Compartir

Comprensión de Oraciones - Componentes del Procesamiento

Comprensión de Oraciones - Componentes del Procesamiento

Por muy amplio y sofisticado que sea nuestro conocimiento léxico y por muy rápidos y eficaces los procesos o estrategias que empleamos en recuperar el significado de las palabras, todo ello sería de escasa utilidad si no tuviéramos al mismo tiempo la capacidad de organizar o combinar los significados léxicos individuales en unidades más complejas como las oraciones, y de analizar e interpretar estas unidades complejas de significado mediante las cuales representamos transmitimos hechos e intenciones comunicativas a nuestros interlocutores. El acceso al significado de las palabras que integran estas oraciones es condición necesaria, aunque no suficiente para comprender su significado.

Introducción a la Comprensión de Oraciones

Se trata de elaborar una representación mental del contenido proposicional de los mensajes, entendiendo por ello una representación que especifique los predicados, o sea, las acciones, sucesos o relaciones descritos por la oración y los argumentos o papeles que desempeñan los conceptos o entidades que participan en tales acciones o sucesos.

Para comprender una oración es necesario emplear conocimientos y estrategias que van más allá de la mera combinación de significados léxicos individuales con arreglo a estrategias heurísticas y restricciones conceptuales y de conocimiento mundano: es necesario analizar también la estructura de los mensajes.

Estos mecanismos son en su mayoría inconscientes y operan de forma automática y muchas veces predictiva, lo que a veces puede inducir a error: cuando el sistema de comprensión cree descubrir una expresión estructural y semánticamente completa tiende a dar por terminada e interpretada la oración. Sin embargo, al recibir el fragmento siguiente, el procesador advierte que este fragmento debe ser adjuntado a la oración en curso, por lo que se ve obligado a revisar su interpretación inicial y elaborar una nueva (Oraciones de vía muerta o garden path: ej.: A Pedro le secuestró un gángster su novia)

Resumiendo, los procesos semánticos de asignación de argumentos o papeles temáticos a las entidades de la oración mantienen una dependencia directa con respecto a los procesos de análisis de la estructura. Uno de los problemas más importantes de la comprensión de oraciones es precisamente el de determinar las relaciones que existen entre estas dos clases de proceso, o sea, el grado de autonomía o de dependencia entre ellos. Sin embargo, es necesario considerar otro tipo de demandas cognitivas no menos importantes que las anteriores que plantea la comprensión de oraciones.

El significado de los mensajes verbales no se agota en su representación semántica o contenido proposicional, sino que incluye también un componente pragmático o comunicativo relativo al intercambio de intenciones entre los interlocutores. En la medida en que la fuerza ilocutiva es un componente más del enunciado verbal, también ha de ser objeto de interpretación por parte del sujeto que comprende, y requiere por ello una explicación psicológica.

Cualquier oración se produce e interpreta en un contexto comunicativo: para entenderlas no basta con atribuirles una representación semántica de naturaleza proposicional. En ciertos casos las oraciones carecen de valor de verdad (interrogativos e imperativos) y en otros muchos difícilmente se puede interpretar su auténtico sentido (ironía, metáfora) sin tener en cuenta el contexto conversacional o interpersonal que les rodea.

En estos caso, pues, no cabe hablar tanto de la verdad o falsedad del mensaje, sino más bien de su adecuación o relevancia dentro de un contexto dado. Si bien es evidente que para entender esta clase de mensajes sigue siendo necesario derivar sus estructuras sintáctica y semántica, no lo es menos que para lograr una comprensión cabal de los mismos hay que trascender su significado literal y descubrir el sentido indirecto oculto, en definitiva el significado que interesa.

Para que la comprensión sea efectiva es necesario que hablante y oyente compartan, además de un código lingüístico común, una serie de conocimientos extralingüísticos relativos al discurso, situación y estados mentales del interlocutor. Una teoría de la comprensión del lenguaje debe abordar estos fenómenos, de lo contrario quedaría excluida la explicación de la forma en que los humanos interpretamos y producimos actos comunicativos habituales como peticiones, promesas, ruegos, compromisos, ironía, humor o metáforas, casos todos ellos de habla indirecta o pragmáticamente marcada.

Componentes del Procesamiento de Oraciones

La comprensión de oraciones se compone de dos procesos: el análisis sintáctico y la interpretación semántica. Análisis sintáctico: parsing, proceso cognitivo que consiste en asignar una estructura de constituyentes a la oración. Para ello es necesario establecer las relaciones estructurales entre las palabra y entre otros constituyentes oracionales más amplios Interpretación semántica: proceso de asignación de papeles temáticos a los constituyentes oracionales con vistas a recuperar la representación proposicional del enunciado.

Cada sintagma de la oración debe recibir un papel semántico y todos estos papeles se deben organizar en torno a un predicado que define la estructura semántica del mensaje. Altman Mientras que el análisis sintáctico consiste en la asignación de categorías gramaticales y relaciones estructurales a los constituyentes de la oración (al margen del su significado), la interpretación consiste en la integración de información suministrada por los propios constituyentes y por las dependencias estructurales que existen entre ellos en una representación interna de los sucesos descritos en la oración.

