Compartir

Cómo superar el síndrome del nido vacío

Cómo superar el síndrome del nido vacío

Cuando los hijos deciden independizarse y abandonar definitivamente el hogar familiar, los padres pueden llegar a experimentar una serie de pensamientos y sentimientos negativos profundos y prolongados ante este hecho, como tristeza, irritabilidad, soledad, incertidumbre, ganas frecuentes de llorar, etc. Este es un padecimiento que se conoce como el síndrome del nido vacío y que suele ocurrir cuando los padres sienten que su día a día va a cambiar radicalmente por la marcha de su hijo, experimentando una sensación de pérdida o incluso de abandono. Es importante gestionar este tipo de emociones desde un inicio para evitar que puedan derivar en un cuadro depresivo y para poder afrontar la nueva situación familiar cuanto antes y de la mejor manera posible. En este artículo de Psicología-Online, vamos a mostrar con detalle cómo superar el síndrome del nido vacío y cuándo será necesario acudir a terapia psicológica.

También te puede interesar: Cómo superar el síndrome de Peter Pan

Síndrome del nido vacío: síntomas

El llamado síndrome del nido vacío hace referencia a un conjunto de pensamientos y sentimientos negativos que se presentan en los padres cuando estos se enfrentan a la situación de que sus hijos marchan de casa de manera definitiva. Algunos de los sentimientos negativos que pueden aflorar en los padres son la tristeza, la soledad, la nostalgia, la ansiedad, la incertidumbre, la irritabilidad, la pérdida de sentido de la vida, entre otros que veremos con más detalle a continuación.

Por lo general, experimentar este tipo de sentimientos cuando un hijo se marcha de casa es algo normal y una situación pasajera, no obstante, el problema ocurre cuando dichos pensamientos se cronifican y se prolongan en el tiempo, no logrando adaptarse a la actual situación familiar. Por ello, es importante que cuando un hijo decide irse de casa e independizarse definitivamente, sepamos aceptar su decisión y adaptarnos a esa nueva situación entendiendo que esta es una nueva etapa en nuestra vida que debemos iniciar y mantener de la mejor forma posible.

Por el contrario, cuando los padres no asumen la independencia de sus hijos o sufren este cambio como una pérdida o un abandono, es cuando pueden desarrollar el denominado síndrome del nido vacío, y ante la combinación de soledad y tristeza profunda que se puede llegar a experimentar, es fundamental actuar con rapidez y poner en práctica una serie de medidas que ayuden a superar la situación y a prevenir que estos síntomas acaben derivando en un cuadro depresivo con el paso del tiempo.

Veamos a continuación cuáles son los síntomas del síndrome del nido vacío más frecuentes que pueden ayudar a identificar y diagnosticar dicho padecimiento:

  • Tristeza.
  • Soledad y sensación de vacío.
  • Sentir que la vida carece de sentido.
  • Aburrimiento y no encontrar nada que hace ni en qué ocupar el tiempo libre.
  • Bajo estado de ánimo.
  • Melancolía o nostalgia.
  • Ganas de llorar frecuentes o llanto durante largos periodos de tiempo.
  • Irritabilidad.
  • Sentir que no se va a ser tan feliz como cuando los hijos vivían en casa.
  • Trastornos del sueño.
  • Quejas somáticas.

Es importante señalar que para que podamos hablar de síndrome del nido vacío, los síntomas anteriores deben aparecer los días posteriores que el hijo se vaya del hogar y no estar relacionados con el padecimiento de algún otro tipo de problema emocional, como podría ser el caso de un trastorno del estado de ánimo.

Cómo superar el síndrome del nido vacío - Síndrome del nido vacío: síntomas

Quién es más propenso a sufrir el síndrome del nido vacío

Generalmente, a pesar de que el síndrome del nido vacío puede presentarse en ambos sexos, es mucho más frecuente en mujeres que en hombres. Esto puede ser debido a que de forma tradicional son las mujeres quienes han tenido ese rol de criar a los hijos y cuidar a la familia en casa. En consecuencia, el hecho de volcarse totalmente en los hijos puede llevarles a experimentar esa profunda sensación de soledad, abandono o tristeza cuando sus hijos se marchan de casa definitivamente. Además de esto, se ha señalado que la mayor incidencia de este síndrome en mujeres que en hombres también podría estar relacionado con que el episodio de emancipación de los hijos coincide en muchas ocasiones con la etapa de la menopausia, un momento en el que la mujer experimenta importante cambios emocionales y físicos.

A pesar de lo anterior, en la actualidad, las funciones de hombres y mujeres en el cuidado de los hijos tienden a igualarse, motivo por el que este síndrome se observa cada vez en más hombres y no hay una diferencia tan importante con respecto al sexo femenino.

