Compartir

Cómo dejar el orgullo en una relación

Cómo dejar el orgullo en una relación

Cuando nos enfadamos con nuestras parejas, es normal que aparezca un poco de orgullo. Pero tenemos que saber lidiar con él porque, aposentarnos en la razón absoluta, lo único que hará será alejarnos de la comprensión y de la comunicación con la otra persona. En una relación tenemos que intentar dejar el orgullo en un segundo plano para procurar que el respeto fluya entre ambos. Sin embargo, no siempre es fácil controlar ese sentimiento y, muchas veces, podemos vivir una auténtica lucha interna al procurar intentar calmar esta emoción. En Psicología-Online vamos a descubrite cómo dejar el orgullo en una relación dándote algunos buenos consejos que pueden ayudarte a relajar tus nervios.

También te puede interesar: Cómo dejar de ser inseguro en una relación

El orgullo en la pareja: las causas más comunes

El orgullo es un sentimiento que suele aparecer en los momentos en los que nos sentimos "atacados" o que sentimos que tenemos que defendernos. Por eso, es algo muy habitual que puede aparecer a causa de una discusión en la pareja ya que, en un principio, es normal que creamos que tenemos razón. Pero no nos podemos quedar en esa posición, tenemos que practicar la empatía y procurar entender qué ha vivido y experimentado la otra persona durante el conflicto.

Por tanto, es bastante normal y natural que, en un principio, aparezca el sentimiento de orgullo. Sin embargo, somos seres racionales y, por ello, debemos aprender a controlar esta emoción y comprender que no tenemos la razón universal. En una discusión los dos tenéis razón y los dos tenéis parte de culpa, por tanto, es esencial que te bajes de esa posición de "superioridad" a la que te has elevado y toques con los pies en el suelo

Pero ¿cuáles son las causas del orgullo? Lo cierto es que el origen de este sentimiento es totalmente psicológico y emocional. Las personas orgullosas suelen personas tercas y tozudas a las que les cuesta abrir la mente para entender que no todo gira en torno a ellas. Se posicionan como si tuvieran la razón absoluta y no dan un paso atrás para entender que, en esta vida, no todo es blanco o negro sino que todo se mueve entre los grises.

Algunas de las causas de orgullo son:

  • Tozudez: como hemos dicho, son personas que se quedan con una idea en la que cabeza y a las que les cuesta salir de ahí
  • Inseguridad: suelen ser personas un tanto inseguras (aunque aparenten lo contrario) y el orgullo lo usan como una arma para defenderse
  • Desequilibrio en la relación: también puede ser que haya orgullo en una relación porque la pareja viva una situación de desequilibrio. Es decir, si siempre es el chico quien mete la pata o si se han vivido situaciones a causa de uno de los miembros, lo más normal es que la persona que normalmente tenía la razón considere que siempre la seguirá teniendo. Es una relación de superioridad-inferioridad emocional que puede llegar a ser muy tóxica. Una pareja debe ser una relación entre iguales, de lo contrario, nunca terminará de salir bien
  • Complejo de superioridad: también puede darse el caso de que una persona sea muy orgullosa en una relación porque en la mayor parte de su vida se siente superior al resto. Entonces, desde esa posición "elevada" valora y actúa según su único criterio

En el caso de que sea tu pareja quién adopte esta actitud tan orgullosa, te recomendamos leer este otro artículo en el que te contamos cómo tratar a una persona orgullosa.

Cómo dejar el orgullo en una relación - El orgullo en la pareja: las causas más comunes

Cómo terminar con el orgullo: 4 consejos

Una vez ya conocemos las causas, es importante saber cómo dejar el orgullo en una relación. Es esencial intentar rebajar la intensidad de esta emoción si queremos disfrutar de una pareja de igual a igual y vivir una relación equilibrada y sana. El orgullo tan solo llevará a que siempre sea alguien quien termine rebajándose y, por tanto, creará una desigualdad muy peligrosa e injusta.

Por ello, para poder dejar el orgullo en una relación te recomendamos que hagas caso a estos consejos que a continuación te indicamos.

La importancia de la comunicación para evitar el orgullo

Uno de los principales problemas que causan el orgullo es que la persona orgullosa no empatiza con su pareja. Es decir, considera que tiene la verdad absoluta y, por tanto, ni siquiera se plantea qué es lo que le puede pasar a la otra persona y por qué ha reaccionado de este modo. Esto puede ocasionar una fuerte discusión porque el otro miembro puede sentirse ninguneado.

Por ello, para poder dejar el orgullo es esencial que se fomente la comunicación entre la pareja. Es decir, está claro que tú tienes tus razones y que, por supuesto, las entiendes perfectamente. Pero el otro también tiene algo que decir y, por ello, debes escucharle. Así pues, cuando estéis un poco más relajados, sentaros los dos y tened una conversación activa y resolutiva. En este otro artículo te descubrimos cómo aprender a discutir en pareja con consejos y recomendaciones que te pueden ayudar a controlar tu mal genio.

Resolver el conflicto

Como ya hemos indicado, una de las causas por las que una persona puede posicionarse en la "cima" de la razón es porque esa situación ya se haya dado en varias ocasiones y nunca se haya resuelto. Es importante que veamos las discusiones de pareja como una oportunidad para mejorar nuestra relación y avanzar. Estáis conociéndoos de forma mucho más profunda y pueden haber momentos de desacuerdos. No pasa nada. No se acaba el mundo.

Pero lo que sí que debéis evitar es siempre estar discutiendo sobre lo mismo. Las discusiones tienen que tener un objetivo claro: resolver el problema. Por ello, debe haber un compromiso por parte de los dos que abogue para poder disfrutar de una convivencia mucho más próspera y positiva para ambos.

La relajación es básica para dejar el orgullo

Si quieres dejar el orgullo en una relación es importante que no actúes en caliente. Como hemos dicho, ante cualquier disputa es natural que nos aparezca un impulso de defensa y de orgullo. Sin embargo, no debemos dejarnos llevar por estas emociones sino que tenemos que actuar de forma racional y clara.

En este sentido, es normal que al principio te cueste mantener la mente fría. Por ello, puedes pedirle 5 minutos a tu pareja, dar un paseo y despejar la mente. Con una actitud más relajada y calmada, podrás afrontar la situación y dejar aparcado el orgullo.

Empatizar, la clave para dejar de ser orgulloso

Y, por supuesto, la causa más habitual de que haya orgullo es que no nos ponemos en la posición de nuestra pareja. Nos quedamos únicamente con nuestra verdad y no entendemos que, la otra parte, también vive y siente las cosas de otra manera. Es importante dejar a un lado nuestro ego para intentar comprender cómo se ha sentido la otra persona en esta discusión.

Por ello, te recomendamos que en lugar de centrar tu atención en que tú tienes la razón universal, siéntate y pregúntale a tu pareja acerca de sus razones. También tendrá sus motivos que le hayan hecho actuar así, por tanto, escúchale y procura ponerte en su piel. Este paso es esencial para que tu relación en pareja sea mucho más positiva y beneficiosa para ambos.

Cómo dejar el orgullo en una relación - Cómo terminar con el orgullo: 4 consejos

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo dejar el orgullo en una relación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.

Escribir comentario sobre Cómo dejar el orgullo en una relación

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo dejar el orgullo en una relación
1 de 3
Cómo dejar el orgullo en una relación

Volver arriba