Esta distinción dista mucho de ser unánimemente aceptada por los estudiosos de la comprensión del lenguaje, ya que da a pie a defender el postulado de que el análisis sintáctico es un proceso autónomo con respecto a la interpretación semántica en la comprensión del lenguaje (y porque si se ponen de acuerdo revientan) Una condición previa para interpretar cualquier enunciado lingüístico es acceder a los significados de las piezas léxicas que lo integran. A continuación el oyente tiene que descubrir las relaciones funcionales entre esos significados léxicos, con vistas a asignar una estructura a la secuencia de palabras que forman la oración.

Por último, es necesario atribuir un significado global al enunciado, lo que supone derivar una representación mental de la misma formulada en un código de otra naturaleza. O sea, los componentes de procesamiento son:

  1. Segmentación de una representación de entrada en unidades estructurales: Tales como las cláusulas o los sintagmas, lo que supone determinar las fronteras entre dichas unidades y agrupar las palabras que pertenecen a cada unidad (o sea, partir la frase en trozos que van juntos)
  2. Asignación de papeles estructurales o etiquetas sintácticas a los constituyentes lingüísticos segmentados. Se reconoce la categoría gramatical de las piezas léxicas que constituyen núcleos de sintagmas, con vistas a establecer la identidad de estos. Esto sirve, a su vez, para identificar el papel que desempeña cada constituyente en la estructura de la oración (sintagmas nominales, verbales, adjetivales...)
  3. Establecimiento de dependencias o relaciones entre los constituyentes segmentados y etiquetados: Este proceso implica la reconstrucción de la estructura jerárquica de constituyentes sintácticos o marcador sintagmático. El marcador sintagmático refleja las relaciones estructurales entre las distintas partes de la oración, lo que indica el nivel de jerarquía en que se halla cada constituyente y las relaciones de dependencia que hay entre ellos (los análisis de oraciones de toda la vida)
  4. Acoplamiento sintáctico-semántico o búsqueda de correspondencia entre papeles sintácticos y papeles temáticos. Este proceso representa el último paso del análisis sintáctico, pues supone la transformación de la representación estructural de la oración en una representación proposicional definida en términos conceptuales. (pillar el mensaje) El debate aparece en saber hasta qué punto estos procesos influyen en los procesos más propiamente estructurales de construcción del marcador sintagmático. No está claro en qué medida la info semántica contenida en la representación conceptual del verbo de la oración puede establecer de antemano las opciones sintácticas más probables y adecuadas a las preferencias semánticas del verbo, influyendo directamente en los procesos de asignación de estructura. Este problema es análogo al suscitado en el terreno del procesamiento de palabras ambiguas cuando se discutía hasta qué punto el influjo del contexto se produce en una etapa relativamente temprana o tardía del reconocimiento léxico.
  5. Construcción de la representación proposicional de la oración. Para construir la representación proposicional de la oración resulta muchas veces necesario e inevitable recurrir a información que no está explícitamente presente en ella. Para comprender adecuadamente ciertas oraciones, y sobre todo para integrarlas correctamente en el contexto del discurso, el sujeto ha de realizar inferencias semánticas, es decir, ha de incorporar a la representación del significado de los enunciados cierta información no explícitamente mencionada en ellos.

Se plantean en consecuencia dos dificultades esenciales: en primer lugar, la de explicar de qué forma y en qué momento del procesamiento se tienen acceso a la información implícita que hipotéticamente forma parte de la representación semántica del enunciado; y en segundo lugar, la de poner un límite al número de inferencias que el procesador semántico tiene que realizar en cada momento del proceso de comprensión para evitar una inflación desmesurada de representación que sobrepase las capacidades de procesamiento del sistema.

Los procesos de comprensión descritos hasta aquí no deben entenderse como etapas independientes del procesamiento de oraciones, ni tampoco como una aplicación directa o transparente de reglas de la gramática o de la competencia lingüística del hablante. Antes bien, deben contemplarse como problemas que el procesador del lenguaje ha de resolver para obtener una representación, primero estructural y luego proposicional, del enunciado. Estas tareas se llevan a cabo por medio de estrategias o rutinas cognitivas de actuación que operan bajo restricciones de tiempo, atención y memoria, al igual que cualquier otro proceso cognitivo. Estas estrategias, por tanto, no tienen por qué ser un fiel reflejo de las reglas de la gramática, aunque naturalmente tienen que respetar las constricciones que éstas imponen.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Comprensión de Oraciones - Componentes del Procesamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología básica.

Escribir comentario sobre Comprensión de Oraciones - Componentes del Procesamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Comprensión de Oraciones - Componentes del Procesamiento
Comprensión de Oraciones - Componentes del Procesamiento
Volver arriba