Cómo superar el síndrome del nido vacío - soluciones

Algunos consejos que pueden ayudar a superar la angustia del nido vacío y la marcha de un hijo del hogar son los que enumeramos a continuación:

  • Analiza la situación actual y refuerza lo positivo: en primer lugar, toma conciencia de cómo te sientes y no te asustes por las sensaciones que te genera esta nueva situación familiar. Es normal que en un inicio te sientas triste, pero en lugar de enfocarte en lo negativo de este hecho, trata de buscar los puntos positivos y piensa, sobre todo, en que es una decisión tomada por tu hijo, con la que él será feliz y estará bien, por lo que tú también debes de serlo y alegrarte por él.
  • Tu función como padre o madre continúa: el hecho de que tu hijo se marche de casa y sea totalmente independiente, no quiere decir que vayas a perder el contacto con él o que ya no vayas a poder ejercer tu rol de padre o madre. En esta nueva etapa, puedes buscar nuevas formas de satisfacer las necesidades de tus hijos en su nueva vida independiente y mantener un contacto continuo que te permita seguir sintiéndolos cerca de ti.
  • Exterioriza tus sentimientos: tanto para superar el síndrome del nido vacío como otro cualquier problema, siempre es importante expresar lo que sentimos y hablar con otras personas de lo que nos preocupa. Desahógate con tu pareja o con las personas de tu entorno con las que tengas confianza, ya que ellos pueden ayudarte, y mucho, a afrontar esta situación.
  • Aprovecha el momento para hacer lo que te gusta: en muchas ocasiones, las ocupaciones, el cuidado de la familia y las exigencias diarias no nos dejan tiempo para hacer aquellas actividades que realmente nos agradan y nos resultan placenteras. Ahora puede ser el momento perfecto para retomar esas actividades que tanto te gustan y dedicarte tiempo a ti mismo/a. Esto te ayudará mantener la mente ocupada evitando que los sentimientos de soledad y tristeza afloren tan fácilmente.
  • Céntrate en tu relación de pareja: también puede ser un buen momento para mejorar la comunicación con tu pareja, encontrar apoyo en ella, hacer más cosas juntos y disfrutar de estos nuevos momentos de intimidad en el hogar. En el siguiente artículo, puedes ver algunos consejos para ser feliz con tu pareja.
  • Visita a tus hijos cuando tengas la necesidad de verlos, pero siempre fijando esos encuentros con ellos previamente para evitar no invadir su espacio e intimidad en exceso o provocar que puedan sentirse incómodos. También es bueno organizar encuentros familiares de manera periódica para que toda la familia se reúna y se reencuentre de vez en cuando.
  • La relación con tus hijos puede mejorar: inevitablemente, la convivencia siempre genera algunos conflictos familiares o discrepancias, por ello, es posible que la relación y comunicación con tus hijos mejore ahora que hay cierta distancia de por medio y que cada uno dispone de su propio hogar.
Cómo superar el síndrome del nido vacío - Cómo superar el síndrome del nido vacío - soluciones

Busca ayuda psicológica

Si una vez que ya sabes qué hacer cuando tienes el síndrome del nido vacío, los síntomas que hemos descrito anteriormente no desaparecen con el tiempo o se presentan de una forma tan intensa que incluso llegan a tener una incidencia significativa en tu vida, seré el momento de buscar ayuda profesional y acudir a un psicólogo para iniciar la terapia adecuada.

De esta manera, también se consigue prevenir o tratar adecuadamente trastornos de ansiedad o del estado de ánimo que puedan surgir en consecuencia a no poder superar el síndrome del nido vacío.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar el síndrome del nido vacío, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Cómo superar el síndrome del nido vacío

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Ana de la Cruz
Hola.. me siento muy sola siempre estuve acompañada 37 años casada hace 2 años y medio falleció mi marido, tengo dos hijos uno casado (36) con dos niños y otro soltero que hace aproximadamente un mes se fue con una chica que en su adolescencia fueron novios se reencontraron ella separada y mi hijo soltero (34) como dije me siento muy sola y buscando en web. encontré esta pagina la que me pareció interesante... lloro casi todas las noches extraño mucho a mi esposo. Tuve un hermoso matrimonio un hombre que me amo mas que mis propios padres un hombre muy bueno humilde y sabio, me ayudo mucho salí de una flia. violenta mi madre violenta psicológica, social y un padre ausente por su trabajo... No se como seguir. tengo dos hermanas solo me hablo con una. Nos vemos muy poco. no supe cosechar amistades. Si hay algún concejo se los voy a agradecer. Por youtube escucho conferencias de Pilar Sordo, Gabriel Rolon, Jorge Bukay. En momento creo que tengo todo claro y momentos que estoy triste llorona, mas a la noche me cuesta conciliar el sueño a pesar que tomo un relajante para poder descansar.

Cómo superar el síndrome del nido vacío
1 de 3
Cómo superar el síndrome del nido vacío

Volver arriba