Meditación y relajación

Cómo elevar mi energía espiritual

 
Mary Dulcinia Lugo
Por Mary Dulcinia Lugo. 21 agosto 2023
Cómo elevar mi energía espiritual

¿Te sientes agotado/a y sin motivación? La energía espiritual, también conocida como energía vital, es esa fuente que nos conecta con todo lo que está a nuestro alrededor y que nos mantiene en equilibrio en cada aspecto de nuestras vidas. Si sientes que te falta esa vibración energética para seguir adelante es importante cambiar el enfoque de tus pensamientos y aprender a meditar y a reconocer tus emociones para que vuelvas a reconectar con las fuentes universales de energía.

En este artículo de Psicología-Online te explicamos cómo elevar tu energía espiritual con la ayuda de algunos consejos muy efectivos con los que lograrás dejar salir toda toda la energía que hay en ti.

Índice

  1. Cambia el enfoque de tus pensamientos
  2. Medita
  3. Desconecta de la tecnología
  4. Mejora tu alimentación
  5. Sé agradecido
  6. Descansa
  7. Transforma tus emociones
  8. Evalúa tu círculo personal
  9. Ejercítate a diario
  10. Usa los mantras

Cambia el enfoque de tus pensamientos

Como decía Albert Einstein, «todo en el universo es vibración». Por lo tanto, para que empieces a elevar tu energía espiritual es fundamental que cambies el foco de tus pensamientos para alejar los aspectos limitantes y negativos que te nublan la vitalidad y empezar a sustituirlos por pensamientos positivos, activadores de las altas vibraciones energéticas.

La salud física es muy importante, pero no olvides que la salud mental y la higiene de tus pensamientos también tienen un poder determinante que ayuda a elevar la energía espiritual. Por ello, deja a un lado tus miedos, ya que son emociones que te anclan en un estado de sosiego que te roba la energía vital. Cuando elimines esos bloqueos, comenzarás a vibrar más alto de lo que imaginas.

Medita

En la actualidad, existen innumerables investigaciones que apoyan los beneficios de meditar para elevar la energía espiritual y mejorar la salud en general. Por ejemplo, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Harvard estableció que meditar fortalece el lóbulo frontal, que es el encargado de los procesos metacognitivos, como el razonamiento, la creatividad y la positividad.

Además, la meditación promueve la liberación de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, relacionados con la felicidad y la calma. Por este motivo, es importante que trates de hacer un hueco entre tus ocupaciones diarias para dedicarle unos minutos a la meditación.

Puedes usar el proceso que más te guste, como el mindfulnes o alguna otra técnica que te llame la atención. Lo importante es que estés dispuesto/a a aclarar tu mente para alejar los patrones de pensamientos negativos que te impiden conectar con el espacio divino. En definitiva, meditar te ayudará a elevar tu energía de manera consciente.

Cómo elevar mi energía espiritual - Medita

Desconecta de la tecnología

A pesar de encontrarnos en una era digital en la que debemos usar la tecnología a nuestro favor, los dispositivos electrónicos emiten frecuencias electromagnéticas que pueden afectar el campo de energía individual. Por otro lado, estar tan habituados a la tecnología nos quita tiempo vital que podríamos dedicar a elevar el valor de nuestras propias capacidades.

Lo más recomendable es que te limites a usar estos dispositivos solo cuando sea necesario, como para trabajar, consultar información o hablar con la familia o amigos. Adoptar el hábito de apagar el móvil y la televisión antes de dormir te ayudará a ir desintoxicándote poco a poco de la exposición a «la luz azul» que afecta a tu equilibrio interior.

Mejora tu alimentación

¡Somos lo que comemos! Para elevar tu energía espiritual debes mantener una dieta equilibrada rica en frutas y verduras. Limita el consumo de carnes rojas y céntrate en una dieta que incluya pollo y pescados, que tienen excelentes niveles de fósforo, proteínas y otros minerales que mejoran tu salud en general.

Por otro lado, trata de equilibrar tus porciones para consumir un 20 % de carbohidratos, 50 % de ensaladas y verduras y un 30 % de carnes o derivados animales, aproximadamente. Además, si minimizas el consumo de grasas y azúcares, el resultado a largo plazo te va a sorprender. Y, por supuesto, hidrátate lo suficiente, por lo que debes consumir al menos dos litros de agua u ocho vasos de agua por día.

