Compartir

Demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento

Demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento

La demencia vascular es un trastorno degenerativo que está relacionado con la obstrucción de los vasos sanguíneos, lo que provoca una pérdida de manera progresiva de la memoria y de todas las funciones cognitivas. Este tipo de enfermedad produce la muerte de una gran cantidad de neuronas en el cerebro debido a que la persona que la padece sufre pequeños infartos cerebrales lo que provoca que los nutrientes y el oxígeno que llevan el suministro de sangre al cerebro se queden bloqueados y/o interrumpidos. Las personas que padecen demencia vascular tienen un gran deterioro de su concentración, van perdiendo poco a poco habilidades para realizar sus tareas cotidianas, pueden encontrarse apáticas, deprimidas y experimentar otra serie de síntomas propios de este tipo de trastorno.

En este artículo de Psicología-Online: demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento, vamos a explicarte con más detalle en que consiste esta enfermedad.

También te puede interesar: Demencia senil: síntomas y fases

Demencia vascular: fases

Las personas con demencia vascular atraviesan por 7 fases o etapas durante el proceso de su enfermedad. Las fases por las que atraviesan son las siguientes:

  • Fase I: Ningún declive cognitivo. La persona que se encuentra en esta fase, no experimenta ningún cambio irregular. Se encuentra sano mentalmente, no tiene pérdidas de memoria ni de algún otro tipo de habilidad cognitiva.
  • Fase II: Declive cognitivo muy leve. En esta fase los síntomas que experimenta la persona no son evidentes ya que pueden considerarse como olvidos normales que pueden estar relacionados con el envejecimiento.
  • Fase III: Declive cognitivo leve. La persona experimenta una pérdida de la memoria que se vuelve cada vez más evidente. Por ejemplo, puede empezar a tener dificultad para recordar ciertos acontecimientos o para encontrar y expresar las palabras correctas en una conversación.
  • Fase IV: declive cognitivo moderado. En esta etapa la persona comienza a experimentar muchas dificultades para concentrarse, de recordar cosas que le han dicho y/o situaciones que le han ocurrido a corto plazo y para realizar sus tareas cotidianas más complejas como por ejemplo el correcto uso y/o administración de su dinero, utilizar el transporte público, etc. En esta etapa la persona suele alejarse de amigos y familiares y optar estar solo debido a que le cuesta reconocer sus síntomas así como también el relacionarse con las personas.
  • Fase V: Declive cognitivo moderadamente severo. Los problemas de memoria y las habilidades cognitivas se han convertido en un problema más profundo y serio. La persona comienza a experimentar problemas para realizar sus actividades cotidianas como por ejemplo ducharse, vestirse, preparar la comida, etc. puede ser también que no recuerde cual es su dirección, su teléfono, etc.
  • Fase VI: Declive cognitivo severo (demencia media). Las personas que se encuentran en esta etapa son incapaces de realizar sus actividades cotidianas por lo que requieren de ayuda para llevarlas a cabo.
  • Fase VII: Declive cognitivo muy severo (demencia avanzada). En esta etapa, las personas pierden totalmente la capacidad para comunicarse. También necesitan ayuda para realizar casi todas sus actividades cotidianas como comer, ducharse, vestirse, etc. Es frecuente que también pierdan algunas habilidades psicomotoras como por ejemplo su capacidad de caminar.
Demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento - Demencia vascular: fases

Síntomas de la demencia vascular

La demencia vascular puede llegar a causar daños en diferentes partes del cerebro, por lo que los síntomas dependerán de la zona que haya sido afectada. Los síntomas dependen también de cual ha sido la causa de la enfermedad, aunque en todas las ocasiones va a afectar a la memoria. Hay que tener en cuenta que la edad de la persona, el sexo y la fase en la que se encuentre, sin embargo los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Confusión. Es muy frecuente que se encuentre confundida de todo. Por ejemplo, puede no recordar en donde están, que es lo que tienen que hacer, quienes son las personas que lo rodean, entre otras cosas.
  • Dificultad para comunicarse. Tienen muchas dificultades en el lenguaje, les cuesta expresar sus deseos y/o emociones ya que se le olvidan las palabras o sus significados, también les cuesta mucho mantener una conversación con alguien, suelen perder el hilo de la conversación con facilidad.
  • Caminar con poca confianza. Como no saben hacia donde quieren ir exactamente y no recuerdan el camino que deben de seguir, suelen caminar con desconfianza y lentamente.
  • Cambios de personalidad. La persona ya no es la misma, su personalidad, conforme avanzan las etapas de la enfermedad va cambiando de manera notoria. Una de las causas puede ser que va perdiendo el control de sí misma debido a los síntomas que va experimentando y que la van cada vez incapacitando más.
  • Incontinencia urinaria. Es muy frecuente que las personas que padecen este trastorno tengan serios problemas para controlar sus ganas de orinar (enureris adulta), por lo que pueden no darse cuenta ellas y muchos necesitan utilizar protectores para prevenir accidentes.
  • Pierden la lógica y su sentido común. Debido a la pérdida de memoria que experimentan, el olvido de las palabras y sus significados, etc. les es cada vez más difícil emitir juicios personales de acuerdo de sus valores ya que éstos van desapareciendo con el tiempo y su memoria a corto plazo está severamente afectada, por lo que olvidan en seguida lo que han dicho.
  • Dificultad para manipular objetos. Conforme avanza esta enfermedad tienen más dificultad para recordar como se deben manipular los objetos y cual es su función.

Demencia vascular: tratamiento

No existe un tratamiento farmacológico específico que haya podido demostrar su efectividad al cien por ciento ya que las lesiones en la demencia vascular son irreversibles. Sin embargo lo que si podemos hacer es prevenir que se produzca o evitar que una persona que ya lo ha sufrido lo haga nuevamente. Aunque no podemos recuperar las funciones cognitivas perdidas, podemos ayuda a evitar o retrasar la progresión de esta enfermedad. Algunos consejos para ayudar a prevenir la demencia vascular son los siguientes:

  1. Se debe de tratar de llevar un control de la tensión arterial, para ello es necesario llevar una dieta sana y bien equilibrada.
  2. Evitar el consumo de alcohol y tabaco en la medida de lo posible.
  3. Evitar la obesidad y el sobrepeso, para ello aparte de llevar una dieta sana, es aconsejable hacer ejercicio (siempre teniendo en cuenta la situación física de la persona y adaptar el ejercicio a ella).
  4. Es aconsejable que las personas diabéticas tengan siempre un control sobre sus niveles de glucemia y hemoglobina glicosilada.
  5. Seguir las recomendaciones de su médico.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Escribir comentario sobre Demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento
1 de 2
Demencia vascular: fases, síntomas y tratamiento

Volver arriba