Compartir

Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo

 
Por Elia Tabuenca. 29 mayo 2018
Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo

La capacidad de dialogar, de intercambiar puntos de vista y de empatizar con las personas es nuestra mejor baza para solventar cualquier problema en nuestro día a día. Pero no siempre somos capaces de entablar una conversación proactiva y resolutiva, muchas veces nos dejamos llevar por la ira o el enfado haciendo que se nos nuble la mente y la razón. Pero está claro que hablando se entiende la gente, por eso, en este artículo de Psicología-Online vamos a descubrirte cómo resolver un conflicto mediante el diálogo. Aquí te damos los mejores consejos y trucos que tienes que conocer para que, a partir de ahora, cualquier problema o malentendido se pueda resolver de una forma positiva y constructiva.

También te puede interesar: ¿Por qué surgen los conflictos personales?

El diálogo en la resolución de conflictos

Para poder resolver cualquier clase de conflicto es imprescindible optar por el diálogo. De hecho, incluso nuestro refranero tiene una expresión que menciona esta capacidad resolutiva: "Hablando se entiende la gente". No hay herramienta más eficaz y constructiva que entablar una conversación serena y calmada para solventar cualquier clase de problema que haya podido surgir entre dos personas (o más).

Entonces ¿por qué nos cuesta tanto usar esta técnica cuando tenemos algún problema? Básicamente porque nos dejamos llevar por las emociones, por el enfado, por la ira o por el orgullo y, estos sentimientos, nos impiden llevar a cabo una conversación racional y civilizada con la persona con la que nos hemos enfadado. Sin embargo, resulta esencial aprender a controlar las emociones y evitar que sean dueñas de nosotros mismos. Y conseguir dialogar y respetar el turno de palabras es el principio de unas relaciones mucho más saludables y beneficiosas. En este otro artículo te damos 8 técnicas para no enfadarse tanto y que te ayudarán a controlar mejor tus ataques.

Las bases para poder resolver conflictos con el diálogo son:

  • Escucha activa: no solo se trata de expresar tu opinión sino, sobre todo, de escuchar y entender la de la otra persona
  • Respeto: tienes que respetar el punto de vista de la otra persona y no atacarlo. Él se siente así y, por tanto, tienes que escucharle y respetar sus sentimientos y pensamientos
  • Intenta entenderle: es importante que ambos intentéis comprenderos, no solo se trata de hablar y escuchar sino, sobre todo, de que haya entendimiento por las dos partes
  • La importancia de la sinceridad: si mientras habláis no sois sinceros el uno con el otro, la conversación no servirá de nada y no se resolverá la situación. No tengas miedo y expresa realmente lo que sientes

Es inevitable que, en nuestro día a día, existan conflictos. Por este motivo, en lugar de resolverlos gritando o discutiendo de forma descontrolada, tenemos que aprender a gestionarlos de un modo proactivo y positivos. Un conflicto puede ayudarnos a mejorar como personas y a que la relación también mejore.

En este otro artículo te ayudamos a que aprendas a discutir con tu pareja porque, normalmente, es en el plano de nuestra vida donde hay más conflictos.

Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo - El diálogo en la resolución de conflictos

Trucos para resolver un conflicto mediante el diálogo

Si quieres saber cómo resolver un conflicto mediante el diálogo es importante que tengas en cuenta una serie de consejos que te ayudarán a poner fin a la disputa de una forma constructiva y positiva. A continuación, te damos los trucos que tienes que tener en cuenta para poder solucionar ese problema y recuperar vuestra relación de una forma sana y óptima.

Habla y escucha: respeta el turno de palabra

En un diálogo son dos las personas que tienen que hablar e intercambiar sentimientos y puntos de vista. Muchas veces, nos abrumamos con las emociones y empezamos a "vomitar" todo lo que tenemos dentro sin tener en cuenta que delante tenemos a otra persona afectada por el mismo tema. Por tanto, no se trata de que te vacíes sino, simplemente, de que te expreses y también escuches y entiendas el otro punto de vista. Respeta el turno de palabra, deja que la otra persona se exprese y hable como necesita y, así, podréis comprenderos.