Sé agradecido

La gratitud es un valor que despierta una gran carga energética positiva. Por esta razón, las personas que expresan abiertamente su gratitud, se sienten más felices y plenas y, en consecuencia, aumentan sus niveles de energía espiritual.

Empieza por agradecer todo lo que te rodea, como el aire que respiras, tu salud o las personas que te acompañan en el viaje de la vida en los buenos y malos momentos. También puedes probar a meditar para que la energía que desprendes llene por completo tu espíritu.

Descansa

El descanso adecuado es vital para elevar tu energía espiritual. No hay nada de heroísmo en entregarte a la rutina diaria sin descansar y sin darle a tu cuerpo el reposo que necesita para recuperar su vitalidad.

Lo más recomendable es que duermas por lo menos entre siete y ocho horas diarias y que hagas breves siestas de unos 30 minutos por la tarde después de hacer la digestión. Estas prácticas actúan directamente en la plasticidad neuronal porque fomentan la relajación del sistema límbico, que es el encargado de controlar las emociones y los procesos cognitivos esenciales.

Transforma tus emociones

Permite que las emociones positivas sean las que guíen tu futuro. De igual forma que el poder de la gratitud trae abundancia a tu vida, abrazar emociones como el amor, la alegría y la paz te harán más ligero el espíritu y tu energía empezará a fluir con más fuerza.

Presta atención a tus emociones y activa la ley de atracción mediante la positividad, lo que te llevará hacia cambios positivos.

Evalúa tu círculo personal

Pasar tiempo con personas que te trasmitan positividad elevará al máximo tus niveles de energía espiritual. Tómate un tiempo para evaluar tu círculo social más cercano con el objetivo de asegurarte de que son personas que le dan valor a tu vida e intenta alejar a aquellas que te trasmitan malas energías u opaquen tu frecuencia vibratoria.

¿Estás seguro/a de que todos los que están cerca de ti son tus verdaderos amigos? ¿Después de pasar tiempo con ciertas personas, sientes alegría y tranquilidad o, por el contrario, una pesadez que no sabes cómo explicar? Estas interrogantes son esenciales para que sepas si debes o no cambiar tu círculo de amistades.

Cómo elevar mi energía espiritual - Evalúa tu círculo personal

Ejercítate a diario

Además de los innumerables beneficios que el ejercicio le dará a tu salud física, al adquirir el hábito de ejercitarte a diario te sentirás más revitalizado/a y con mayores niveles de energía. El ejercicio físico te ayudará a elevar tu energía espiritual y liberar serotonina, una hormona neurotransmisora que te mantiene activo/a, incluso horas después de ejercitar.

Puedes caminar, correr, apuntarte a un gimnasio, practicar yoga o practicar el deporte que más te guste. Lo importante es que te mantengas activo/a y que dejes atrás esas energías pesadas que te afectan durante tus actividades diarias.

Usa los mantras

Los mantras son cantos ancestrales que tienen relación directa con las vibraciones del cosmos. Se trata de sonidos proyectivos que afectan la conciencia y ayudan a relajar la mente para conectar con el aquí y el ahora. Cuando cantas o recitas mantras estás activando la energía universal a través de hondas de vibración que sirven para liberar las tensiones.

Lo ideal es que escojas tu propio mantra para que puedas vibrar en la energía correcta. Algunos de los mantras más utilizados son:

  • «Ra Ma Da Sa Mantra»
  • «Om»
  • «Om ah hum»
  • «Om tare tuttar»

También puedes elegir tu propio mantra personal, en el que invoques frases poderosas como «estoy bien», «soy energía pura» «soy luz divina» u otro mantra que te haga sentir bien y que se identifique con tus necesidades personales. En este artículo encontrarás más información sobre los Mantras: qué son, para qué sirven y ejemplos.

Cómo elevar mi energía espiritual - Usa los mantras

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elevar mi energía espiritual, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Meditación y relajación.

Bibliografía
  • Escarezo, P (1997). Espiritualidad emocionalmente sana - Día a día: Un peregrinar de cuarenta días con el Oficio Diario. Emotionally Healthy SpiritualityTolle.
  • Tolle, E. (1997). El despertar espiritual: una guía para la transformación personal. Ediciones B.
  • Tolle, E. (2001). El poder del ahora: una guía para la iluminación espiritual. Gaia Ediciones.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Cómo elevar mi energía espiritual