo otra cosa.

El tratamiento psicológico para superar el complejo de superioridad está encaminado a que la persona reconozca que el tipo de actitudes que está tomando son provocadas por lo mal que se siente consigo misma y el evidente complejo de inferioridad que existe detrás. Se trata de que la persona se dé cuenta de lo valiosa que es sin que le dé tanta importancia a los factores internos o externos que le rodean. También se le enseña a modificar esas conductas disfuncionales que únicamente le han traído más problemas y a saber que a pesar de no adoptar ese tipo de conductas, es una persona valiosa, no es necesario que tenga que estarlo demostrando.

Se trabaja también en el aumento de su autoestima para que deje de tener la necesidad de ser arrogante y/o agresivo con los demás o consigo mismo.

Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento - Tratamiento para superar el complejo de superioridad

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento
1 de 3
Complejo de superioridad: síntomas y tratamiento

Volver arriba