Un sitio tranquilo y relajado

El ambiente en el que tengáis la conversación tiene que ser propenso al diálogo y a la comprensión. Del mismo modo, la actitud de los dos implicados también tiene que ser la idónea para hablar y solventar el problema. Por tanto, evita soltar el tema mientras estáis cocinando o trabajando. Espérate a que estéis relajados y los dos os dispongáis a hablar y solventar el conflicto. De igual forma que dos no discuten si uno no quiere, dos personas no hacen las paces si uno no quiere.

Escoge el momento idóneo

Si quieres hablar con tu pareja, con tu hijo, con tu amigo, etcétera, es importante que escojas el momento oportuno para hacerlo. Tenemos que tener un poco de psicología y tener en cuenta que no todos los momentos son buenos para enfrentarse a un conflicto. Lo ideal es que esa persona esté relajada o, también, puedes decirle que tienes que hablar con él/ella y que decida un momento del día o de la semana para hablarlo.

Controlar el enfado

Para resolver un conflicto mediante el diálogo es importante usar la parte más racional en la conversación y dejar de lado la emocional. No debemos dejarnos llevar por el enfado, la tristeza, el llanto, etcétera, sino que tenemos que ser resolutivos y poner solución al problema. Gestionar las emociones y controlarlas es básico para que la conversación no se convierta en una discusión y empiecen a aflorar reproches. Por ello, si en algún momento de la conversación ves que te estás poniendo más nervioso de lo normal, respira hondo e intenta mantener la mente fría. El enfado no te llevará a buen puerto y lo que tenéis que hacer es resolver el problema racionalmente.

Llegar a una conclusión

Muchas veces, cuando empezamos a hablar y a expresar nuestros sentimientos, podemos encontrarnos con que, al final, terminamos hablando de todo menos de lo que realmente nos pasa. Es habitual irnos por las ramas y empezar a hablar de otras cosas relacionadas pero te recomendamos que seas muy consciente de si eso está pasando y, si es así, recuperes el rumbo de la conversación. Ahora estáis hablando por un tema en concreto y, ese tema, tenéis que solventarlo. Más adelante y en otra ocasión ya trataréis de todo lo otro que está apareciendo pero, ahora, tenéis que ser resolutivos y llegar a un pacto o a una conclusión acerca del conflicto. Solo así podemos decir que se ha resuelto completamente.

Por qué el diálogo es la mejor manera de solucionar los conflictos

Ahora que ya conoces las técnicas y consejos para poder resolver un conflicto mediante el diálogo es importante que recordemos por qué este es el mejor método para solucionar los problemas de nuestra vida. Aquí te descubrimos algunas de las razones por las que tenemos que aprender a hablar sin discutir:

  • La única herramienta para el entendimiento: muchas veces, en nuestro día a día, la comunicación puede fallar. Es posible que surjan malentendidos, que nos equivoquemos o que hagamos daño a alguien sin querer. En cualquiera de estas circunstancias, con el diálogo podéis entenderos, comprenderos y solucionar el problema que ha tenido lugar. Es el único modo que existe que nos permite entendernos mejor y aprender a respetar más a las personas que nos importan.
  • Nos ayuda a comprender mejor: al conversar de forma activa con otra persona lo que conseguimos es entender mejor el mundo en el que vivimos y a las personas que tenemos al lado. Es una herramienta esencial para conocer mejor nuestro universo y poder vivir de una forma equilibrada y estable con todo lo que nos rodea.
  • Ideal para prevenir conflictos: si hablamos y resolvemos nuestros problemas, evitamos gritos, lloros y situaciones muy desagradables. Mediante el diálogo podemos conseguir evitar hacer más grande el problema y solventarlo teniendo en cuenta los sentimientos del otro. Una forma ideal para construir relaciones más sanas, sean del tipo que sea (familia, amistades, pareja, etcétera).
  • Nos permite resolver el problema: y, evidentemente, hablando conseguimos entender el punto de vista del otro y que él también nos entienda. Partiendo de ese punto de empatía y respeto el uno por el otro, se pueden tender los acuerdos y los pactos para conseguir una convivencia mucho más óptima y que incluya a los dos involucrados.
Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo - Por qué el diálogo es la mejor manera de solucionar los conflictos

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Escribir comentario sobre Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo
1 de 3
Cómo resolver un conflicto mediante el diálogo

Volver arriba