Compartir

Cómo solucionar un conflicto en el trabajo

 
Por Maite Nicuesa. 16 marzo 2018
Cómo solucionar un conflicto en el trabajo

En el ámbito profesional existen competencias que no aparecen reflejadas en el currículum en términos de formación. Existe un motivo por el que las empresas valoran cada vez más la inteligencia emocional de los candidatos. Trabajar en equipo significa establecer puentes de relación con los demás. Los conflictos, que con tanta frecuencia son interpretados de manera negativa, son simplemente situaciones que requieren de una solución acordada. Y para ello, es importante que los candidatos adopten esta actitud de conciliación. ¿Cómo solucionar un conflicto en el trabajo? En Psicología-Online te asesoramos con estas indicaciones.

También te puede interesar: Cómo ser más asertivo en el trabajo

6 consejos para solucionar un conflicto de trabajo con un compañero

Los conflictos de trabajo con los compañeros son frecuentes en la oficina. ¿Cómo solucionarlos?

  1. Tu compañero de trabajo no tiene por qué ser tu amigo. Tener claro este principio es importante para comprender la propia naturaleza de las relaciones laborales. Es decir, si por ejemplo, no sientes una especial simpatía por esa persona, eso no debería ser obstáculo para lo importante: cumplir los objetivos profesionales.
  2. Habla con esa persona. Pero hazlo en un momento en el que podáis comentar de forma privada ese asunto que queréis resolver. No aspires a que los demás compañeros tengan que posicionarse a favor de uno o de otro. Es recomendable ser prudente y tratar el asunto con discreción. Por tanto, tampoco comentes lo ocurrido con otras personas porque esto puede contaminar el ambiente emocional.
  3. Céntrate en describir los hechos y los detalles observables en torno a ese asunto. Es decir, no centres la conversación en el plano personal de las valoraciones o actitudes. De este modo, al poner la atención en el objeto exterior de esa acción, estableces un puente hacia el entendimiento. Por tanto, diferencia entre el hecho en sí mismo y la persona para potenciar la empatía.
  4. Escucha con atención a la otra persona. Es muy posible que estés cargado de razones para pensar como piensas, pero si no amplías tu mente para atender a aquello que tu compañero tiene que decirte, entonces, no consigues salir de tu punto de vista para encontrar posibles acuerdos. Desde el punto de vista de la negociación, adopta el criterio "yo gano, tú ganas". Es decir, intenta colaborar para encontrar una solución que sea satisfactoria para ambos.
  5. Busca la mediación del líder del equipo. Existen circunstancias en las que dos personas no llegan al entendimiento por sus propios medios. En ese caso, es recomendable compartir el hecho con el responsable del equipo para que, desde su posición, pueda realizar una labor de mediación objetiva. Se deben tomar las decisiones en el contexto del equipo porque un conflicto no resuelto entre dos compañeros puede afectar de manera negativa a nivel general.
  6. Mentalidad práctica. Piensa que, sencillamente, eres más feliz cuando acudes a trabajar teniendo una relación cordial con tus compañeros, que cuando no pasas página de un asunto determinado. En la mayoría de las ocasiones, los conflictos laborales entre compañeros aumentan no tanto por la naturaleza objetiva del asunto, sino por la propia actitud de una o ambas partes. Por tanto, soluciona este asunto pendiente.

Algunas personas tienen el pensamiento de cambiar de puesto de trabajo cuando afrontan distintos conflictos. Sin embargo, en ese caso, el cambio de puesto no es una solución sino una huida. ¿Qué ocurre entonces? Que la persona no adquiere lo recursos necesarios para afrontar esas situaciones y volverá a encontrarse con hechos similares en su nuevo destino.

En este otro artículo te damos algunos consejos para que aprendas a tratar con personas tóxicas en el trabajo.

Cómo solucionar un conflicto en el trabajo - 6 consejos para solucionar un conflicto de trabajo con un compañero

Cómo mejorar la comunicación para solucionar los conflictos de trabajo

El diálogo es el mejor recurso de entendimiento para solucionar un tema pendiente. ¿Cómo fomentar el diálogo para afrontar un conflicto laboral?

  • Cuida tu expresión: el riesgo de un conflicto es que tu propio discurso adquiera un tono de carácter negativo a partir de quejas o reproches. Es importante que cuides tus palabras para intentar describir la realidad de manera constructiva. En este otro artículo te contamos cómo ser más asertivo en el trabajo.
  • Cuida tu tono de voz. No solo es importante aquello que expresas de forma verbal, sino también, cómo lo dices. Tu tono de voz es muy significativo, especialmente, en un momento de desacuerdo profesional. Intenta que tu tono no proyecte un mensaje de enfado. Respira profundamente para calmarte antes de afrontar la conversación e intenta planificar la charla en relación con aquello que tú quieres exponer.
  • Intenta conocer las razones de la otra persona. La empatía verdadera no reside en tratar a los demás como te gustaría que te traten a ti, sino en tener la capacidad de comprender al otro como distinto a ti. Por esta razón, haz preguntas abiertas, aquellas cuya respuesta propicia una reflexión que va más allá de un mero monosílabo. A través de esta búsqueda de información respetuosa, podrás conocer mejor el punto de vista de la otra persona y, también sus razones.
  • Piensa en el marco del "nosotros". Si tienes un conflicto de trabajo, este asunto puede volverse interminable si cada uno se posiciona en el plano de la individualidad. Por esta razón, utiliza expresiones que comienzan con la palabra nosotros. Es importante para destacar la esencia del equipo frente al yo.
  • Cuida el lenguaje corporal. Por ejemplo, evita gesticular en exceso porque esto produce una sensación de ruido en el mensaje expresado. Del mismo modo, busca el contacto visual con el interlocutor porque esto propicia una sensación de cercanía, confianza y búsqueda de entendimiento.

¿Cómo solucionar un conflicto en el trabajo? Actualmente, muchos centros de formación imparten cursos de inteligencia emocional orientados al ámbito profesional. Un taller sobre gestión de conflictos puede darte la oportunidad de adquirir nuevas habilidades y recursos a partir de la formación práctica.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo solucionar un conflicto en el trabajo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Coaching.

Escribir comentario sobre Cómo solucionar un conflicto en el trabajo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo solucionar un conflicto en el trabajo
1 de 2
Cómo solucionar un conflicto en el trabajo

Volver arriba