Compartir

Por qué tengo tantos complejos

 
Por Maite Nicuesa. 23 febrero 2018
Por qué tengo tantos complejos

Los complejos pueden ser físicos o emocionales. Quien los sufre, encuentra en esos detalles un freno en su forma de relacionarse con los demás. Sencillamente, porque el modo en el que alguien se percibe a sí mismo, también influye en su nivel de autoconfianza en sus vínculos con los demás. Cuando una persona encadena una lista numerosa de complejos, está evidenciando un claro diagnóstico de baja autoestima.

Sencillamente, porque se observa a sí misma en términos negativos mostrando una falta de objetividad al descartar el protagonismo de otras virtudes y cualidades significativas. "¿Por qué tengo tantos complejos?", si esta es la pregunta que te haces de forma recurrente, en Psicología-Online te ayudamos a encontrar las respuestas.

También te puede interesar: Tengo complejo de gorda: qué hago

Principales causas de los complejos

  • Búsqueda de una perfección que no existe. En una era tan visual como Instagram donde tantas personas parecen mostrar una felicidad constante, otras personas experimentan la frustración de no vivir en esa nube de color de rosa. No te dejes engañar por el espejismo de esos mensajes de felicidad crónica. La vida, no mide en una fotografía retocada con filtros.
  • Mensajes sociales. Formas parte de un entorno social y cultural. Por tanto, recibes estímulos constantemente. Muchos de ellos en relación con la existencia de un único modelo de belleza y la búsqueda de una juventud eterna.
  • Juicios externos. Si en algún momento has recibido comentarios o has vivido situaciones en las que te has sentido juzgado por tu aspecto físico, entonces, esos mensajes pueden haber dañado tu autoestima.
  • Autoexigencia constante. Aquellas personas que son excesivamente perfeccionistas lo son, en todos los ámbitos de su vida. Es decir, empezando consigo mismas.
  • Búsqueda de la aprobación externa como una forma de reafirmación en uno mismo. Cada persona debe tener su centro vital en sí misma. Por esta razón, ante la búsqueda de aprobación constante, la persona se torna dependiente de la opinión ajena.
  • Baja autoestima. Motivo por el que te cuesta creer los elogios que te dedican otras personas. Es decir, tomas como verdadera cualquier crítica negativa, sin embargo, descartas de inmediato la sinceridad de quien te ha expresado una palabras bonitas.
  • Envidia. Este es uno de los sentimientos que más inseguridades propicia a quien vive con tristeza la alegría ajena.

En este otro artículo te descubrimos qué hacer si tienes complejo de gorda ya que es uno de los complejos físicos más abundantes en nuestra sociedad. Otro también muy habitual es el complejo de inferioridad.

Por qué tengo tantos complejos - Principales causas de los complejos

7 consejos para superar los complejos

  1. Marca distancia respecto de aquellas personas que son una influencia negativa para ti. Por ejemplo, personas que te hieren con opiniones que en realidad no has pedido.
  2. Ayuda psicológica. Si sufres muchos complejos, una terapia puede ser una herramienta positiva para identificar cuál es la raíz de este diagnóstico emocional.
  3. La belleza es subjetiva. Allí donde tú observas un defecto, otra persona puede observar una virtud. Por tanto, no des tanta dimensión a tus complejos. Aprende a mirarte a ti mismo a través de los ojos de una persona que te quiere de forma incondicional. Tus padres, por ejemplo.
  4. Realiza este sencillo ejercicio de crecimiento personal. Pide la colaboración de cinco personas de tu entorno. El ejercicio consiste en pedir a esas personas que te escriban una breve carta enumerando las virtudes, las cualidades positivas y los rasgos que aprecian en ti. Cuando leas esas cartas, tomarás conciencia de la verdad que hay en tu ser.
  5. Observa fotografías de otras etapas de tu vida. Por ejemplo, observa tus primeras imágenes de bebé. Conecta con la verdad de aquel momento en el que irradiabas la felicidad propia de un recién nacido, ajeno a cualquier sufrimiento adulto. Intenta conectar con ese estado de ánimo.
  6. Acepta los cumplidos dando las gracias. Por ejemplo, cuando alguien te diga que le gusta como te queda tu nuevo corte de pelo, simplemente, agradece ese gesto. Aprende a recibir esos comentarios de forma asertiva.
  7. Lo importante es estar vivo. Cuando tomas conciencia de que la vida es lo verdaderamente significativo, los complejos adquieren una dimensión diferente. Séneca afirma: "No es que tengamos poco tiempo, es que perdemos mucho". Y los complejos son una forma de perder el tiempo en un fin poco constructivo.

Sé amable contigo mismo

Intenta poner en práctica esta filosofía de vida, intenta tratarte a ti mismo tan bien como a tu mejor amigo. De este modo, aprendes a mirarte en el espejo con una sonrisa interior. Los complejos te hacen sufrir cuando los observas como un problema. Cambia tu actitud y adopta una mentalidad de aprendizaje constante ante la vida. Este aprendizaje es el que propicia tu propia evolución. Aquí te descubrimos algunos consejos para que aprendas a sentirte mejor contigo mismo.

¿Por qué tengo tantos complejos? Después de lo dicho en este artículo, es muy posible que hayas encontrado tu propia respuesta. Recuerda el mensaje del clásico cuento de El Patito Feo escrito por Hans Christian Andersen: cada ser humano tiene su propia belleza.

Por qué tengo tantos complejos - Sé amable contigo mismo

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué tengo tantos complejos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Por qué tengo tantos complejos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué tengo tantos complejos
1 de 3
Por qué tengo tantos complejos

Volver arriba